Las 9 islas de Nueva York

Ubicada en la desembocadura de los ríos Hudson y Este, La Gran Manzana se expande sobre diferentes islas que invitan a conocer el pasado de la ciudad.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: GCShutter/iStock

Es probable que, al pensar en la ciudad de Nueva York, la mayoría de los turistas lo haga en sus rascacielos y no en sus islas. Sin embargo, con el plano delante, se puede apreciar que la geografía de la metrópoli más poblada de los Estados Unidos, es la de una ciudad levantada sobre el agua. Cuatro de sus cinco distritos –Manhattan, Brooklyn, Queens y Stanten Island- están localizados sobre islas en desembocadura de los ríos Hudson y East. En su interior albergan decenas de monumentos, museos, teatros y avenidas que permiten al turista conocer de primera mano el pasado de la ciudad, su gente y sus costumbres.

Melpomenem/iStock

Manhattan

Manhattan, el distrito de mayor población de los cinco que conforman Nueva York, es una gigantesca isla rodeada por los ríos Hudson, East y Harlem. Es aquí donde encontramos algunos de los mayores centros culturales, financieros y comerciales del mundo. Entre sus enclaves más emblemáticos destacan rascacielos de la talla del Empire Estate, la deslumbrante Times Square, el fotografiado Central Park y los teatros de Brodway.

franckreporter/iStock

Liberty Island

La Estatua de la Libertad es probablemente uno de los monumentos más famosos y más visitados de Nueva York. Mide 46 metros de altura (93 si contamos la base), fue un regalo de los franceses para conmemorar los 100 años de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y se encuentra instalada en el corazón de Liberty Island. Para subir al mirador de la estatua, los turistas deben pagar unos 14 euros y comprar los tickets por internet con semanas de antelación, ya que las visitas se realizan en grupos de diez personas con un límite de 30 visitantes la hora. Cabe destacar que Liberty Island solamente es accesible en ferry desde el Battery Park City de Manhattan o en el Liberty State Park de Nueva Jersey.

narvikk/iStock

Ellis Island

Situada a unos diez minutos en ferry de Liberty Island, Ellis Island es una pequeña isla cargada de historia. Entre 1892 y 1954, aproximadamente 12 millones de inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos buscando un nuevo hogar a través del puerto de Nueva York, fueron inspeccionados allí, tanto legal como médicamente. En el interior de la isla destaca el Immigration Museum, dedicado a la memoria de aquellas personas. En cada una de sus tres plantas lo visitantes pueden acercarse a la historia del país a través de fotografías, filmaciones, objetos y dispositivos interactivos.

 

City Island

Muy cerca de la costa del Bronx, City Island es una pequeña comunidad donde pasear tranquilamente por callecitas de arquitectura victoriana. Es además, un lugar ideal para realizar deportes marítimos y plácidas salidas de pesca. Los fines de semanas, sus restaurantes, como Lobster House, Fish Box o Johnny’s Reef, se llenan de ávidos consumidores de langosta y pescado.

Roosevelt Island Tramway

Roosevelt Island

Al pasear por la orilla del East River, a la altura de las calles 46 a la 85 de Manhattan, destaca una estrecha y alargada isla de unos 3,2 kilómetros de longitud. Es accesible tanto en ferry, como coche o en bicicleta, sin embargo, el trayecto más especial es en teleférico. El viaje dura unos cinco minutos, sobrevuela Manhattan y brinda unas espectaculares vistas de los alrededores. Entre los planes destacados de Roosevelt Island destacan la posibilidad de pasear por algunos de los cuatro parques de las islas o visitar las inmediaciones del Smallpox Hospital, un hospital abandonado de estilo gótico.

Melpomenem/iStock

Randall’s Island

Randall’s Island, separada de Manhattan al oeste por la principal ramificación del East River, invita a disfrutar de sus noches de cine al aire libre, sus sesiones de yoga en el parque o del festival New York Vegan Food and Drink Festival (en octubre). También es un importante refugio para la práctica del atletismo, ya que posee varias pistas y circuitos acondicionados en su haber.

Roman Babakin/iStock

Staten Island

Pasear por las amplias galerías de Museo de Arte Tibetano, cruzar el popular Puente Verrazano Narrows, visitar el histórico Instituto de Artes y Ciencias o la colección permanente del Museo de los Niños, son algunos de los imprescindibles de Staten Island, uno de los cinco boroughs (distritos) metropolitanos de la ciudad de Nueva York.

Terraxplorer/iStock

Governors Island

Governors Island es una isla de 86 hectáreas situada en la bahía de Nueva York, aproximadamente a un kilómetro al sur de Manhattan. Su nombre viene de la época de dominación británica, pues aquí es donde vivía el gobernador de Nueva York. La isla, que permanece abierta al público solo de mayo a octubre, invita a descubrir el pasado militar de la ciudad y observar unas bellas vistas de la Estatua de la Libertad, Ellis Island y todo el distrito financiero de Manhattan.

ViewApart/iStock

Long Island

La isla más grande de Nueva York es Long Island y está ubicada al este de Manhattan. Se conecta con el resto de Nueva York a través de 13 túneles y 9 puentes, entre ellos, el famoso Puente de Brooklyn. Su paisaje, ideal para disfrutar de paseos al aire libre, está marcado por campiñas, acantilados y playas de arena muy fina. Visitar el faro más antiguo de Nueva York, Jones Beach, el Museo Histórico de Ballenas, las casas museo de Theodore Roosevelt o el Museo de Arte Parrish son algunos de los imprescindibles en una escapada a Long Island.