Hoteles en Amazonía: dormir en el pulmón de la Tierra

Completamente mimetizados con el entorno, estos rústicos alojamientos, dispersos por los pliegues de la mayor selva del mundo, proporcionan la aventura de descubrir una naturaleza primigenia sin fronteras.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: D.R.

Sumergirse en la espesura de la jungla, pescar pirañas en agua achocolatadas, oír el desgarrado grito de los monos aulladores, maravillarse con los colores de los papagayos, intuir el sigiloso paso del jaguar, descubrir orquídeas bajo helechos descomunales, contemplar cómo es la vida sobre esos palafitos de la ribera con el techo de palma trenzada. La selva amazónica es el mayor espacio verde del planeta. Una mancha de vegetación de más de siete millones de kilómetros cuadrados, que se despliega a lo largo de nueve países y cubre, aproximadamente, el 40 % del continente americano.

Hoteles Amazonía
Treehouse Lodge, en la confluencia de los ríos Yarapa y Cumaceba | D.R.

Magnética y misteriosa, insondable y amenazadora, esta joya de la naturaleza (es, de hecho, desde 2011, una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo) tiene su alma en el río que le da nombre, que nace en los brazos de los Andes y desemboca en el Atlántico. Un río que no solo es el más voluminoso que existe (su caudal es mayor que la suma de los 10 mayores ríos), sino también el llamado pulmón de la Tierra: en su cuenca reside la más rica biodiversidad, la mayor colección de fauna y flora terrestres. Tantas son las especies que, a día de hoy, todavía se dificulta su conocimiento y exploración. 

Amazon Ecopark 

Brasil

Con habitaciones entre los árboles, senderos que conducen a un restaurante con forma de maloca, un muelle para embarcaciones, cuatro piscinas naturales y una playa privada, este hotel de las inmediaciones de Manaos es uno de los más grandes de la Amazonía.

Vista general del Amazon Ecopark Jungle Lodge, en Brasil | D.R.

Treehouse Lodge

Perú

Compuesto por 12 casas colgadas de los árboles, este hotel en la confluencia de los ríos Yarapa y Cumaceba, cerca de la Reserva Pacaya Samiria, permite sentirse como en un safari. A la ventana de estos bungalows elevados se acercan los monos cada mañana.

Hoteles Amazonía
Una de las casas en los árboles de Treehouse Lodge, en la Amazonía peruana | D.R.

Anavilhanas Lodge

Brasil

La opción de hotel más elegante de la cuenca del Amazonas se sitúa en el margen derecho del Río Negro y consta de 16 espaciosas cabañas, suspendidas sobre estructuras de madera con un deck privado con hamaca. También tiene restaurante.  

Baño del Anavilhanas Lodge | D.R.

Canaloa Amazonas

Colombia

Premiado como uno de los 20 mejores hoteles del mundo, este lodge de lujo es ideal para quienes buscan una experiencia vital en la selva amazónica a través de los sentidos. Para ello está su arquitectura, que integra paredes etéreas y espacios ligeros.

Hoteles Amazonía
Cabaña de Calanoa Amazonas | D.R.

Napo Wildlife Center

Ecuador

Más que un hotel, es una eco-comunidad asentada en una pequeña cresta al borde de un lago, dentro el Parque Nacional Yasuní. Un alojamiento gestionado por los kichwa añangu y cuyas ganancias se reinvierten en proyectos sostenibles y de educación.

Hoteles Amazonía
Ecolodge del Napo Wildlife Center | D.R.

Sacha Lodge

Ecuador

Con más de 2.000 hectáreas, esta reserva está tan mimetizada con la vida silvestre que ya es parte de la selva. Aquí se puede contemplar a las nutrias mientras se desayuna, toparse con un caimán y escuchar a los monos aulladores desde las cabañas.

Habitación de una de las cabañas de Sacha Lodge | Murray Cooper

La Selva Lodge

Ecuador

Este resort de lujo en el corazón de la jungla se asienta en la orilla del río Napo, que acabará uniéndose al poderoso Amazonas en su camino hacia el Atlántico. Además de sesiones de yoga en el embarcadero, cuenta con un spa único.

Hoteles Amazonía
La Selva Lodge, en Ecuador | D.R.

Heliconia Amazon River 

Perú

En medio de la selva tropical y a orillas del Amazonas, este lodge está diseñado para un uso de bajo impacto de electricidad, luz y ventilación, y ha sido construido con materiales sostenibles: las paredes son de madera y el techo, de hojas de irapay.

Sacha Lodge, en la Amazonía ecuatoriana | D.R.

Ariaú Amazon Towers

Brasil  

Proyectado sobre pilotes en las cimas de los árboles, este complejo hotelero fue uno de los primeros alojamientos de la jungla, construido por el mismo dueño del albergue donde se hospedó Jacques Cousteau cuando vino a explorar el Amazonas.