Alentejo en pareja: hoteles donde es complicado no ser romántico

La región más extensa de Portugal te ofrece una escapada en pareja que no olvidarás. ¿Estás listo para tu próximo y sobre todo romántico roadtrip?

Redacción Viajar
 | 
Foto: Sublime Comporta

Después de estos meses de locura (más que nuca), no hay nada que pueda apetecer más a cualquier pareja  que hacer una escapada. Y, ¿qué mejor destino para vivir vuestro romance que Alentejo? Enormes y salvajes playas atlánticas, campos y praderas donde no nos cruzareis con (casi) nadie, una gastronomía y unos vinos que os harán volar muy lejos y, como no, unos hoteles de ensueño, dignos de un primer viaje como matrimonio.

D.R

Hoteles para tu viaje de novios: lugares con entornos únicos, rurales y aislados que invitan al romanticismo.

Sublime Comporta: siempre a la cabeza de cualquier ránking. Sus habitaciones, suites y villas ofrecen algo que este año se busca más que nunca: amplitud y privacidad. Sus piscinas (comunes y privadas) están perfectamente encajadas en el entorno y el paisaje. Y, lo mejor de todo, está perdido, sin nada a su alrededor en la zona más exclusiva de Alentejo: Comporta. Una parada imprescindible en vuestro viaje.

Sublime Comporta

Torre de Palma: a 6 kilómetros del pueblo de Monforte, João Mendes Ribeiro, arquitecto y escenógrafo luso realizó este hotel dedicado al vino que respeta la estructura existente, pero añadiendo nuevos espacios minimalistas e integra los campos de cultivo enriqueciéndolos con viñedos, un olivar y huertos. Su fantástico restaurante con platos renovados alentejanos y su spa hacen de él un destino en sí mismo.

Torre de Palma

São Lourenço do Barrocal: pasado y presente se fusionan en él. El arquitecto portugués Souto de Mora transformó una finca agrícola bicentenaria en un retiro excepcional. Si duda, uno de los hoteles referencia en Alentejo y que hará que vuestra luna de miel sea especial. Una vez ahí, podéis aprovechar para visitar Alqueva, y los pequeños pueblos de Mourão y Redondo.

São Lourenço do Barrocal

Casa Azimute: en este pequeño y nuevo hotel, en el precioso pueblo de Estremoz, todo está pensado para disfrutar del silencio, el buen gusto y el slow-Travel tan codiciado. Idóneo para parejas que buscan alojamientos diferentes, estar cerca del ambiente, pero apartados cuando quieren. Recomendamos para la luna de miel apostar por sus suites con una camba en su propio patio privado para dormirse disfrutando de las estrellas. Además, es un hotel que apuesta por la sostenibilidad y la integración con el entorno va más allá de lo evidente y por crear sus propias líneas de productos cosméticos y de vajillas.

Casa Azimute

The Place: se encuentra dentro de las murallas del castillo de Évora Monte y sus vistas son las más románticas de la región. Menos de 15 personas viven en el interior de las pequeñas murallas del castillo de Evoramonte, con una sola calle central y dos laterales (que siguen las murallas que datan del siglo XIV). The Place es perfecto para utilizarlo como base para conocer el interior de Alentejo.

Herdade do Sobroso: se definen como “Wine&Country House” y es todo un concepto en sí mismo. Herdade do Sobroso forma parte de este paisaje único que es Alentejo, poblado de reminiscencias históricas y patrimoniales y marcado por la proximidad a mayor lago artificial de Europa, Alqueva. Su menú es rico en productos de la tierra y de proximidad. Disfrutareis de vuestros primeros días y noches de casados degustando sus famosos platos y vinos.

Herdade do Sobroso

Herdade da Malhadinha Nova: a medio camino entre Castro Verde y Beja, pocos lugares como éste. El espacio, la naturaleza, la historia, la atención al detalle, el lujo simple y cómodo, las experiencias, la comida y la enología se combinan en una atmósfera perfecta para lograr una estancia irrepetible. Todo en Malhadinha es historia y todo tiene un significado especial, además estrenan casas nuevas esta temporada.

Herdade da Malhadinha Nova