7 playas imprescindibles para tu próximo viaje a Filipinas

Arenales vírgenes frente a aguas cristalinas y turquesas salpican las más de 7.000 islas que conforman Filipinas. Algunas desconocidas que invitan a ser descubiertas, y otras, como las de Palawan o Boracay, designadas en numerosas ocasiones como las mejores playas del mundo.

Redacción Viajar
 | 
Foto: Adel Newman/Shutterstock

Isla Mantigue, provincia de Camiguin

Un viaje de 20 minutos en barco acerca al viajero a esta isla de la provincia de Caminguin, paraíso para los amantes del buceo. De arenales blancos y de exuberante vegetación, la isla de Mantigue es una de las grandes maravillas tropicales de Filipinas y hábitat de coloridas, únicas y raras criaturas marinas. Aquí, los visitantes podrán bucear entre tortugas carey, en peligro de extinción, y que se dejan ver habitualmente en las aguas cristalinas, y entre otras de las especies como el pez payaso, el pez rana o los nudibranquios y, todo ello, en un escenario de increíbles jardines de coral y paisajes marinos. Visitable únicamente durante el día, la experiencia en Mantigue se completa recorriendo su pequeña jungla tropical y degustando un bocado del erizo de mar (uni) que los lugareños ofrecen en las propias playas.

Richard Whitcombe/Shutterstock

Guyam, Daku y Naked Island, Siargao del Norte

Conocida por sus olas entre los aficionados al surf, Siargao también alberga rincones secretos de arenales tranquilos y aislados de la multitud. A través de un recorrido en barco que va de isla en isla, aquellos que busquen sentir lo que es vivir en una isla remota podrán aventurarse durante un día en conocer Guyan, Daku y la Naked Island. La primera, Guyam, es una pequeña isla circular con cocoteros y cabañas de playa, Daku (‘Grande’ en el dialecto local) es el hogar de una pequeña comunidad de pescadores y la última, Naked Island, es un banco de arena con aguas profundas ideales para el buceo.

Adel Newman/Shutterstock

Islas Calaguas, Camarines Norte

Destino de los locales para relajarse y escapar de la vida urbana de la ciudad, la isla de Calaguas tiene una de las mejores vistas para disfrutar del amanecer y atardecer en sus playas de arena blanca y, en su vecina Tinaga, las colinas se convierten en un gran reclamo para los amantes del senderismo.

John Harvey Perez

Isla de Bantayan, Cebú

Ubicada en el extremo norte de Cebú, la isla de Bantayan cuenta con impresionantes playas de arena blanca y espectaculares atractivos para los amantes del ecoturismo. De fácil acceso desde el aeropuerto de la ciudad, los visitantes podrán disfrutar de actividades de buceo en los acantilados, paracaidismo, rutas de kayak y sumergirse en la cultura local de mano de los lugareños que se dedican a la pesca y producción de pescado seco, principal sustento del lugar.

D.R.

Isla Kalanggaman, Leyte

Rodeada por aguas cristalinas y playas de arena blanca, la isla de Kalanggaman es el lugar perfecto para disfrutar de un largo paseo mientras se fotografía la imponente imagen que se forma ante uno. El nombre deriva de ‘langgam’ (pájaro en el dialecto local) y es que su silueta se asemeja una especie de alas de pájaro que parecen batir al vuelo. Sin grandes centros turísticos, en esta zona virgen de la provincia de Leyte se puede acampar en la playa para contemplar el espectáculo lumínico que forman las estrellas al caer la noche.

Stephen Green-Price/Shutterstock

Playa Secreta, El Nido, Palawan

Enmarcada por imponentes acantilados y aguas de color turquesa, la Playa Secreta de El Nido es un paraíso desconocido que espera ser descubierto por los viajeros que deseen experimentar la emoción de encontrar un tesoro de la Madre Naturaleza. Solo apta para los más aventureros, para llegar a la playa hay que nadar a través de una grieta entre las rocas de piedra caliza que se localiza encima del agua.

Igor Tichonow/Shutterstock

Playa Azúcar, Sipalay, Negros Occidental

Conocida por los lugareños como Langun Beach, esta playa de la provincia de Negros Occidental es el refugio de los locales durante las tardes de verano. Sus aguas azules, que invitan a bañarse, y la preciosa puesta de sol que se dibuja mientras se relaja uno escuchando el sonido de las olas sobre su arena marrón son los principales reclamos de este arenal de Sipalay. Otras de las actividades que ofrece son el snorkel y el paddle surf.

rweisswald/Shutterstock