Andorra: un país, tres paraísos naturales aquí al lado

Descubre los paisajes andorranos más espectaculares a través de sus parques naturales y sus rutas ecoturísticas

Redacción VIAJAR
 | 
Foto: OllyPlu / ISTOCK

En poco más de 460 km², Andorra guarda una espectacular naturaleza marcada por sus extensos bosques, sus altas montañas y sus especies endémicas. Este pequeño país dedica el 90% de territorio a los espacios naturales, así que no hay mejor manera de recorrerlo que a través de sus parques naturales como el Parque Natural de Sorteny, Parque Natural del Comapedrosa o el Valle del Madriu-Perafita-Claror.

Recorre estos paraísos de la naturaleza a través de sus rutas ecoturísticas y disfruta de los mejores paisajes andorranos:

Parque Natural de Sorteny

Declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco desde octubre de 2020, el Parque Natural del Valle de Sorteny presenta una gran riqueza floral, con más de 700 especies fanerógamas, de las cuales más de 50 son endémicas de los Pirineos. Durante todo el año se organizan excursiones guiadas temáticas (rutas ecoturísticas) para recorrer sus 1.080 hectáreas.

Parque Sorteny | Eva M. Vilella / ISTOCK

La mayoría de los hábitats del Parque Natural son de interés comunitario, como el prado de siega, las landas, los bosques de pino negro y los prados alpinos, siendo algunos prioritarios como los marjales con formaciones de musgo esfagno.

Parque Sorteny | Eva M. Vilella / ISTOCK

El río de Sorteny es el elemento vertebrador de la red hidrográfica del Valle de Sorteny. Nace a 2.082 m de altitud donde confluyen los ríos de la Serrera y de la Cebollera, que nacen respectivamente a 2.680 m, el nacimiento a altitud más elevada de Andorra, y 2.485 m.

Parque Sorteny | Martin Silva Cosentino / ISTOCK

La presencia de mineralizaciones de hierro y cobre permitió entro los siglos XVII y XIX el desarrollo de explotaciones mineras, concretamente en la zona de la Serrera con los hoyos de los Meners a 2.510 m de altitud. Además, el parque también cuenta con un refugio vigilado tanto en invierno como en verano, que ofrece servicio de restauración.

Parque Natural del Comapedrosa

El Parque Natural del Comapedrosa tiene una superficie protegida de 15,42 km2 y destaca por su imponente paisaje de alta montaña formado por bosques, lagos y cascadas. Dentro de su territorio se encuentra el Pico del Comapedrosa, la cima más alta de Andorra (2.942 m), que da nombre al parque.

Parque Natural Comapedrosa | OllyPlu / ISTOCK

Su red de rutas de senderismo y refugios de alta montaña permite realizar un gran número de excursiones y contemplar la fauna y flora autóctonas. Así, en verano también se organizan excursiones guiadas temáticas, por ejemplo, para visitar el Pla de l’Estany y el río Pollós, además de distintas rutas a caballo.

Parque Natural Comapedrosa | OllyPlu / ISTOCK

Desde los miradores del parque podrás contemplar paisajes impresionantes, como las vistas que ofrece el mirador de la Roca de la Sabina, situado a casi 1900 metros de altura, a pie de pista de la estación de esquí de Arinsal.

Parque Natural Comapedrosa | Martin Silva Cosentino / ISTOCK

El parque cuenta con un circuito apto para todos los públicos y tres refugios; uno de ellos, el de Comapedrosa, dispone de un servicio de restauración y alojamiento durante los meses de verano. Y para conocer de primera mano el Comapedrosa, puedes visitar el centro de interpretación, donde descubrirás información sobre este espacio natural.

Valle del Madriu-Perafita-Claror

El Valle del Madriu-Perafita-Claror está situado al sudeste del país y ocupa un 10% de su territorio, con una extensión de 4247 hectáreas. Este valle es la cuenca fluvial secundaria más importante del país y mide 12 km de punta a punta, con un desnivel de 1.855 m. Su punto más alto es el Pico de la Portelleta (2.905 m). Su red de rutas de senderismo y refugios de alta montaña permite hacer un gran número de excursiones y contemplar especies animales y vegetales bastante raras o en peligro de extinción.

Parque Madriu-Perafita-Claror | Martin Silva Cosentino / ISTOCK

Sea cual sea el itinerario escogido en el Valle del Madriu-Perafita Claror, encontrarás cabañas de pastores recuperadas recientemente de manera tradicional, e incluso terrenos delimitados por muros que antiguamente habían sido huertos, bordas y zonas de pasto para los rebaños. Además, en verano, podrás pasar una noche en cualquiera de sus cinco refugios.

Parque Madriu-Perafita-Claror | Oks_Mit / ISTOCK

Este valle también te ofrece la posibilidad de descubrir uno de sus recorridos más atractivos, la Coronallacs: se trata de una ruta de senderismo circular de unos 90 km de longitud que enlaza los cuatro refugios guardados de Andorra. Este recorrido dura unos 5 días, aproximadamente, y se inicia en la parroquia de Escaldes.

Ruta en el Parque Natural Madriu-Perafita-Claror | Martin Silva Cosentino / ISTOCK

También podrás practicar actividades deportivas como rutas a caballo, escalada, caza, pesca y, en la temporada de invierno, raquetas y esquí de montaña, entre otras.

Y MÁS:

- Andorra: el mayor relato blanco jamás contado

Navarra salvaje: 8 impresionantes destinos naturales aquí al lado

La Alta Ruta de los Perdidos, tu nuevo desafío en plena Naturaleza para este verano