¿Cuál es el destino más seguro y sostenible en 2021? Fácil, ¡las Azores!

La seguridad, la sostenibilidad y la aventura son los ingredientes principales para disfrutar de unas buenas vacaciones en 2021 y todos ellos se encuentran en las fascinantes islas Azores

Viajar para Turismo de Azores
 | 
Foto: © VisitAzores.

A mitad de camino entre Europa y América, plagado de paisajes indómitos y mágicos rincones, se alza sobre el Atlántico el fascinante archipiélago de las Azores. Si lo que busca es escapar de la masificación, sumergirse en el verde exuberante de una naturaleza salvaje, contemplar panorámicas de infarto, perderse en rutas, pueblos y caminos pintorescos, relajarse en calas idílicas, salir de la monotonía y descargar adrenalina practicando deportes de aventura, disfrutar de un turismo sostenible y, sobre todo, seguro, las Islas Azores son su destino de vacaciones perfecto este 2021.

Las Azores, destino seguro

Las 9 islas portuguesas (mayor a menor tamaño, São Miguel, Pico, Terceira, São Jorge, Faial, Flores, Santa María, Graciosa y Corvo) forman junto a Madeira, Canarias, Cabo Verde e Islas Salvajes lo que se conoce como “Macronesia”, que significa “Islas Afortunadas”. Y el calificativo le cala a la perfección. El archipiélago no solo goza de un clima agradable todo el año y ofrece un sinfín de posibilidades para todos los gustos, sino que ha sido elegido como uno de los destinos europeos de vacaciones más seguros para viajar en 2021. Esta distinción, otorgada por la web europea de promoción cultural y turística European Best Destinations, se basa en el bajo número de contagios de la Covid-19 y las medidas sanitarias y de seguridad para controlar la transmisión del virus, que incluyen pruebas a los turistas antes y a la entrada en el archipiélago.

Carretera en isla Sao Jorge (Islas Azores) | © VisitAzores.

Inmunidad de grupo en Corvo

Muestra de la seguridad que se vive en las Azores es que la isla de Corvo, la más pequeña del conjunto, con apenas 465 habitantes, se ha convertido en el primer territorio luso, y uno de los primeros en Europa, en conseguir la inmunidad de grupo. Esto ha sido posible gracias a la particular situación geográfica y sanitaria del territorio, donde se optó por seguir un plan especial de vacunación masiva que ha sido un éxito. Según la Dirección Regional de Salud de las Azores, más del 95% de la población residente en Corvo mayor de 16 años y alrededor del 85% de toda la población de la isla están vacunadas.

Vacaciones sostenibles

El cuidado de su patrimonio ecológico también es un factor importante tras la distinción que señala las Azores como uno de los mejores lugares para viajar este año. Las islas son un destino único de turismo responsable, donde es posible dejar atrás la tensión y la fatiga pandémica tras un año muy duro, desconectar por unos días de la sobrecarga de informaciones sobre el coronavirus y reconectar con la naturaleza sin dejar huella. En el archipiélago, el hombre y el medioambiente son uno, en perfecta y plena armonía.

Piscina Mosteiros en Sao Miguel (Islas Azores) | © VisitAzores.

Disfrutar plenamente de la belleza de las islas, evitando causar un impacto negativo en su entorno, es posible. Así lo atestiguan los viajeros que eligen este destino guiados por su conciencia ambiental y, también, algunos de los galardones más prestigios en esta materia. Las Azores se convirtieron en 2019 en el primer archipiélago del mundo reconocido como destino sostenible por el programa EarthCheck Sustainable Destination, gracias a sus prácticas para preservar la cultura y los ecosistemas terrestres y marinos y su desempeño frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Además, forman parte por tercer año consecutivo del Global Top 100 Sustainable Destinations, el listado que recoge los 100 mejores destinos de turismo sostenible del mundo.

