7 imprescindibles de San Sebastián

Para disfrutar de la ciudad entre película y película

Ignacio Romo
 | 
Foto: peeterv / ISTOCK

Estas son las fechas en las que la capital donostiarra se viste de gala para recibir a las estrellas del cine. La ciudad se llena de directores, actores y actrices venidos de todo el mundo, periodistas de todas las nacionalidades y turistas curiosos amantes de las películas. El 21 de septiembre comienza el Festival Internacional de San Sebastián y nosotros hemos elaborado una lista con las cosas que no debes perderte si visitas las ciudad.

Casco Antiguo

peeterv / ISTOCK

Pasear por las calles estrechas y con encanto del Casco Antiguo será la mejor forma de abrir nuestro apetito. Y no lo decimos porque sí, sino porque este lugar posee la mayor concentración de bares por metro cuadrado de todo el mundo. Está situado al este de la ciudad, a los pies del Monte Urgull, y de él recomendamos lugares como la Plaza de la Constitución y la Iglesia de Santa María del Coro.

Museo San Telmo

Donostia Kultura

Inagurado en 1902, este museo dedicado a la cultura e historia vasca posee más de 26.000 elementos etnográficos, arqueológicos, históricos, fotográficos y artísticos sobre el mundo vasco. Una de las cosas más curiosas del Museo San Telmo es su estructura, pues está constituido por dos edificios: el original, que es un convento dominicano del siglo XVI que mezcla estilo gótico y renacentista, y el nuevo, más moderno y vanguardista y diseñado por los arquitectos Nieto y Sobejano.

Arquitectura a la parisina

PEDRE / ISTOCK

A finales del siglo XIX la Reina Regente Maria Cristina decidió hacer de San Sebastián su lugar de veraneo. De esta forma, con la llegada de la Corte, la ciudad comenzó a crecer y a desarrollarse de forma especialmente rápida. A comienzos del XX San Sebastián ya era una de las ciudades más modernas y cosmopolitas de Europa. Durante esta época, conocida popularmente como Belle Époque, se construyeron en la urbe importantes edificios como el Casino (ahora Ayuntamiento), el Hotel María Cristina o el Teatro Victoria Eugenia, que es donde se celebra el Festival Internacional de Cine. Todo estos lugares merecen una visita.

Peine del Viento

Rubén Iglesias Fuentes / ISTOCK

En 1976  el escultor vasco Eduardo Chillida creó el Peine del Viento, una obra compuesta por tres esculturas de acero que, fundidas sobre la roca, reciben los golpes del oleaje y el viento procedentes del mar Cantábrico. Las esculturas están situadas al final de la playa de Ondarreta, en la bahía de la Concha. Además de las formas de acero, Chillida también diseñó un sistema de tubos por el que, con el viento y el agua pasando a través de ellos, los días de tormenta se genera un impresionante espectáculo de sonidos y chorros de agua pulverizada.

Monte Igueldo

saiko3p / ISTOCK

En el extremo oeste de la ciudad encontramos el Monte Igueldo, un lugar mítico de San Sebastián por las impresionantes vistas que éste brinda de toda la ciudad. En su parte más alta se encuentra el Parque de Atracciones Monte Igueldo, un lugar inaugurado en 1912 por Maria Cristina y que aún conserva algunas de las antiguas atracciones que en su día hicieron las delicias de la alta sociedad española. En su parte superior también se halla un hotel, el Hotel Mercure San Sebastián Monte Igueldo. Para acceder al Monte lo ideal es hacer uso del ya clásico funicular.

Gastronomía de nivel internacional

BrasilNut1 / ISTOCK

Tras Tokio, San Sebastián es la ciudad del mundo que más Estrellas Michelin aglutina, con 16. En 2017 la ciudad fue calificado como Mejor Destino Gastronómico del Mundo, y no es de extrañar, pues aquí poseen sus restaurantes chefs de renombre internacional como Andoni Luis Aduriz (Mugaritz), Pedro Subijana (Akelarre), Juan Mari Arzak o Martín Berasategui. Asimismo, San Sebastián es famosa por sus pintxos, joyas gastronómicas en miniatura que son la excusa perfecta para salir a la calle e ir de bar en bar probándolos todos.

Tres fantásticas playas

typhoonski / ISTOCK

La playa de la Concha es la más conocida de la ciudad, de eso no hay duda. En los años en que la Reina Maria Cristina veraneaba aquí, el lugar fue calificado como “Playa Real”. Con una longitud total de 1350 metros, su arena fina y sus aguas limpias y cristalinas la convierten en una de las playas urbanas más famosas del mundo.

La playa de Ondarreta, al oeste de la localidad, llega hasta el Peine del Viento y se caracteriza por ser más familiar que La Concha, pues se encuentra mejor resguardada y eso evita los fuertes oleajes y las mareas especialmente pronunciadas. Por último, La Zurriola, una playa ubicada en el extremo este de San Sebastián y conocida popularmente como “la playa de los surferos”.

// Outbrain