7 lugares y 7 experiencias imprescindibles que vivir en el viejo San Juan

A principios del siglo XVI, el castellano Juan Ponce de León colonizaba la isla de Puerto Rico y fundaba el poblado de Caparra, que fue al poco tiempo trasladado a una pequeña isla paralela a la costa norte, situada en la boca de una amplia bahía, sin duda el mejor puerto natural de cara al Atlántico. Rebautizada como San Juan en honor al Bautista y enseguida como San Juan de Puerto Rico, el nuevo nombre reflejaba, según algunos cronistas, la mucha riqueza de oro que se había hallado en la isla, aunque, según otros, se debió a lo bueno, cerrado y seguro contra las tormentas que era su puerto. Desde allí, las naves de Ponce de León zarparon en busca de nuevos territorios para colonizar en nombre de la Corona española, descubriendo el continente norteamericano a través de la península de La Florida, que inicialmente se consideró como otra más de las islas que poblaban el Mar Caribe.