África, Egipto, safaris y balnearios

En el continente negro llaman la atención los vuelos low cost a Marruecos y las nuevas conexiones aéreas con Argel. Los clásicos mantienen su protagonismo, como Egipto, que bate récords, Suráfrica, en órbita de cara al Mundial 2010, y Kenia, que diversifica su oferta con senderismo, balnearios y deportes subacuáticos.

Ana G. Vitienes

Las posibilidades de visitar el norte africano se amplían este año con varias conexiones aéreas que pone más cerca los atractivos de países como Marruecos. Algunas inmobiliarias ya piensan incluso en extender el turismo residencial para los europeos en la costa marroquí. Y mientras Easyjet anuncia su ruta a Casablanca como el primer vuelo low cost entre España y un país no europeo, Iberia inicia en enero vuelos entre Madrid y Argel, fortaleciendo el flujo de viajeros de negocios a Argelia, un destino cerrado durante décadas.

En toda la zona aumenta la demanda de los españoles por unas vacaciones asequibles y exóticas, liderada por Egipto, que mantiene su tendencia al alza: en los últimos cinco años, su turismo ha aumentado un 70 por ciento.

Por otra parte, un país que empieza a promocionarse tras casi tres décadas de aislamiento es Libia. Los viajeros eligen su animada capital, Trípoli, repleta de mezquitas históricas, funduk o pensiones,y los hamman o baños de vapor; los paisajes de su desierto sahariano como el oasis de Ghadames -declarado Patrimonio de la Humanidad- y las ruinas romanas de Sabratha y Leptis Magna. A pesar de los recientes acontecimientos bélicos, Líbano también espera aumentar su cuota de turistas a lo largo del 2007 y recuperar parte del turismo que recibía antes del último conflicto.

Los desplazamientos al sur del continente también se agilizarán con nuevas rutas, como el vuelo directo de Lufthansa a Ciudad del Cabo. Suráfrica, afianzada como el gran destino safari donde es posible ver ballenas, tiburones blancos y los cinco grandes mamíferos de la sabana, amplía sus opciones con nuevos productos como las rutas enoturísticas, la animada vida nocturna de Ciudad del Cabo, la oferta de sol y playa de su costa oeste y la proliferación de hoteles de lujo en Johannesburgo, que ya se prepara para su papel como sede en 2010 de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA.

Otro destino capital en la zona, Kenia, aumenta este año el encanto de sus 54 parques nacionales con propuestas de senderismo y deportes subacuáticos, además de las estancias de sol y playa en su costa suajili.

Entre los destinos emergentes, el flujo de viajeros europeos apunta hacia Senegal y las islas de Cabo Verde y hacia un país apenas conocido como Malawi, con un 44 por ciento más de visitantes que quieren conocer el Mt. Mulange, la mayor montaña de África central, con una creciente oferta de naturaleza y deporte y la posibilidad de realizar safaris a caballo. Uganda y Ruanda despuntan como destinos en alza para aquellos viajeros que quieren visitar en su hábitat a los gorilas de montaña de la mano de la empresa Governor''s Camp, que construye un campamento de lujo en la zona. Namibia, que celebra este año el centenario de uno de sus mejores parques, el Etosha, apuesta por su parte por los viajes de novios y la costa de Caprivi, en la frontera con Botswana y Zambia, con un itinerario múltiple que permite visitar estos tres países en un solo tour. Y Dubai mantiene la atención con sus faraónicos proyectos hoteleros e inmobiliarios y su objetivo de convertirse en uno de los destinos icono del lujo, el ocio y la sofisticación.