Bangkok desde las alturas

Divisar Bangkok de noche y desde las alturas es una experiencia más que recomendable en una visita a la capital tailandesa.

Sara Acosta Díaz

Cosmopolita, moderna, caótica, enorme, incómoda... son tantos los apelativos que se dan a Bangkok que cuando el viajero pone el primer pie en la capital tailandesa no sabe muy bien cómo sentirse. La ciudad más visitada de 2013 es un continuo contraste de sensaciones -y no sólo entre el calor húmedo de la calle y frío gélido de los aires acondicionados- que pueden llegar a abrumar al visitante.

A veces es necesario huir de este sentimiento y para ello existen pequeños paraísos en las alturas. Son bares y restaurantes "oasis" que hacen que sientas toda la paz y la relajación que otorga un país budista a cientos de metros sobre el suelo y que permiten disfrutar sin reservas de la capital de las sonrisas a precios más que razonables.

Interior del baño del Above Eleve.

Above Eleven
www.aboveeleven.com

En el barrio de Sukhumvit, en el soi 11 (de ahí el nombre), este rooftop se encuentra en lo más alto del edificioFraser Suites Sukhumvit, en la planta 33. El Above Eleven ofrece, además de unas vistas increíbles sobre el skyline de Bangkok, una genial gastronomía nikkei (peruano-japonés) de la mano del chef peruano Omar Frank Maruy, discípulo de Gastón Acurio, con el que trabajó durante más de diez años.

En cuanto al diseño, Above Eleven cuenta con tres plantas a cada cual más espectacular, donde los árboles y la vegetación forman un papel muy importante. Pero si algo llama la atención es, sin duda, los baños del local, que poseen unas vistas panorámicas únicas sobre Bangkok desde un aseo.

Por otra parte, Above Eleven exige un "dress code" muy concreto, no permitiendo las sandalias a los hombres y una vestimenta semi-casual para ellas.

Restaurante del Scarlett Wine Bar Restaurant.

Scarlett Wine Bar Restaurant
www.scarlett-wine-bar-restaurant

En la planta 37 del hotel Pullman Bangkok Hotel G se encuentra el Scarlett Wine Bar Restaurant donde los quesos y el buen vino son la especialidad. Aunque no es un rooftop al uso, cuenta con una magnífica terraza de 120 metros cuadrados donde disfrutar de las luces panorámicas de Silom.

Ocupando casi la planta entera, el restaurante está organizado en mesas altas y bajas donde poder compartir unas tapas o cenar de una forma más tradicional, según se prefiera. En cuanto a la terraza del Scarlett Wine Bar Restaurant, una barra anclada sobre una pared transparente con sillas altas es el lugar perfecto para tomar una copa de vino acompañado por Bangkok.

The Roof, en el hotel Sala Rattanakosin.

The Roof
www.salaresorts.com

Justo enfrente del Wat Arun, quizá el templo más bello de Bangkok, y a tan sólo unos metros del Palacio Real, se encuentra el Sala Rattanakosin, uno de los mejores hotel boutique de la ciudad, en cuya azotea se encuentra el bar and launge The Roof.

Desde aquí ver atardecer es un placer para los sentidos. Y es que ver apagarse el sol mientras se ilumina el Wat Arun es una experiencia única, sobre todo si está acompañado de uno de sus sabrosos cócteles -con y sin alcohol- y algo para picar.

Y para cenar, la terraza del restaurante Eatery Bar, ubicado en una plataforma sobre el río Chao Phraya, ofrece un enclave único en el que degustar platos típicos tailandeses con toques internacionales, haciendo de la velada una experiencia ideal.