Asturias, tentaciones urbanas

Vivir el otoño en las tres principales ciudades asturianas, Avilés, Gijón y Oviedo, constituye una experiencia entrañable. Esta época permite conocer, de una manera más tranquila, su cultura, su patrimonio, sus fiestas y su reconocida gastronomía.

Regina Buitrago
 | 
Foto: Turismo de Asturias

Avilés, medieval y vanguardista

 

Y portuaria y pesquera, comercial e industrial. Su origen medieval dejó una huella que pervive en sus calles, en sus fiestas, en sus edificios y en sus topónimos. En otoño hay que visitar su lonja y admirar el Centro Niemeyer.

Avilés creció en el margen izquierdo de la ría desarrollando un muy próspero puerto pesquero, referencia a nivel nacional no solo en aquellos tiempos sino también en la actualidad. Aún en este mes de septiembre se puede visitar su lonja o rula para vivir de cerca la tradicional subasta de pescado. Su casco histórico está protegido y muestra el devenir de la vida del Avilés medieval, con sus cuatro kilómetros de calles porticadas y sus preciosos palacios e iglesias.

Esta histórica ciudad disfruta de un mercado semanal otorgado por los Reyes Católicos a comienzos del siglo XVI tras el incendio de la villa, reforzando así su tradición comercial. Avilés sigue siendo ciudad de tránsito de los peregrinos a Santiago de Compostela por el llamado Camino de la Costa. También es conocida como La Villa del Adelantado, en referencia a Pedro Menéndez de Avilés, un valeroso militar que luchó en la Armada española en tiempos de Felipe II y que fundó la ciudad de San Agustín en La Florida. En este siglo XXI la villa resurgió con la inauguración, en 2011, del Centro Cultural Internacional Óscar Niemeyer.

Con una población en torno a las 80.000 personas, la villa de Avilés es una pequeña gran sorpresa en el triángulo de las tres ciudades asturianas en el corazón del Principado. El mes de septiembre se ofrece generoso en el disfrute de diversas actividades. En la primera semana de este mes se celebra la XI Semana de la Tapa, con un divertido recorrido por bares, restaurantes, cafeterías, enotecas y hoteles. Igualmente, con motivo de la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, se llevarán a cabo una serie de visitas guiadas por la villa y por su emblemático cementerio de La Carriona, que también podrán realizarse a través de la geolocalización del teléfono móvil, con el apoyo de la aplicación TrekkApp.

Turismo de Asturias

Asimismo, en este mes se celebrarán en el palacio de Valdecarzana las Jornadas Cervantinas, en conmemoración del 400 aniversario de la muerte de Cervantes, que ofrecerán exposiciones de dibujos, talleres de ilustración, representaciones teatrales, conferencias... Igualmente en Avilés, donde se encuentran una de las más antiguas escuelas de cerámica de España y una de las Escuelas de Artes y Oficios con más solera del territorio nacional, se desarrollan unas ya muy arraigadas Jornadas del Cómic, que este año cumplen su XXI edición.

También el Centro Internacional Cultural Óscar Niemeyer ofrece en este mes exposiciones fotográficas, conferencias, conciertos y retransmisiones operísticas desde el Palacio Real a precios simbólicos. Este grandioso equipamiento, ubicado en la llamada Isla de la innovación, no deja indiferente a nadie con sus salas de exposiciones, su sinuosa pérgola de hormigón, su original auditorio y su impresionante torre mirador. Avilés también oferta un comercio tradicional y novedoso, con tiendas de toda la vida. No se olvide que el protector de los comerciantes, San Nicolás de Bari, es el patrón más antiguo de la villa. Otra actividad agradable es el disfrute de su paseo marítimo, con más de tres kilómetros de escaparate a la ría y a sus grandes barcos. Y ya, en el corazón de la villa, deporte o descanso en las ocho hectáreas del extenso y relajante Parque de Ferrera, antiguo jardín del Palacio de Ferrera (siglo XVII) hoy convertido en hotel.

No te lo pierdas…

La situación de Avilés al borde del mar le confiere un carácter abierto. Para comprender mejor su interesante pasado el visitante debe conocer el Museo de la Historia Urbana de Avilés, de acceso gratuito (tel.: 985 565 512). Otro equipamiento destacado es el del Centro de Interpretación del Cementerio de la Carriona, donde se puede disfrutar de una visita guiada por su exclusivo camposanto, lleno de bellísimas esculturas funerarias (tel.: 985 541 939). Igualmente atractivas son las visitas guiadas, los martes y los jueves, por la rula, para asistir a la subasta del pescado recién traído en los barcos (hasta el 16 de septiembre, tel.: 985 544 325). Ya en la propia Villa del Adelantado, los lunes es obligada la visita al mercado semanal, celebrado en la espectacular Plaza de los Hermanos Orbón, donde no se pueden dejar de adquirir quesos como el de La Peral o el de Gorfolí, el bollo mantecado y la tradicional longaniza de Avilés.

