Alicante marinera, urbanita y vanguardista

Para Wenceslao Fernández Flores, Alicante es la Casa de la Primavera, su luz, sus playas, su clima, su tentadora gastronomía, sus exóticos palmerales y sus frutos le otorgan un atractivo sensual. También es marinera, serrana, urbanita, audaz  y vanguardista. Descubre los secretos de Alicante.

Irene González
 | 
Foto: reddish_ermine / ISTOCK

Ya en los años 60 por su dimensión ideal, su clima y su puerto sedujo a muchos ciudadanos del norte de Europa que buscaban sus privilegiadas condiciones para residir. Hoy no está en la agenda de la mayoría de turistas y es la gran desconocida. Entre viñedos, bodegas, playas, tapas y su antiguo mercado despunta en gastronomía, diseño, vanguardia y excelentes vinos. La provincia de Alicante cuenta con un total de 10 estrellas Michelin repartidas en 6 restaurantes. En la ciudad, en pleno puerto está uno de los mejores, El Monastrell de María José San Román. En los alrededores, Quique Dacosta, el cocinero más conocido, tiene tres estrellas con su restaurante en Denia. También con estrellas, Bon Amb, en Jávea; L’escaleta, en Cocentaina; La Finca, en Elche, y Casa Pepa, en Ondara. La tierra ofrece talento como ha demostrado el chef alicantino Nanín Pérez, Premio Cocinero Revelación 2018. Este joven chef de 27 años, del Restaurante Murri, ha ganado el prestigioso galardón en la XVI edición Madrid Fusión. Y también en Madrid Fusión, Fran Segura, de Els Vents de Alicante, se ha alzado con el segundo premio de Pastelero Revelación en Madrid Fusión, solo tras el AbAC de Barcelona.

Alicante posee, según Martín Berasategui, arroces de bandera. Para el chef español, la gastronomía alicantina tiene mucho más calado y riqueza de la que la mayoría de la gente piensa. Para Berasategui, Alicante tiene productos autóctonos de primerísima calidad y chefs que han revolucionado los cimientos tradicionales. Lo cierto es que la ciudad y toda la provincia en general, se identifica por sus arroces, con más de 300 especialidades catalogadas. De su puerto parte la mítica Ocean Volvo Race y organizaciones como National Geographic o la Nasa han elegido Alicante como sede para albergar a sus talentosos programadores. La ciudad, que es arte, vanguardia e innovación, acoge varios de los museos más interesantes del panorama nacional. El de Arte Contemporáneo (MACA) en el casco antiguo de la ciudad, y junto a la basílica de Santa María, es uno de los primeros museos de arte contemporáneo que se inauguraron en nuestro país. Del XVII, se abrió en La Aseguradora, el edificio civil más antiguo de la ciudad que antes fue almacén de cereales y escuela de comercio.

Picasso, Juan Gris, Calder, Chagall, Arp, Giacometti, Miró, Oldenburg, Dalí o Chillida muestran sus mejores obras. Imprescindible el Centro Cultural las Cigarreras. Esta maravillosa fábrica de tabaco estuvo en funcionamiento entre 1801 y 2010, y hoy es vanguardia, experimentación y aprendizaje. Así como La Lonja del Pescado y el CMA. Alicante también es cuna de la moda. El vanguardista, Shingo Sato, el mejor patronista del mundo que imparte clases en el Parsons the New School for Design, en Central Saint Martins, en Marangoni, en Bunka Fashion College y Paris College of Art, acude cada año a la escuela de la alicantina Verónica Gutgar para ofrecer magistrales Master Class. Cerca de la plaza de Gabriel Miró, uno de los rincones más hermosos de Alicante, hay que tapear por la bulliciosa calle de San Francisco. E ineludible, la Concatedral de San Nicolás de Bari y su hermoso claustro del XV. También cerca, la construcción sacra más antigua de la ciudad, la Basílica de Santa María, con su impresionante órgano de del XVII. ¿Quién ha dicho que Alicante es solo playa?

 

// Outbrain