8 motivos para visitar Laponia

Auroras boreales, naturaleza exuberante y saunas. Te contamos estos y otros motivos para visitar Laponia.

Josep M. Palau Riberaygua
 | 
Foto: Istock

Otoño es la época ideal para conocer Laponia, los días aún son largos y las temperaturas, suaves. Los colores que tiñen el bosque compiten en belleza con las auroras boreales que iluminan las noches más allá del Círculo Polar Ártico. Te damos ocho razones por las que, indudablemente, debes visitar este hermoso lugar.

1. La 'Ruska' Finlandesa

El otoño finlandés se define con la palabra ruska, que hace referencia a la paleta de colores que se despliega gracias a la abundancia de árboles de hoja caduca. Se calcula que en el país crecen 80 trillones de árboles, por lo que el efecto es espectacular.

Ruska, Laponia, motivos
Klasu / ISTOCK

2. Auroras boreales

Fenómeno provocado por el contacto de las partículas del viento solar con el magnetismo terrestre. El servicio Auroras Now! del Finnish Meteorological Institute monitoriza las condiciones del cielo para predecir cuándo es más probable verlas.

Istock

3. El lago Inari

En el centro del lago Inari se encuentra la isla sagrada de los samis, Ukonsaari, donde habita el dios del trueno. En la orilla, la iglesia de Pielpajarvi (1853) es una de las pocas construcciones que los nazis respetaron durante la 2.ª Guerra Mundial.

Motivos Laponia
Istock

4. Parque de Lemmenjoki

Es la mayor reserva natural de Finlandia. En otras épocas, aquí vivió un magnate de la cría de renos, que en Laponia se pastorean como se hace con las vacas en otros lugares. Caminando por el bosque se puede ver a la ardilla voladora o al búho de los Urales.

Istock

5. Saunas

En Laponia finlandesa hay que probar la sauna de humo. Se calienta con la humareda de un fuego de leña que tiñe de hollín la pared. En invierno se combina con un chapuzón en un avanto o agujero abierto en un lago helado.

Istock

VIAJAR te lleva de expedición a Laponia en un viaje irrepetible.

6. Pueblo Sami

Originario de la región, cuenta con un Museo Nacional y un Parlamento propio en Sajos. En él se reúnen los 21 representantes de los samis de todas las tierras escandinavas (Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia) como delegación de esta etnia sin fronteras.

Istock

7. Utsjoki

La localidad más septentrional de Finlandia, casi en la frontera con Noruega, es una pequeña población en medio de una naturaleza salvaje con el río Tenojoki atravesándola. La carretera que va hasta Karigasniemi es de las más panorámicas.

Istock

8. Tankavaara

La puerta a la entrada de los campos de oro de Laponia. La explotación del mineral empezó en 1934, tras ser descubierto por unos pastores sami. Hoy cuenta con un Museo del Oro al aire libre, donde los visitantes pueden probar fortuna.

Getty Images