A, de Azores y de Aventura

Pero las Azores figuran también en otros rankings, los de los mejores lugares para amantes de la adrenalina. Su fama ha traspasado fronteras y en 2020 fueron distinguidas como Mejor Destino de Aventuras en Europa, en los World Travel Awards. Y es que quien elija este destino podrá subir al pico más alto de Portugal (el volcán Pico Alto -2,351 metros-, en la isla de Pico), pasear a caballo, ver ballenas, hacer piragüismo, parapente, buceo, surf, barranquismo, senderismo, ciclismo…  para relajarse después en la playa o en una poza de aguas termales. Multitud de planes por tierra, mar y aire más que apetecibles, sobre todo tras la experiencia del confinamiento y las distintas restricciones de movilidad que nos han obligado a pasar muchas horas bajo techo.

Paisaje en la isla Flores (Islas Azores) | © VisitAzores.

Experiencias por TIERRA

Las Azores ofrecen nada más y nada menos que 800 km de senderos, divididos en 89 rutas de gran interés biogeológico e histórico-etnográfico, perfectamente rehabilitadas y señalizadas. En cualquier época del año, con guía o en solitario, son muchas las opciones disponibles, con distintos niveles de dificultad, para practicar el ciclismo de montaña o emprender una larga caminata, siguiendo los pasos de los antiguos azorianos que pasaban por allí para hacer sus labores diarias.

Ruta de senderismo en Azores | © VisitAzores.

Una forma diferente de descubrir las islas y conectar totalmente con la naturaleza es recorrer sus caminos a lomos de un caballo. Al paso o al trote, los jinetes tienen en las Azores la oportunidad de montar caballos Lusitanos o Cruzados portugueses bien entrenados mientras se deleita con un espectáculo natural imponente y unas vistas impresionantes del océano Atlántico.

Y no se sorprenda si en uno de sus paseos se ve envuelto entre humeantes fumarolas. La génesis de las Azores está impresa en 1776 volcanes, nueve de los cuales aun permanecen activos. Esta factura volcánica impresiona por su diversidad y genera un magnetismo especial en el visitante que se anima a explorar la geodiversidad de la región: desde visitar calderas colapsadas y sus lagunas y manantiales termales, a bajar a cuevas volcánicas y caminar por sus famosas fajãs, pequeñas planicies formadas por el corrimiento de lava.

Caldeiras Vulcánicas en Sao Miguel (Islas Azores) | © VisitAzores.

Experiencias por MAR

Las Azores son un oasis de vida marina. Su localización y características únicas hace de estas islas un auténtico santuario para una gran y variada cantidad de especies marinas, entre las que destacan cinco especies de tortugas marinas, más de 24 especies diferentes de cetáceos y cerca de 600 especies de peces. No es de extrañar, por tanto, que el archipiélago sea uno de los mejores lugares del planeta para el avistamiento de cetáceos del planeta y que cada vez sean más los buceadores que se sumergen en en sus aguas cristalinas para disfrutar de un fondo marino con extraordinarias formaciones geológicas mientras nadan con tiburones y mantas cornudas. También es creciente el número de visitantes que, a vela o motor, se lanzan a navegar los mares azorianos. Con la mano firme en el timón es fácil sumar millas náuticas entre las maravillas de estas nueve islas y, como no, detenerse en sus puertos y bahías.

Actividad de buceo en Islas Azores | © VisitAzores.

Además, la diversidad del litoral en las distintas islas, a veces alta y escarpada, con fondos rocosos, a veces más suaves y arenosos, permite una variedad de olas de notable calidad y consistencia, perfecta para la práctica del surf y otros deportes de olas en cualquier momento del año. Paddlesurf, piragüismo o kayak son tres actividades que pueden realizar también en aguas azorianas, ya sea en pleno mar abierto, bordeando sus múltiples islotes o, en interiores, en sus maravillosas lagunas.

Puerto en Angra do Heroísmo, capital de la Isla Terceira (Islas Azores) | © VisitAzores.

Ya en la superficie, las Azores van camino de ser El Dorado de otra actividad acuática: el barranquismo. San Miguel, San Jorge y Flores ofertan itinerarios de gran belleza, la mayoría verticales, sin grandes caudales, formados por roca basáltica, agua muy oscura y vegetación que cubre todo de verde. Además, muchos de ellos acaban directamente en el océano, con su última cascada cayendo sobre el agua salada.

