7 castillos que no esperarías encontrar en Canadá

Hoteles o museos, estos castillos destacan entre los edificios modernos de las ciudades canadienses.

Ignacio Romo
 | 
Foto: Pgiam / ISTOCK

Pocos viajeros que visitan Canadá lo hace con el fin de ver castillos, como si este fuera un país plagado de ellos al estilo de Francia, Alemania, Inglaterra o España. Sin embargo, y al contrario de lo que pueda pensarse, el país norteamericano esconde algunos edificios de este tipo. Majestuosos y elegantes, los castillos canadienses fueron construidos entre finales del siglo XIX y principios del XX, tomando como ejemplo la arquitectura gótica francesa y las construcciones escocesas más elegantes y emblemáticas.

Château Frontenac

ablokhin / ISTOCK

Entre finales del siglo XIX y principios del XX, la compañía Canada´s Railway Hotels construyó una serie de hoteles estilo “château” francés a lo largo del país con la intención de fomentar el turismo de lujo. En 1893, en Quebec, abrió sus puertas el château Frontenac, un majestuoso edificio que hizo funciones de hotel desde el principio. Descrito como “el hotel más fotografiado del mundo”, el Frontenac posee numerosos elementos típicos de los castillos franceses, como los torreones circulares, las buhardillas adornadas y los tejados empinados. A lo largo de su historia ha acogido multitud de personalidades, e incluso sirvió como ubicación para la película Yo Confieso, estrenada en 1953 y dirigida por Alfred Hitchcock.

Château Laurier

PaulMcKinnon / ISTOCK

También construido por la Canada´s Railway Hotels, pero esta vez a principios del siglo XX, el Château Laurier es un hotel de 5 estrellas ubicado en pleno centro de la ciudad de Ottawa. Como el Frontenac, el hotel Laurier se asemeja a los castillos góticos franceses. Su cercanía al Parlamento canadiense ha provocado que el hotel haya servido para alojar multitud de políticos a lo largo de su historia.

Casa Loma

JavenLin / ISTOCK

Esta mansión de principios del siglo XX es una de la principales atracciones turísticas de la ciudad de Toronto, pues recibe cada año más de 350 mil visitantes. La casa, mandada construir por el empresario canadiense Henry Mill Pellat, fue durante un tiempo la mansión más grande de Norteamérica. A día de hoy, debido a sus altos costes de mantenimiento, el edificio pertenece a la ciudad de Toronto, y hace funciones de museo.

Craigdarroch Castle

SHAWSHANK61 / ISTOCK

Este castillo está situado en la ciudad de Victoria, en la parte más occidental de Canadá. Fue construido durante la década de 1890 para la familia Dunsmuir, aunque actualmente pertenece a la Sociedad Histórica del Castillo Craigdarroch. El edificio es una de las atracciones turísticas más conocidas de Victoria, recibiendo cerca de 150 mil visitantes al año.

Hotel Banff Springs

ImagineGolf / ISTOCK

El Hotel Banff Springs es un hotel de lujo ubicado en el Parque Nacional de Banff, en las Montañas Rocosas. Su construcción estuvo dirigida, también, por la compañía Canada´s Railway Hotels, pero el estilo del edificio, al contrario de los anteriores, que buscaban parecerse a los castillos franceses, sigue los patrones de la arquitectura señorial escocesa. Banff Springs se inauguró en 1888, sin embargo la estructura original tuvo que ser modificada en 1911. Se cambiaron los materiales de madera por otros de piedra, más resistentes y modernos.

Chateau Lake Louise

jimfeng / ISTOCK

Cerca del Hotel Banff Springs se encuentra The Fairmont Chateau Lake Louise, un hotel ubicado a orillas del Lago Louise. La compañía Canada´s Railway Hotels se encargó de su construcción hace ya más de 100 años. El hotel destaca no solo por su imponente estructura, sino también por el espectacular enclave natural en el que está situado: entre montañas y frente al majestuoso glaciar Victoria.

Hatley Castle

davemantel / ISTOCK

En Colwood, en la Columbia Británica, se encuentra el Castillo de Hatley, una mansión construida a comienzos del siglo XX siguiendo los patrones del estilo señorial escocés. En 1939, tras la muerte de sus propietarios, el castillo fue vendido al gobierno canadiense. Desde 1995 forma parte de los edificios que constituyen la Royal Roads University, una universidad pública canadiense.