El arcoíris de las playas: una para cada color

Desde el rojo de la Isla Rábida en Ecuador hasta el púrpura de la Pfeiffer Beach en California

Beatriz Pérez
 | 
Foto: bkamprath / ISTOCK

Cuando pensamos en una playa paradisiaca donde pasar los calurosos días de verano, inevitablemente se nos viene a la mente idílicas playas de arena blanca o dorada. Sin embargo, más allá de esas tonalidades normales, existe toda una paleta de colores en cuanto a playas. Roja, naranja, rosa, e incluso verde son algunos de los colores que puede adoptar la arena, debido sobre todo a los minerales que la componen. Así, te mostramos el arcoíris de las playas a través de estos seis arenales:

1. Rojo – Isla Rábida, Ecuador

Todas las playas de esta isla de la Galápagos destacan por el profundo color rojo de su arena, que se debe al alto contenido en hierro de la lava que ha formado el archipiélago. La isla Rábida se encuentra a unos 965 kilómetros de la costa de Ecuador, y caminar por ella es una experiencia de otro mundo, más concretamente de Marte.

Isla Rábida | bkamprath / ISTOCK

Además de sus playas, en la isla también podremos encontrar cráteres volcánicos y una variada vida salvaje, como leones marinos, iguanas, pinzones de Darwin o palomas de las Galápagos.

2. Naranja – Xi Beach, Grecia

La exótica playa de Xi Beach está ubicada al sur de la península de Paliki de Cefalonia en Grecia. Se trata de una franja de arena de más de cuatro kilómetros marcada por el intenso color naranja de su arena.

Xi Beach | pavlemarjanovic / ISTOCK

Este tono anaranjado contrasta con el blanco de los acantilados que la rodean y el turquesa de sus aguas. Incluso muchos turistas aprovechan las cualidades curativas y cosméticas de esa arcilla blanca para recrear una visita natural al spa.

El increíble fenómeno de las playas rosas: estas son las más bonitas del mundo

3. Amarillo – Porto Ferro, Italia

La playa de Porto Ferro se encuentra en la isla italiana de Cerdeña, en la zona de la riviera del Corallo, y se extiende unos 2 kilómetros de largo dominada por tres torres de vigilancia españolas del siglo XVII. La arena de esta playa se caracteriza por su inusual color amarillo brillante debido a los minerales que la componen.

Porto Ferro | alkane / ISTOCK

Este amarillo se une con el azul de sus aguas azuladas y limpias, y la vegetación verde que la rodea, formada por extensos bosques de pinos. Además, un sendero natural que atraviesa la masa forestal conecta la playa con el lago de Baratz, el único lago natural de toda la isla.

4. Verde – Papakolea, Hawai

La playa de Papakōlea también es conocida como Green Sand Beach (Playa de Arena Verde) y la razón está clara. Su curiosos color verde se debe a los cristales de olivino erosionados provenientes de la intensa actividad volcánica de la zona. Además, el color se mezcla con el negro del basalto, creando ese tono verde oscuro.

Papakolea | barsik / ISTOCK

Papakōlea se encuentra cerca de Ka Lae, en la isla de Hawái, la más grande del archipiélago estadounidense. Acceder a ella puede resultar complicado, ya que solo es accesible a pie y los caminos son accidentados.

5. Púrpura - Pfeiffer Beach, Estados Unidos

La playa de Pfeiffer se encuentra en el área de Big Sur, en California, y al estar lejos de los circuitos turísticos tradicionales, supone un remanso de paz donde relajarse. Pero lo que más destaca de este arenal no es la tranquilidad, sino el sorprendente color púrpura que adquiere.

Pfeiffer Beach | Justin Dolske

Esta tonalidad proviene de las rocas granate de manganeso de los acantilados que rodean la playa. Cuando llueve, estos sedimentos llegan a la arena y la tiñen de ese púrpura tan inusual. Vale la pena pasar un día en Pfeiffer y ver cómo la arena va cambiando poco a poco de color según van pasando la horas.

6. Rosa - Pink Beach, Indonesia

Tal y como su nombre indica, la arena de esta playa de indonesia tiene un brillante color rosa que contrasta con el azul claro del agua que la baña. Ubicada en la isla de Komodo, la Pink Beach, o Pantai Merah, debe su tonalidad a los animales microscópicos llamados Foraminifera, que produce un pigmento rojo en los arrecifes de coral.

Pink Beach | mlenny / ISTOCK

Así, cuando los pequeños fragmentos de coral rojo se combinan con la arena blanca, el resultado es ese color rosa suave que atrae a tantos turistas de todo el mundo. Visitar este playa es todo un espectáculo visual, que combina el color de su arena con el mar turquesa, las colinas verdes y el cielo azul.