El Algarve en diez paradas

El sur de Portugal cuenta con encantadores pueblos pesqueros y de interior en los que perderse en unas vacaciones perfectas.

viajar
 | 
Foto: ISTOCK

El Algarve son aldeas, playas perfectas bañadas por un mar de de aguas frías y claras, cielos azules, gente encantadora y una gastronomía sana, saludable pero sobre todo, deliciosa. Cuando se visita el Algarve es inevitable respirar esa tradición marinera que está presente en las localidades costeras. Las calles de estas villas marinera guardan siglos de tradición que también se nota en las aldeas interiores, donde el amor por la tierra es inevitable. De costa o de interior, en estos diez pueblos que proponemos se encuentra el verdadero Algarve.  

Cacela Velha
Con vestigios árabes y romanos, esta pequeña aldea, cuyos orígenes se creen fenicios, es considerada como uno de los secretos mejor guardados del Algarve. Casas encaladas con detalles en azul rodeadas de un paisaje donde las dunas y los pinos son los protagonistas es lo que se encuentra en esta localidad es un mirador hacia el mar y las islas del Parque Natural Ría Formosa.

ISTOCK

Alcoutim
En la frontera con España, esta localidad tiene el honor de contar con la única tirolina transfronteriza del mundo, que permite cruzar el río Guadiana, frontera natural entre España y Portugal. Además de esto, Alcoutim cuenta con  una historia que se remonta a época romana y con vestigios de otras épocas, como su castillo que data del siglo XVI. En cuanto a sus playas, Pego Fundo es una playa fluvial muy popular entre sus habitantes.

Tavira
Este es probablemente uno de los pueblos más conocidos del Algarve. Sus calles están protagonizadas por sus casas blancas a menudo adornadas con azulejos en las que parece detenerse el tiempo. La Ilha de Tavira, en el Parque Natural de Ria Formosa, es perfecta para disfrutar de sus grandes y paradisíacas playas.

ISTOCK

Olhão
Este pequeño pueblo de pescadores se convierte cada verano en la capital del marisco gracias a su festival que se celebra del 10 al 15 de agosto y donde la gastronomía es la protagonista. Ubicado dentro de la Reserva Natural de la Ría Formosa, Olhão es el punto de partida perfecto para recorrer las islas de la Reserva Natural de la Ría Formosa a golpe de ferri.

Loulé

Esta ciudad de interior cuenta con un centro histórico protagonizado por vestigios históricos, calles sinuosas, jardines típicos y pequeñas ermitas. Famoso es cada verano su Mediterranean Festival (Med) en el que se reúnen manifestaciones artísticas de todo tipo: gastronomía, artesanía, animación callejera, actividades para niños y música. Además, a pesar que es de interior se ubica my cerca de algunas de las playas más famosas del Algarve: Quinta do Lago y  Vale do Lobo, una playa de belleza única por sus acantilados ocres y rojizos.

Smileus / iStoc

Faro
La capital del Algarve y con un aeropuerto internacional, Faro es el punto de llegada para muchos. En ella destaca su Cidade Velha (ciudad vieja), un magnífico testimonio de la edad de oro que vivió Faro en el siglo XVI, y la Ilha Deserta, un arenal blanco rodeado por las aguas turquesas y cristalinas de Ria Formosa y del Océano Atlántico.

Silves
Al oeste del Algarve, este municipio de interior se extiende entre naranjos hasta el océano. Su castillo -Monumento Nacional-, encaramado en lo alto de una colina sobre el río Arade, es el mejor ejemplo de arquitectura militar islámica de Portugal. Desde sus almenas se ofrece unas bonitas vistas de los campos de naranjos y Silves.

ISTOCK

Monchique
En la sierra homónima, esta localidad es perfecta como campamento base para conocer el "jardín botánico" que es la sierra de Monchique. Salpicada de bonitos pueblos serranos en los que la gastronomía es un plus, aquí también se puede disfrutar de las aguas termales cuyos beneficios medicinales ya descubrieron los romanos, y que brinda en la actualidad su célebre Villa Termal.

Vila do Bispo
Este pequeño pueblo de pescadores se ubica en el extremo sur de la Costa Vicentina, en pleno Parque Natural. Sus inmediaciones llaman la atención por sus poco frecuentadas playas cmo las de Murruação, Beliche o Castelejo. También destaca por ubicarse cerca del Cabo de San Vicente, uno de los mejores lugares del mundo para ver amanecer sobre el océano Atlántico.

 Aljezur
Entre el mar y la montaña, Aljezur destaca por sus escarpados y altos acantilados y sus playas color perla en cuyas aguas bravas no faltan surfista en busca de la mejor ola. Entre ellas destacan Arrifana, Bordeira, Carreagem, Odeceixe y Praia das Adegas.