A bordo del Al Andalus

Jaime González de Castejón

Tiene nombre sonoro, recuerdo de confusos orígenes que mezclan teorías sobre todos los pueblos que por el sur peninsular pasaron y se asentaron. La verdad es que nadie sabe a ciencia cierta de dónde procede la arabizada etimología de ese Al Andalus que precedió a nuestra Andalucía. Además de mencionar a los árabes, los historiadores hablan de griegos y romanos, godos y vándalos, Atlantes y Tartesso. Sea como fuere, la musicalidad de Al Andalus nos sugiere un río ancho de amplios vergeles, sierras orgullosas, ordenados olivares, mares brillantes y soles espléndidos, ricos sabores y una monumentalidad milenaria. En realidad fue Renfe (Red Nacional de Ferrocarriles Españoles) la que, en 1985, escribió sobre sus vagones pintados de color vino tinto y crema el mítico nombre de Al Andalus.