Aventura y deporte en las cumbres

Cultura, comercio, alojamiento y relax proporcionan todos los elementos para este destino turístico de verano, sin olvidar uno de sus mayores atractivos, el disfrute de la naturaleza a través de sus interesantes caminos de largo recorrido, sus accesos a los lagos y las instalaciones de las estaciones de esquí, que en verano organizan actividades cada año mejores y más variadas. Los mayores complejos, Vallnord y GrandValira, así como la Rabassa -con menor mecanización y un paisaje distinto y privilegiado-, proponen rutas por la montaña a caballo, en vehículos especiales y para los amantes del mountain-bike, recorridos perfectamente señalizados y con un calendario de competiciones internacionales. Excursiones guiadas, interpretación de la naturaleza, escalada, áreas infantiles con juegos al aire libre, tiro al arco, tirolina, saltos y un sinfín de alternativas forman parte de su programación. Además, ponen a disposición del veraneante sus vertiginosos y modernos remontadores para disfrutar de espléndidas panorámicas o para transportar la bicicleta. Todo ello complementado por servicios de restauración, que permiten pasar el día al aire libre en familia o con los amigos.