Australia, el país "covid-cero".... y uno de los más felices del mundo

Algunas razones por las que el país-continente despunta entre los más codiciados para vivir y trabajar

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Yiran An / ISTOCK

Índices de felicidad hay muchos, pero en todos siempre hay una nación que no falla: Australia, el continente rojo, que ahora también se ha ganado el título de “el país afortunado”. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se trata, por cuarto año consecutivo, del país industrializado más feliz del mundo si atendemos al Índice para una Vida Mejor. Y demás, es un país envidiado por todos, ya que hace poco logró reducir a cero los contagios de covid dentro de sus fronteras.

Australia | zetter / ISTOCK

Once son los criterios que maneja esta organización (que engloba a los países desarrollados de altos ingresos) para elaborar el ranquin. Un método que se diferencia de otros por la alta calidad de los datos y la interactividad con los usuarios.

Factores positivos

En virtud de este índice, Australia ocupa un puesto de honor en el compromiso cívico. También sobresale del promedio en la lista de 36 países en lo que se refiere a la calidad del medio ambiente, el estado de salud, la vivienda, la seguridad personal, el empleo y los ingresos, la educación y las habilidades, el bienestar subjetivo, las relaciones sociales, y la riqueza.

imamember / ISTOCK

Un cóctel de factores positivos que se basan en la opinión de la gente de a pie. La encuesta utiliza la investigación científica para averiguar lo que hace feliz a las personas, los criterios más importantes para una vida mejor.

Espacio para todos

¿Pero qué es lo que permite a este país-continente destacar en felicidad? Más allá de su riqueza natural, la clave está en su modo de vida. Empezando por su densidad de población, una de las más bajas, pues en este territorio equivalente a quince Españas tan sólo viven algo más de 23 millones de almas. Incluso en las grandes ciudades se aprecia un desahogo sin igual. Para hacernos una idea: Sidney tiene una extensión veinte veces mayor que la de Madrid… y prácticamente los mismos habitantes.

Yiran An / ISTOCK

¿Más rasgos? Australia es un país deportista, sibarita y de carácter alegre. Anglosajón, sí, pero más inclinado al disfrute, al sol y a la buena mesa. Influye seguro su tradición legislativa fuertemente caracterizada por los derechos sociales –altos estándares de salud pública y gratuita, excelencia en el sistema educativo…- y su nimia tasa de paro, que apenas sobrepasa el 5%. Cuentan los datos estadísticos que, como media, un australiano tarda aproximadamente tres meses en conseguir un trabajo en el área que estudió y con muy buena remuneración. Ahí es nada…

Seguridad garantizada

También contribuye a su calidad de vida el hecho de tratarse de un país extremadamente seguro. Según un informe de las Naciones Unidas de Desarrollo Humano (UNDP), Australia es el país con el menor índice de delincuencia a nivel mundial y esta tranquilidad se respira en sus calles, incluso a altas horas de la noche. 

Damian Lugowski / ISTOCK

Tal vez el equilibrio perfecto entre la vida laboral y personal sea la mejor baza para sentirse satisfecho. Si a todo ello sumamos sus gentes amables y respetuosas, la infinidad de deportes y actividades al aire libre que ofrece y su clima para todos los gustos, el resultado no puede ser otro que el título que le ha otorgado la OCDE: el país más propenso a una vida feliz.