Perú, un viaje a la cara más bella del imperio inca

La majestuosidad de su patrimonio arqueológico se une a una naturaleza sin parangón. Descubre el esplendor de sus antiguas civilizaciones

Anna Tomás
 | 
Foto: takepicsforfun / ISTOCK

Perú es el cuarto país más visitado de Sudamérica, tras Argentina, Brasil y Chile. Cusco, la antigua capital del imperio inca, cuenta con un patrimonio histórico único y de valor incalculable. A la cabeza de todos los vestigios que atesora Perú se encuentra el antiguo poblado andino de Machu Picchu. Estamos ante la perla de la corona, como bien atestigua que sea Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1983.

Machu Picchu es una de las grandes joyas de Perú
Machu Picchu es una de las grandes joyas de Perú | DoraDalton / ISTOCK

Ubicado en la cima de una montaña de 2.450 metros de altitud, permaneció en el anonimato durante muchos siglos. De hecho, uno de los eslóganes turísticos más repetidos para referirse a Machu Picchu es el de “la ciudad perdida de los incas”. Y no le falta razón. Este sitio estuvo tan oculto que ni los conquistadores españoles ni los virreyes coloniales tuvieron noticia de su existencia. Rodeado de profundos barrancos y con una sola y angosta entrada, quedó olvidado tras ser abandonado por sus habitantes por razones que aún se desconocen.

Vista de los restos incas de Macchu Pichu, en Perú
Vista de los restos incas de Macchu Pichu, en Perú | DestinoIkigai / ISTOCK

Existen dos versiones sobre su redescubrimiento. La más usual lo atribuye al norteamericano Hiram Bingham, el cual llegó al lugar el 24 de julio de 1911 guiado por el peruano Melchor Arteaga. No obstante, fuentes autorizadas aseguran que, en 1902, el sitio ya había sido hallado por el agricultor peruano Agustín Lizárraga. Sea como fuera, es uno de los rincones más maravillosos de este mundo.

La ciudad olvidada

La ciudadela de Machu Picchu está constituida por grandes bloques de piedra, sin amalgama para unirlas, dando forma a recintos, plazas, templos, mausoleos, canales de piedra, escalinatas y andenes. Es, sin duda, una obra maestra de la ingeniería y la arquitectura. Para su construcción entre dos pequeños picos, hubo que movilizar un montón de piedras para así provocar corrimientos de tierra que creasen un espacio relativamente plano.

Ruinas de la antigua ciudad de Inca de Machu Picchu en Perú
Ruinas de la antigua ciudad de Inca de Machu Picchu en Perú | RJohn97 / ISTOCK

Sorprende que, tratándose de un lugar tan turístico actualmente, apenas se encuentren carteles explicativos sobre las ruinas. Por eso es muy recomendable acudir al museo Manuel Chávez Ballón tras la visita a la ciudad perdida. Allí podrás conocer de primera mano muchas de las claves de estas ruinas, así como los motivos por los que los incas optaron por este lugar para crear su magnífica ciudadela.

Para llegar, puedes optar por el tren desde Cuzco y luego por un bus que te deja a pie del sendero que llega hasta el Santuario Histórico. Es un recorrido arduo, por lo que es importante empezar antes del amanecer. Ten también en cuenta que solo las primeras 400 personas que se inscriban pueden subir al Huayna Picchu, el pequeño pico verde con forma de cuerno que forma parte de las estribaciones orientales del macizo de Salcantay.

Así amanece en Macchu Picchu, la ciudad inca
Así amanece en Macchu Picchu, la ciudad inca | Zenobillis / ISTOCK

Para lograr unas vistas todavía más espectaculares y que pasan desapercibidas para muchos visitantes, sube hasta la cima del extremo opuesto, que por lo general se conoce como la montaña Machu Picchu. Con 500 metros de altura, es dos veces más grande que Huayna Picchu, y ofrece una panorámica espectacular de la zona que rodea las ruinas, especialmente del río Urubamba en su serpenteante recorrido.

Cusco, la capital del imperio inca

Ubicada en un valle de 3.400 metros de altitud en medio de los Andes, la antigua capital del imperio inca ofrece un abanico de abundantes mercados callejeros, iglesias barrocas y edificios coloniales.

Cuzco se ubica en un valle de 3.400 metros de altitud en medio de los Andes
Cuzco se ubica en un valle de 3.400 metros de altitud en medio de los Andes | xeni4ka / ISTOCK

Cuenta la leyenda que Manco Cápac, el primer gobernador de los incas, fundó la ciudad-estado de Qosqo en el siglo XII en lo que hoy es la Plaza de Armas, tras una revelación de Inti, el dios Sol. Así fue como este lugar se convirtió en el centro del Reino de Cusco, que posteriormente se expandió hasta formar el Tawantinsuyu, el imperio precolombino más grande de América. Cusco pasó entonces a ser el centro administrativo, político y militar de un territorio que abarcaba desde el sur de Colombia hasta el centro del actual Chile.

Hoy esta localidad es la puerta de entrada al Valle Sagrado, denominado así por haber sido el centro del universo inca, entre un espectacular paisaje de ríos y quebradas que se expande entre las poblaciones de Písac y Ollantaytambo.

Valle sagrado de los incas, en Perú
Valle sagrado de los incas, en Perú | R.M. Nunes / ISTOCK

Otros lugares imprescindibles para profundizar en la civilización inca son la fortaleza de Sacsayhuamán, con muros construidos a base de piedras gigantescas y vistas excepcionales sobre Cuzco; el Valle Sagrado de Pisac, con el bellísimo Templo del Sol; Choquequirao, para muchos “el segundo Machu Picchu”, o Sipán, en cuyo museo se pueden admirar los objetos hallados en 1987 en la primera tumba intacta de un gobernante del antiguo Perú.

Descubre Perú con Club VIAJAR

VIAJAR, ahora, ¡también te lleva de viaje! Descubre, en Club VIAJAR, nuestra propuesta para conocer un país mágico forjado por mitos y leyendas. Un destino que nos permite adentrarnos en la vida de culturas ancestrales que hallaron en este país de vegetación exuberante y grandes recursos naturales su paraíso, un paraíso del que hoy se conserva una de las maravillas del mundo: Machu Picchu.

Pero maravillas en esta joya sudamericana hay muchas más y se revelan entre playas de aguas cristalinas y altas montañas con acantilados de vértigo. Perú lo tiene todo.

Una oportunidad única para descubrir uno de los países más alucinantes del mundo
Una oportunidad única para descubrir uno de los países más alucinantes del mundo | VIAJAR