Más información en: www.aviles.esavilescultura.com/es/

Gijón, ocio y cultura frente al mar

 

En septiembre, la ciudad de Gijón recibe a los visitantes con un ambiente más relajado, proponiéndoles, en su habitual oferta cultural y de ocio, múltiples actividades que se entremezclan entre sí, con muy diversos contenidos.

Villa castreña y romana en sus orígenes, portuaria, industrial, cultural y turística en la actualidad, Gijón cuenta con parques que fueron antiguos destacamentos militares, como el Cabo Torres, inicial asentamiento castreño en el siglo V a.C. y posteriormente reaprovechado por los romanos que invadieron Gijón en el año 29 a.C.; el Cerro Santa Catalina –actual barrio de Cimadevilla y donde se ubica el famoso Elogio del Horizonte, de Chillida– y el Cabo de San Lorenzo, enclaves con unas vistas privilegiadas. En recuerdo de su pasado romano, Gijón conserva en sus proximidades una villae romana, Veranes, y sobre la playa de San Lorenzo, en la plaza de Campo Valdés, las Termas Romanas, las más grandes y mejor conservadas del Norte de España. Desde principios del siglo XX, cuando su playa contó con un balneario, Gijón disfrutó de un gran reconocimiento a nivel turístico.

Actualmente, la imponente antigua Universidad Laboral, actual Laboral Ciudad de la Cultura, el maravilloso Jardín Botánico, el sorprendente Acuario y el centro termal Talasoponiente constituyen algunas de las propuestas de la ciudad. Septiembre arranca lleno de eventos, como el festival de la cerveza o Summer Beer Festival, donde los productores de cerveza se dan cita en la plaza de toros de El Bibio (www.asturiesbeerfestival.com). Paralelamente a este encuentro se celebran otros de carácter cultural, como la recreación teatral, en la villae romana de Veranes, de La vida y muerte en la villa romana de Veranes, La nueche l’esperteyu en el Jardín Botánico (una aproximación a la vida de los murciélagos) o representaciones operísticas como Un ballo in maschera, de Verdi, en el Teatro Jovellanos. Fiestas populares en barrios y parroquias se despliegan a lo largo del mes, con romerías y verbenas de prao, tan de moda ahora entre la gente joven, combinándose con actividades deportivas como la travesía a nado desde la playa de Serín a la de San Lorenzo, gastronómicas como Gijón Central Park, donde hosteleros locales y food trucks comparten espacio ofreciendo sus deliciosas elaboraciones, y conciertos, talleres y cine al aire libre. El arte tiene su hueco en ferias como Cultur3 Club, la Feria Nacional de Artistas, ya en su 5ª edición.

Joaquín Caamaño / Turismo de Asturias

Gijón es Ciudad Europea del Deporte 2016. Este mes celebra un congreso sobre Mujer y Deporte y acoge el Campeonato de España de Triatlón por clubes. También celebra del Día Mundial del Turismo, con descuentos en museos y equipamientos, y la ya habitual cita con el Circo del Sol. Y hay que dejar tiempo para un paseo por el Puerto Deportivo, subir a pie a Cimadevilla, antiguo barrio de pescadores; tomar una sidra en la Plaza de Jovellanos o en la Cuesta del Cholo, admirar los edificios decimonónicos y modernistas y comprar en su excelente comercio local.

No te lo pierdas…

Gijón es un hervidero de diversión y cultura. Son muchos los equipamientos museísticos vinculados a la historia de Asturias y de Gijón, algunos imprescindibles para cualquier visitante: el Museu del Pueblu d’Asturies, el Parque Arqueológico Natural de la Campa de Torres, las Termas Romanas de Campo Valdés, la Villa Romana de Veranes, el Museo del Ferrocarril de Asturias y la Casa Natal de Jovellanos. Dentro de la oferta dedicada a la obra de pintores locales, los museos Barjola, Piñole y Evaristo Valle son de obligada visita, y equipamientos como el Jardín Botánico y el Acuario, junto con la Ciudadela de Celestino Solar –espacio de habitación de la clase proletaria gijonesa en el siglo XIX y antes de la Guerra Civil–, completan los puntos clave para conocer mejor su historia. Pero Gijón hay que disfrutarlo, bien a través de la gastronomía y probando su sidra en el entorno de la Plaza Mayor o, ya en la noche, alternando en las zonas de copas como la Arena, Fomento, el Náutico o en el barrio de Somió.

Más información en: www.gijon.info

Oviedo, historia y patrimonio

 

La capital de Asturias oferta en septiembre un completo calendario festivo y cultural, aderezado por su gastronomía y la hospitalidad de sus gentes. Como rezaba aquel lema de los años 80: “Ven a Oviedo y sal, ¡si puedes!”.

