Altea y la Costa Blanca, rincones únicos donde escaparse

Buen clima, el mar Mediterráneo, un interior montañoso, una exquisita gastronomía y un casco histórico de postal, son alguno de los grandes alicientes de Altea para realizar una pequeña escapada este verano. Su bahía protegida bajo la denominación de Parque Natural de Serra Gelada con playas que hacen recordar lugares paradisiacos y su cueva de roca caliza, conocida como Morro de Toix, completan una oferta que aúna lo más salvaje con la mano del hombre. Bienvenidos a Altea, una ciudad dividida por el meridiano de Greenwich, una ciudad entre dos mundos.