Azores: un geoparque con nueve islas y 1.766 volcanes

El Geoparque de las Azores es único en el mundo, ya que dispone de 121 geositios repartidos en nueve isla de una belleza salvaje

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: Enrico Pescantini / ISTOCK

El origen de las Azores se encuentra grabado en los 1.766 volcanes que existen en este archipiélago, nueve de los cuales todavía se encuentran en activo. De toda esta riqueza natural nació el Geoparque de las Azores, que forma parte de la Red Europea y Global de Geoparques y es único en el mundo porque que dispone de 121 geositios repartidos entre las nueve islas y la zona marina que lo rodea, reflejo de la gran diversidad geológica volcánica del archipiélago.

En el subsuelo aparecen señaladas casi trescientas cavidades volcánicas, en forma de grutas, cuevas y grietas. En el paisaje hay calderas secas, lagunas en cráteres, campos de fumarolas y manantiales termales. En el mar encontramos fuentes geotermales submarinas. La majestuosa montaña de Pico, cuyo cono todavía permanece intacto, parece proteger todas estas riquezas geológicas. Testimonio del poder de la naturaleza, el volcanismo del archipiélago impresiona por la diversidad del patrimonio geológico de la región que refleja una memoria geológica de 10 millones de años.

9 islas, infinitos paisajes

Al este, en la isla de Santa María, las playas son cálidas y de arena clara, y los viñedos que cubren las laderas dispuestas en anfiteatro recuerdan a escaleras para gigantes. São Miguel, la mayor isla, cautiva por sus lagunas de Sete Cidades y de Fogo. La fuerza que emana de la tierra se deja sentir en los géiseres, en las aguas termales calientes y en los lagos volcánicos, así como en el sabroso “cocido de Furnas”, que se cocina lentamente en el interior de la tierra.

LuisPortugal / ISTOCK

En el Grupo Central, las islas Terceira, São Jorge, Pico, Faial y Graciosa se disponen armoniosamente en el mar azul en el cual rondan ballenas y delfines que hacen las delicias de los visitantes. Terceira habla de la historia en sus fiestas y también en Angra do Heroísmo, catalogada como Patrimonio Mundial. Faial es el fresco azul de las hortensias, el puerto deportivo coloreado por las pinturas de los navegantes llegados de todo el mundo y el volcán de Capelinhos que, ahora inactivo, recuerda a un paisaje lunar. Enfrente, Pico, la montaña que nace del mar con sus viñedos plantados en negros campos de lava, un cultivo único que también está considerado Patrimonio de la Humanidad.

zodebala / ISTOCK

En São Jorge, destacan las fajãs y su queso, especialidad única y de sabor inconfundible. Graciosa de nombre y de apariencia, esta isla verde tiene campos cubiertos de viñas que contrastan con sus peculiares molinos de viento. En el grupo occidental, en la isla de Flores, nos deslumbra la belleza de las cascadas naturales y de las lagunas excavadas por volcanes.

zodebala / ISTOCK

Corvo, la isla miniatura, tiene en su centro una amplia y bella caldera y atrae a varias especies de aves venidas no solo del continente europeo sino también del americano.

HT-Pix / ISTOCK

Estas son las Azores. Nueve islas, nueve pequeños mundos, que tienen tanto en común como de diferente, pero en las que la todos sus habitantes comparten su simpatía.