Barrio de Pontcanna en Cardiff

El barrio de Pontcanna, o CF11, se ha convertido en un referente de estilo de vida. A diez minutos del centro, llama la atención su arquitectura victoriana, escaparate perfecto de atrevidas boutiques, divertidos cafés y restaurantes gourmet.

María Bayón

Estamos en la capital de Gales y aquí el público de Pontcanna es otra atracción en sí misma: colorista y excéntrico hasta el delirio. Destino trendy donde los haya, cada vez son más los rostros conocidos que recorren sus calles en busca de inspiración. El Café Brava (71 Pontcanna St. www.bravacardiff.co.uk) es el mejor lugar para empezar a encontrarla. Especializado en brunches -mezcla de desayuno y comida, recomendamos la tostada de salmón y crema fría-, es toda una institución entre los locales. Justo al lado encontramos Cibo (83 Pontcanna St. www.cibopontcanna.com), un italiano desenfadado y saludable donde la pizza es la reina del baile. Los amantes del dulce y de las especialidades regionales pueden darse un homenaje en Bant a la Cart (231 Cathedral Rd. www.bantalacart.com). Los paladares más cosmopolitas tienen que probar el menú degustación de siete platos de Bully''s (5 Romilly Crescent. www.bullyrestaurant.co.uk), un sofisticado restaurante de inspiración francesa que causa furor entre las celebrities británicas. Ha llegado la hora de ir de compras, y para no desentonar con la clientela, los más atrevidos pueden cambiar de look en Belle Toujours (113 Cathedral Rd. @BelleToujours), una peluquería unisex que además ofrece innovadores tratamientos de Spa, todo un lujo para desconectar del todo y relajarse. Empezamos por Dew Boutique (31 Mortimer Rd), un delicioso local especializado en complementos para toda ocasión. En Poppers (75 Pontcanna St. www.popperscardiff.co.uk) encontraremos ropa de los diseñadores europeos más punteros y, por tanto, más difíciles de encontrar. En decoración de interiores la última palabra la tiene Beti Biggs (1 Romilly Crescent. www.betibiggs.com). Perfumes para la casa, pintura para muebles, objetos vintage, diseño nórdico y un montón de ideas para regalar.

No podemos irnos sin tomar una buena pinta, o en su defecto un buen cóctel -aquí si es posible- en alguno de los muchos pubs del barrio. El atardecer es el mejor momento para encontrarlos llenos, sobre todo si hace bueno, momento en el que sus alegres terrazas se convierten en una pasarela. El de toda la vida es el Y Mochyn Du (Sophia Close. www.ymochyndu.com), perfecto para tomar la primera y empezar a integrarse en la fiesta. The Conway (58 Conway Rd) es otro pub muy apetecible, especialmente si nos entra hambre. Una vez recorrido lo mejor de este barrio, imbuidos en Cardiff y Gales, cerramos el círculo y volvemos al Café Brava, sin duda el más marchoso a última hora de la tarde.

Fish at 85, algo más que un restaurante

Sin duda un must. Especializado en pescado británico no es solo un restaurante, también es una pescadería, concretamente una de las que surte a la Casa Real Británica. Entre su muy ilustre clientela también figuran los almacenes Harrods, FortuneMason y algunos de los restaurantes más de moda de Londres. A los mandos está John Lester, antiguo encargado del pescado y la carne de Harrods, un apasionado de la calidad. Pequeño y acogedor -le gusta servir a él personalmente- conviene reservar mesa con antelación (85 Pontcanna St.).