Experiencias por AIRE

Con los pies firmes en el suelo pero la vista puesta en el cielo, las Azores son todo un espectáculo y, por ello, se conocen internacionalmente como destino de Bird Watching. En su totalidad el archipiélago tiene aproximadamente 30 especies de aves que nidifican, y el número de especies ocasionales ya observadas y registradas se acerca a las 400.

Pero si observar el vuelo de las aves no es suficiente y directamente sueña con tocar las nubes, el parapente le brinda esta oportunidad. Tome nota, el sitio de “Sete Cidades”, en la isla de San Miguel, fue considerado, por un jurado europeo, uno de los 60 lugares de Europa más bellos para el vuelo libre.

Lagoa Verde (Lagoa Sete Cidades) en la isla São Miguel (Azores) | © VisitAzores.

Un viaje con muchas paradas

¿Qué actividad eliges? Difícil quedarse con sola una entre la oferta inagotable del archipiélago, que ofrece nueve paradas diferentes repartidas por 600 km en el Océano Atlántico, en islas con mucha personalidad y características muy específicas.

Santa María, conocida como la "Ilha do Sol" es la isla más antigua, con unos 8 millones de años, y la más oriental del archipiélago. Aquí están las raras playas de arena blanca del archipiélago. São Miguel es la isla de Lagoa das Sete Cidades, Lagoa do Fogo o Furnas, la primera elegida como una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal. Allí se encuentran también las únicas plantaciones de té de Europa.

Farmosa Beach, en la isla Santa María (Azores) | © VisitAzores.

El centro histórico de Angra do Heroísmo, capital de la isla de Terceira, es Patrimonio de la Humanidad desde 1983. También Graciosa integra la Red Mundial de Reservas de la Biosfera de la UNESCO desde 2007 y posee una tierra plana y fértil, rica en producción agrícola y vitivinícola. Imprescindible probar el licor Andaia, elaborado mediante la destilación de vino tinto con uvas de la isla.

Es de São Jorge donde sale al mundo el famoso queso que lleva el nombre de la isla, uno de los mejores del mundo, declarado como DOP (Denominación de Origen Protegida) en 1991. La gastronomía es, además, uno de los puntos fuertes de la isla, con platos tradicionales de comida reconfortante que nos hacen viajar en el tiempo. En Pico podemos subir al punto más alto de Portugal, clasificado como Reserva Natural desde 1982, y visitar el paisaje protegido del viñedo de Pico, distinguido por la UNESCO y cuna del cada vez más conocido vino de las Azores.

Isla de Pico, en Azores | © VisitAzores.

Faial, a solo 6 km de Pico, tiene uno de los puertos deportivos más concurridos y famosos del mundo, Marina da Horta. En el Centro Interpretativo del Volcán de Capelinhos, es posible recordar una de las erupciones mejor documentadas del mundo, que se originó a una milla de la costa en septiembre de 1957, y que se prolongó durante 13 meses. Corvo, la hermana pequeña del archipiélago, se encuentra sobre un volcán que comenzó a emerger hace unos 730 mil años. Lagoa da Caldeira, ubicada en el cráter volcánico, es una de las experiencias imperdibles en la isla y el mejor lugar de todo el archipiélago para la observación de aves.

Isla de Flores, en Azores | © VisitAzores.

Por último, Flores es la isla de la pureza, el último lugar de Europa donde se pone el sol, ya que es el punto más occidental del viejo continente. En 2009 fue incluida en la red de la Reserva Mundial de la Biosfera de la UNESCO, debido al grado de preservación, la abundancia de bosques característicos y la singularidad de los escarpes y las áreas marinas adyacentes, principalmente debido al uso sostenible de los recursos naturales.

Hospitalidad azoriana

Y no podemos finalizar este recorrido por las maravillas de las Azores sin nombrar a su gente. La hospitalidad azoriana es la marca inconfundible de un pueblo sencillo, acogedor y amable que, comprometido con la preservación de la riqueza de la que son guardianes, nos invita a deleitarnos con lo suyo y nos brida su ayuda a cada paso.