Archipiélago inexplorado, islas Quirimbas

Luis Uribarri, Rafael de Rojas y Juan José Martín

Las islas Quirimbas fueron durante mucho tiempo un lugar inaccesible por la peculiaridad de su fondo marino, muy bajo para las embarcaciones de gran calado. Ello le ha permitido a este archipiélago del Índico, formado por 27 pequeñas islas de coral frente a la costa norte de Mozambique, en la provincia de Cabo Delgado, al sur de Tanzania, ser uno de los últimos destinos en ser conquistado por los lodges de lujo y los viajes de luna de miel.

Prácticamente inexploradas, las islas que lo forman se extienden a lo largo de 250 kilómetros frente a la costa y representan uno de los pocos destinos tropicales del mundo que permanecen casi a salvo de la mano del hombre. Para llegar hasta ellas hay que partir desde la ciudad mozambiqueña de Pemba a bordo de una embarcación o una avioneta para un vuelo de 45 minutos. Once de estas islas fueron declaradas Parque Nacional el 6 de junio de 2002, convirtiéndose en el primer parque de estas características de Mozambique. La belleza de este parque se encuentra en mar y en tierra, en los fondos marinos, en las playas, en los arrecifes de coral, en la exótica fauna acuática y en las zonas de manglares, donde las mareas juegan con los árboles que crecen en el agua salada. Cada isla está rodeada de un arrecife de coral que ejerce de barrera natural y forma piscinas naturales de aguas cristalinas perfectas para el buceo. Los tiburones ballena visitan estas aguas.

Las Quirimbas también atesoran un importante bagaje histórico y cultural como crisol de influencias árabes, portuguesas y africanas. La isla de Ibo fue, entre los siglos XVI y XIX, un gran centro de comercio de marfil, oro y esclavos, y mantiene en pie vestigios de fortalezas y residencias que remiten a esa época, así como casas y palacios herencia de la influencia colonial portuguesa (el país alcanzó la independencia de Portugal en 1975). En la actualidad, las residencias más buscadas por los viajeros son los pocos y exclusivos complejos de ocio en islas como la citada Ibo, Quilalea, Medjumbe o Matemo, la más turística, con villas privadas para disfrutar de este paraíso lejano y, ahora sí, accesible.

Cómo llegar
Desde Johannesburgo, LAM (lam.com), la línea aérea de Mozambique, tiene un vuelo diario a Pemba. Air France-KLM (airfrance.es), TAP Air Portugal (flytap.com), Air Mauritius (airmauritius.es), Ethiopian Airlines (ethiopianairlines.com) y South African Airways (flysaa.com) vuelan a Mozambique.

Dónde dormir
Medjumbe
www.medjumberesort.com
Una isla privada de un kilómetro de largo y 350 metros de ancho con 13 chalés de lujo junto al mar.

Matemo Island Resort
www.matemoresort.com
Un complejo de 24 villas exclusivas situadas junto al mar.

Ibo Island Lodge
www.iboisland.com
Catorce habitaciones con geniales miradores sobre la costa.

Gastronomía
Es recomendable comer en los restaurantes de los hoteles. El plato fuerte es el marisco, abundante, fresco y de gran calidad.

Qué hacer
Las aguas cristalinas de este archipiélago son un paraíso para el buceo. También se puede visitar Ibo, con su herencia colonial portuguesa y los restos de su antiguo fuerte, y disfrutar del "dolce far niente".

Más información
www.mozambique-emb.es
www.quirimbas-mozambique.com
www.raniresorts.com