Aspen, el paraíso invernal del salvaje Oeste

Apenas caen las primeras nevadas del año, Aspen se convierte en uno de los mejores lugares del mundo para disfrutar la emoción y el encanto del invierno. Situado en Colorado, comparte con este estado paisajes que roban el aliento.

Laura Tirado Cabal
 | 
Foto: Tyler Stableford / GETTY
Revista VIAJAR

Llamado así en honor a los árboles que abundan en esa región, Aspen es probablemente el resort de esquí más chic en todo el hemisferio occidental. En los albores del siglo XIX llegó a convertirse en el principal productor de plata en todo Estados Unidos, y aunque después tuvo unas décadas de declive, esto se revirtió a mediados del siglo XX cuando el desarrollo de la estación de esquí Aspen Mountain marcó su destino para siempre. Con el paso del tiempo, los edificios de antaño empezaron a albergar tiendas de lujo y restaurantes exclusivos, hasta tal punto que hoy en día es uno de los mercados inmobiliarios más caros de Norteamérica.

¿Te están entrando ganas de ir al paraíso mundial del esquí? Aquí tienes las mejores ofertas de hoteles

Paisaje invernal en el resort Aspen/Snowmass. | SVETLANA GROBMAN / ISTOCK

Situada en Colorado, Aspen comparte con este Estado paisajes que roban el aliento y espacios al aire libre con posibilidades infinitas. Colorado es el punto de encuentro entre los encumbrados picos de las montañas Rocosas y las grandes planicies en el corazón de América del Norte; y apenas caen las primeras nevadas del año, se convierte en uno de los mejores lugares del mundo para disfrutar plenamente la emoción y el encanto del invierno.

Vista aérea de Denver nevado con las Montañas Rocosas al fondo. | D Liu / ISTOCK

Con un territorio equivalente a casi la mitad del de España, el Estado de Colorado tiene una amplia variedad de atractivos para deleitar a quien lo visita. Su bendecida geografía le ha permitido convertirse en referente mundial de los deportes invernales gracias a estaciones de esquí como Aspen o Vail, las cuales se complementan con asombrosos parques nacionales, auténticos pueblos mineros e incluso la zona arqueológica más enigmática de Estados Unidos, para consolidarlo como uno de los destinos favoritos en este país.

Esquí freestyle, una de las variantes de este deporte que se practica en Aspen. | Tyler Stableford / GETTY

La puerta de entrada al Estado de Colorado es su capital, Denver, nombrada así en honor a un gobernador del siglo XIX. La postal más icónica de esta ciudad es la silueta de sus rascacielos enmarcada con las Montañas Rocosas al fondo. Denver es la ciudad más grande e importante de los Estados Montañosos, es un centro económico, logístico y cultural que figura entre las ciudades más importantes de Estados Unidos. Se ha ganado el apodo de Mile High City debido a que su centro cívico yace a 1.610 metros sobre el nivel del mar. En esta plaza se encuentra el Capitolio de Colorado, sede del gobierno estatal y construido emulando a su equivalente de Washington D. C. Su domo está cubierto con láminas de oro, en honor a la fiebre que en el siglo XIX catalizó la llegada de nuevos pobladores; y en su interior se utilizó mármol de Yule, una exótica variedad encontrada únicamente en esta región.

Capitolio del Estado de Colorado, en Denver. | Pygmalion Karatzas / ISTOCK

Frente al Capitolio se encuentra el Ayuntamiento de Denver, el cual se distingue por su estilo neoclásico, muy popular en las ciudades estadounidenses a inicios del siglo XX. Asimismo cuenta con fuentes, estatuas, un hemiciclo de columnas y un anfiteatro de estilo griego que todo el año alberga eventos gratuitos. Desde el Año Nuevo chino hasta el Día de San Patricio o la festividad mexicana del cinco de mayo, es uno de los tantos rincones donde se refleja con fuerza el carácter cosmopolita de esta ciudad.

