Los 7 mejores destinos naturales del planeta para 2022

Recorremos el globo terráqueo en busca de los destinos naturales internacionales que debes visitar en 2022.

Noelia Ferreiro
 | 
Foto: Delbars / ISTOCK

1. Islas Cook: las más soñadas

Conforman un desconocido paraíso tropical que ha sabido conjugar el exotismo propio de la Polinesia con un innovador planteamiento turístico en el que priman por encima de todo las prácticas sostenibles. El archipiélago más remoto del mundo, compuesto por 15 islas volcánicas diseminadas entre Nueva Zelanda y Hawái, ha dejado de ser un destino preferente para las lunas de miel y se ha convertido en un sueño por fin asequible. Su afortunada naturaleza hace que gane puntos para el deseo de volar al otro lado del globo.

Mlenny / ISTOCK

2. Islandia: la preferida

Sigue siendo uno de los destinos favoritos de los españoles, a los que seduce sobremanera el carácter indómito de esta isla dibujada con un catálogo de montañas, ríos, cascadas y precipicios batidos por el océano, con glaciares que se aferran a los volcanes, géiseres que emergen del hielo y lagunas de colores insólitos sobre las que flotan los témpanos. La implantación de compañías low cost y una acertada campaña de promoción ayudarán a que el país se sitúe cerca de aquel boom turístico que experimentó en 2010 con la impactante explosión del volcán Eyjafjallajökull.

tawatchaiprakobkit / ISTOCK

3. Nepal: nuevo aeropuerto

Recuperado ya de los estragos del terremoto de 2015 (con la mayoría de los templos restaurados) y, posteriormente, del azote de la pandemia, hoy se muestra al mundo como un destino seguro de naturaleza gracias a su cuidadísima infraestructura senderista. En 2022 se inaugura el aeropuerto internacional de Pokhara, donde hasta el momento solo operan vuelos regionales. Con ello, quedan abiertas las puertas a los trekkings por el Annapurna y el Everest.

den-belitsky / ISTOCK

4. Alaska: destino clave

El estado que mejor encarna la imagen icónica de la aventura vio crecer el número de visitantes en los tiempos previos a la pandemia. Especialmente entre los europeos (un 38 %), pero también entre los viajeros de China, India, Australia y Nueva Zelanda. Ahora que las nuevas tendencias viajeras apuntan a espacios abiertos, aislamiento y lejanía, este lugar de paisajes épicos aspira a recuperar no solo el movimiento turístico, sino también su posicionamiento como destino de cruceros, que llegó a registrar un crecimiento del 101 %.

RoseMaryBush / ISTOCK

5. Antártida: mayor demanda

Es hora de descubrir este remoto rincón asentado en el extremo sur del globo, allí donde la Tierra se muestra primigenia. Un lugar formado por montañas cubiertas de hielo y nieve, glaciares azulados e icebergs de formas alocadas que se deslizan por las aguas gélidas puesto que el termómetro, por estos parajes, jamás sube de los 0 ºC. Antártida está cada vez más conectada por aire pero también por mar: las navieras han aumentado su presencia en la región.

goinyk / ISTOCK

6. África: regreso de safaris

Vuelve la fiebre de los safaris. 2022 es el año para visitar enclaves africanos tan interesantes como Uganda y Ruanda, que han logrado mantener durante estos tiempos difíciles las visitas a las poblaciones de gorilas de montaña.

Delbars / ISTOCK

7. Costa Rica: natural y digital

Playas, montañas, volcanes y la mayor biodiversidad del planeta. Con esta idea el país centroamericano se postula como la oficina ideal de los nómadas digitales, para lo que ha impulsado una ley que persigue atraer a trabajadores y prestadores remotos de servicios. Un amparo jurídico para teletrabajar, siempre en el marco de su carrera para convertirse en el destino más sostenible del mundo. Dentro de esa carrera destaca el reciente anuncio de la expansión de su área marina protegida.

Brandon Alms / ISTOCK

Costa Rica ha firmado, junto con otros países de Sudamérica, la Declaración para la Conservación y Manejo de los ecosistemas comprendidos en el Corredor Marino del Pacífico Este Tropical, entre los que se encuentra la Isla del Coco, uno de los sitios naturales privilegiados a nivel mundial, con una diversidad biológica singular.