Clásica y moderna, accesible y cómoda, Oviedo acoge a las principales instituciones del Principado. Capital histórica, sus calles rezuman señorío desde hace siglos, y su centro monumental, protegido y peatonal, ofrece una armoniosa mezcla de decimonónicas arquitecturas palaciegas y religiosas única en España. Es por sus calles, las de la Vetusta de Leopoldo Alas Clarín, por donde pasearía su belleza y suspiraría por sus intrigas amorosas Ana Ozores, La Regenta, personaje de ficción y protagonista de la obra maestra de Leopoldo Alas. La capital, en septiembre, es protagonista en toda Asturias por celebrar sus fiestas de San Mateo. El eje de las fiestas de San Mateo se sitúa en torno a la festividad de la Santa Cruz (14 de septiembre), punto clave en el calendario de los peregrinos del Camino de Santiago, que llegaban ya en la Edad Media a la catedral para conseguir el perdón de sus pecados a través del Jubileo. Asimismo, aquellos peregrinos que conocían el refrán El que va a Santiago y no visita el Salvador, visita al criado y no al señor –en alusión a Santiago de Compostela y a la basílica-catedral del Salvador–, llegaban para adorar las cruces prerrománicas: la Cruz de los Ángeles y la Cruz de la Victoria, así como el Santo Sudario de Cristo, todo ello en el interior de la Cámara Santa.

Alfonso Suárez / Turismo de Asturias

Las fiestas de San Mateo, esa intensa explosión de alegría que vive Oviedo en el mes de septiembre, que da comienzo con el consabido y multitudinario pregón y posterior chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento, y que en este año se celebran desde el viernes 16 hasta el sábado 24, se completan con un intensísimo calendario de actividades pensado para todo tipo de público: conciertos, teatro, desfiles folclóricos, talleres para niños, fuegos artificiales... Las calles de la ciudad se visten de fiesta y la calle principal de Oviedo, la calle Uría, se decora con las banderas de los países participantes en los desfiles festivos, otorgando al mes de septiembre un tono veraniego y colorista. Los días grandes de las fiestas son el del Desfile del Día de América en Asturias (día 19), un homenaje multicolor a los emigrantes a tierras americanas que recorre las principales calles de la ciudad llenándolas de un fastuoso espectáculo de música, bailes e impresionantes carrozas (Fiesta de Interés Turístico Nacional), y el día 21, fiesta de San Mateo, con el reparto y degustación del tradicional bollu preñao (bollo con chorizo en su interior) acompañado de vino o sidra, como bebida tradicional asturiana. Esta fiesta se celebra en todos los parques y merenderos de la ciudad, adonde acuden familias y grupos de amigos.

Oviedo es también arte y música, y este mes comienza en el emblemático Teatro Campoamor su ya reconocida temporada de ópera, este año ya la 69ª, toda una referencia en el calendario musical para los buenos aficionados, nacionales e internacionales. La ciudad cuenta con dos orquestas: la Sinfónica de Asturias (OSPA) y la Sinfónica Ciudad de Oviedo (OSCO), que ofrecen en estos días diversos conciertos en el Auditorio Príncipe Felipe, en las calles de Oviedo y en el paseo de El Bombé, dentro del muy concurrido Campo de San Francisco, el maravilloso pulmón verde de la ciudad, antigua huerta del convento de San Francisco de Asís, convertido en estas fechas en un bullicioso punto de encuentro para todo tipo de celebraciones. Igualmente es costumbre por parte del Ayuntamiento agasajar a los visitantes con espectaculares pasacalles que ofrecen a su paso música y bailes tradicionales asturianos interpretados por las bandas de gaitas que hay en la región y que igualmente participan en las fiestas de San Mateo.

No te lo pierdas…

La oferta cultural y de ocio ovetense no tiene fin. Desde interesantes museos como el Arqueológico, ubicado en el antiguo convento de San Vicente; el de Bellas Artes, uno de los más importantes de España y que ocupa dos edificios barrocos y una interesante ampliación con una fuente romana en el subsuelo, o el impresionante Museo de la Catedral, la ciudad ofrece en ellos una oferta cultural siempre interesante para los visitantes. Y es impensable irse de Oviedo sin visitar los monumentos del prerrománico asturiano: San Julián de los Prados, Santa María y San Miguel de Lillo, todos ellos declarados Patrimonio de la Humanidad, o sin visitar su típico Mercado del Fontán, con los mejores productos y las terrazas más soleadas. Otras zonas de oferta gastronómica y de tapeo son el Boulevard de la Sidra en la medieval calle Gascona, la Ruta de los Vinos en la calle San Bernabé o en el entorno de la calle Fray Ceferino, y la Avenida de Galicia, con sus elegantes terrazas, la cita más chic.

Más información en www.oviedo.es y www.turismoasturias.es