Gary Gray / ISTOCK

Un sitio imperdible es el US Mint, el mayor productor de monedas en el mundo que ofrece tours gratuitos para descubrir más sobre este fascinante proceso. Por otra parte, el también cercano Denver Art Museum ofrece una vasta colección de obras, incluyendo una de las mayores colecciones de arte nativo de Estados Unidos. Otra de las joyas del museo es el edificio Hamilton, que abrió en 2006 y es el primer trabajo del aclamado arquitecto Daniel Libeskind en suelo estadounidense.

Teleférico subiendo las montañas cubiertas de nieve en Aspen. | Jakob Helbig / GETTY

El lugar más animado es con certeza el 16th Street Mall, una agradable calle peatonal que conecta el centro cívico con Union Station, la extraordinaria estación de trenes de Denver. A lo largo de más de 15 manzanas se agrupan restaurantes, bares, hoteles, tiendas y centros comerciales, así como también bandas de música en vivo, animadores y otras sorpresas. Desplazarse por esta avenida es muy cómodo, ya que cuenta con un autobús gratuito que para en todas las esquinas. Union Station es un ícono de Denver, ya que refleja su vocación como nodo de transportes, especialmente en el siglo pasado al ser parte de la ruta transcontinental en Estados Unidos.

Un auditorio entre rocas

En 2012 la estación fue remodelada integralmente para darle uso mixto a la par que se revivió todo el esplendor de su estilo neorromántico original. Incluso hoy en día es posible tomar el California Zephyr, un ferrocarril que conecta Chicago con San Francisco.

Anfiteatro Red Rocks, construido sobre dos monolitos en Denver. | Adam-Springer / ISTOCK

Cherry Creek Shopping Center es el punto por excelencia para los que desean ir de compras, cuenta con más de 160 establecimientos, de los cuales 40 son exclusivos en la región, como por ejemplo, la prestigiosa tienda departamental Neiman Marcus. Si en cambio se prefiere un centro comercial de descuentos, entonces sobre la autopista 70 está el outlet Colorado Mills, donde aguardan moda, accesorios y regalos a precios irresistibles.

Por último, a las afueras de la ciudad se encuentra Red Rocks Amphitheatre, un auditorio al aire libre construido sobre dos monolitos, aprovechando estas formaciones geológicas de una manera única en el mundo. Aquí se han presentado, entre otros, los Beatles, Cher o Depeche Mode; y han grabado álbumes en vivo U2 y John Denver. Incluso en un día sin conciertos vale la pena visitarlo, ya que se puede hacer senderismo y las vistas de la ciudad son estupendas.

Estación de trenes Union Station en Denver. | Sean Pavone / ISTOCK

Actualmente el resort invernal de Aspen recibe el nombre de Aspen/Snowmass y opera cuatro estaciones de esquí separadas, pero todas con el mismo billete de entrada y unidas por una lanzadera gratuita. Aspen Mountain tiene la comodidad de estar al lado del pueblo y es recomendable para intermedios y avanzados. Por el contrario, Buttermilk es la más pequeña y adecuada para principiantes; aunque esto cambia una vez al año desde 2002, ya que la estación se convierte en sede de los Winter X Games. El impresionante pipeline de Buttermilk es testigo de los descensos en esquí y snowboard más intrépidos del planeta.

Vista de Vail, el resort de esquí más grande de Colorado. | Kruck20 / ISTOCK

Aspen Highlands es la menos concurrida de las estaciones y cuenta con espectaculares pistas rodeadas de pinos. Por su parte, Snowmass es la más grande de las cuatro y además de una amplia variedad de pistas para todos los niveles, cuenta con varias actividades como montaña rusa alpina, tubing o snowmobile, entre otras. Snowmass tiene también su propia aldea con restaurantes, tiendas y opciones de hospedaje más accesibles que el centro de Aspen. Al terminar el día, las estaciones de Aspen Snowmass ofrecen servicio gratuito de almacenaje y transporte de equipo, de manera que es posible indicar en qué estación se desea recoger el equipo al día siguiente y así poder moverse con mayor libertad.

