800 años de Salamanca y otras universidades

La Universidad de Salamanca cumple 800 años y su aniversario pone el foco en estas magníficas, y muchas veces poco valoradas, instituciones. Cuajadas de historia, leyendas e intercambio de ideas, las universidades eran los centros más valorados del mundo, y sin duda, las tienes que conocer.

Irene González
 | 
Foto: demachi / ISTOCK

La Universidad es uno de los motores de la sociedad, lugar de investigación, de intercambio de ideas y de formación de los futuros líderes. Hoy, el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, pone el foco en estas magníficas y, a veces poco valoradas, instituciones. Eran centros de estudios muy diferentes a los que hoy conocemos, vinculados a la iglesia y a los reyes. Se desarrollaban en una sociedad con un elevado índice de analfabetismo, por lo que fueron los verdaderos centros de revolución cultural. En Palencia se creó la que pudo ser la primera universidad de nuestro país. Tello Téllez, el obispo de la ciudad le dio un gran impulso entre los años 1208 y 1214, preparándola para que fuera la primera universidad española, pero la vida de esta universidad languideció en un espacio, relativamente breve de tiempo, y desapareció a finales del mismo siglo XIII, sin haber logrado el reconocimiento expreso como universidad, ni por la monarquía ni por la autoridad papal.

Así que la Universidad de Salamanca, que este año celebra su 800 cumpleaños, es la más antigua del mundo hispano. Fundada 1218, hay quien apunta a que sería un traslado de la de Palencia. Aunque hay registros de otorgamiento de títulos muchos años antes, ya que la People's Chronology, de James Trager, establece su fecha de fundación en 1134, porque recibió la carta real de la fundación como Estudio General en 1218, por parte del rey Alfonso IX de León. Así que podría ser la cuarta, o incluso la tercera, universidad europea más antigua en funcionamiento. La fundación de la Universidad de Valladolid, es posterior a Salamanca, aunque no existe mucha distancia en el tiempo. Así que eran las principales universidades durante la Edad Media, en el reino de Castilla, y las primeras fundadas en el país.

Sin duda alguna, una de las más prestigiosas es la de Alcalá de Henares, que comenzó su andadura a finales del siglo XIII. Isabel la Católica apoyó la cultura y la enseñanza, y el Cardenal Cisneros, la patrocinó con el estatus de universidad por tres bulas papales. La Universidad se clausuró en 1836 por Real Decreto y fue trasferida a Madrid como Universidad Complutense. La Ley Moyano de 1857, y vigente hasta 1969, estableció la Complutense como la única universidad en España autorizada para conferir el título de Doctor a cualquier académico. Su prestigio se ve reforzado con la entrega de los, reconocidos internacionalmente, Premios Cervantes. Santiago de Compostela fue un foco de cultura desde antes del 1100 gracias al prestigio de su escuela capitular. Pero no fue hasta 1495, cuando se creó una escuela para pobres, llamada Estudio de Gramática, la verdadera semilla de su Universidad a principios del XVI. Además, las prestigiosas de Sevilla fundada en 1505, y la de Granada en 1531, con el apoyo del rey Carlos I de España y V de Alemania, también fueron raíz de cultura e historias de estudiantes. Aunque las universidades nacieron al amparo de la iglesia, han sido el origen del conocimiento. Son verdaderas joyas arquitectónicas, y muchas de ellas, incluso, conservan los edificios e infraestructuras originales.