Denver de noche, con la Daniels & Fisher Tower al fondo. | Joshua Withers / ISTOCK

A medio camino entre Aspen y Vail se encuentra Glenwood Springs. Tal y como su nombre sugiere, el lugar es famoso por sus manantiales y balnearios de aguas termales, los cuales desde tiempos ancestrales son considerados sagrados para la tribu Ute. Asimismo, un teleférico lleva a la cima de una montaña donde se encuentra Glenwood Caverns Adventure Park, un pequeño parque de atracciones con espectaculares vistas panorámicas, visitas guiadas al interior de cuevas con impresionantes formas geológicas y una montaña rusa que será el deleite de quienes gustan de las emociones fuertes.

krystalwares / ISTOCK

Diversión en Vail

Desarrollado en los años 60 con el propósito de aprovechar el óptimo terreno de la montaña de Vail para convertirlo en pistas de esquí, hoy en día este resort es el más grande de Colorado y uno de los mayores en todo el continente. Los pueblos montañosos de Baviera y Suiza sirvieron de inspiración para la arquitectura de este lugar y sus calles peatonales están llenas de tiendas, bares y restaurantes; de manera que tanto dentro como fuera de las laderas el entretenimiento está garantizado. Las opciones de mayor lujo y comodidad se encuentran en Vail Village y en Lionshead, mientras que East Vail y el cercano Beaver Creek complementan la oferta de hospedaje y restauración. Muchos hoteles y apartamentos ofrecen el servicio ski-in ski-out, de manera que están localizados a pie de montaña y ofrecen la facilidad de almacenar el equipo, con lo que no habrá pretextos para demorarse en llegar a tomar algo en el famoso après-ski.

Pueblo de Telluride, al pie de las montañas de San Juan. | danicachang / ISTOCK

Para los esquiadores más avanzados, en lo alto de la estación hay siete bowls con nieve de la mejor calidad para deslizarse a toda velocidad. El punto más popular para quienes prefieren el snowboard es Golden Peak, que ofrece un terrain park y un pipeline digno de campeones olímpicos. Por último, para ambos grupos una pista que debe tenerse en el radar es Riva Ridge, donde se puede descender a lo largo de 6,5 kilómetros en medio de bellos paisajes nevados. Vail Resorts actualmente maneja 37 estaciones de esquí, incluidos Keystone, Beaver Creek y Breckenridge.

Al igual que Aspen y Breckenridge, Telluride era un pueblo minero cuyo ocaso fue seguido por el auge de los deportes invernales. Colorado Avenue, su calle principal, traslada a un encantador pueblo del Viejo Oeste gracias a sus históricos edificios de finales del siglo XIX, como por ejemplo Sheridan Opera House o Nugget Theatre. Asimismo, nombres como San Juan River o La Plata County reflejan el legado de los españoles que fueron los primeros europeos en explorar la zona hace más de tres siglos y que sigue latente a día de hoy.

Aspen Highlands, una de las cuatro estaciones del resort de esquí Aspen/Snowmass. | Tyler Stableford / GETTY

El pueblo de Telluride cuenta con un teleférico gratuito para conectar con The Village, el nuevo desarrollo con mejor acceso a las fabulosas laderas que este resort ofrece para deleite de quienes hacen esquí o snowboard. Del mismo modo, Telluride es la puerta de entrada a la región de las cuatro esquinas, llamada así por ser el punto de encuentro entre Colorado, Nuevo México, Arizona y Utah; y distinguida por sus asombrosos parques naturales como Monument Valley, Mexican Hat, Chaco Canyon y Moab Arches.

El Parque Nacional Mesa Verde es la zona arqueológica de mayor valor histórico en todo Estados Unidos y junto con Yellowstone fueron los primeros sitios de este país en ser declarados Patrimonio de la Humanidad. A lo largo de más de 2.000 hectáreas se encuentran numerosas ruinas y aldeas de los anasazi, de entre las cuales destaca el Cliff Palace, una intrigante construcción erecta en un acantilado y en la que se encuentran 23 kivas (habitaciones redondas en el subsuelo y usadas para rituales ceremoniales). El parque cuenta con un centro de bienvenida donde se puede obtener un mapa y seguir la ruta predeterminada para no perderse ningún detalle de este enigmático lugar.