6 pueblos en las cumbres

Son pueblos de montaña con tanto encanto que parecen de cuento. Todos están a más de 1 000 metros de altura, y llegar hasta ellos brinda la recompensa de unos paisajes de infarto. Es cuando sus inmensidades, las probablemente más bellas del mundo, se rinden a nuestros pies.

Irene González
 | 
Foto: Irene González

Son un lujo para disfrutar de un fin de semana de altura, un auténtico remanso de paz en medio de la naturaleza más espectacular. Aunque sorprenda, los pueblos más altos de España están en Teruel, con cuatro de las villas ubicadas a mayor altura de nuestro país. Ávila también ostenta cuatro localidades en las cimas. Gerona, Guadalajara, Lleida o Huesca, entre montañas y paisajes de cuento, también poseen pequeñas localidades cargadas de grandes atractivos a gran altura. Son las poblaciones situadas, según el Instituto Geográfico Nacional, a mayor altitud sobre el nivel del mar. Pero, sobre todo, son atmósferas que atrapan en cuanto se llega a su cima. Son cumbres sin contaminación y con cielos tan límpidos que casi se han convertido en observatorios de estrellas.

Valdelinares en Teruel es, con casi 1 700 metros de altura, la urbe ubicada a mayor altura de nuestro país. Le sigue el pequeño Griegos. Este pequeño pueblo turolense se alza en la Sierra de Albarracín, en la Reserva Nacional de Caza de los Montes Universales. Y como no podía ser menos, por su cota está rodeado de bosques y, además, guarda interesantes restos celtíberos. Y también en Teruel, impacta en plena sierra de Güdar y a casi 1 600 metros de altitud, la villa del mismo nombre. Con impensables casas señoriales del XVI, en lo más alto de la villa se alza la ermita de la Virgen de la Magdalena del XII, y en la Peña Malena se sitúa un indescriptible mirador que acapara el Valle de Alfambra y la sierra de las Moratillas.

Bronchales, también en Teruel y a más de 1 500 metros de altura, es otro logro del ser humano. Muy cerca de Albarracín, es de la época ibera y romana y ya en el bello Cantar del Mío Cid aparecen referencias de Brochales. Posee una bella ermita del siglo XIV y uno de los pinares más compactos de toda la península. A más de 1 500 metros, en Girona, está Meranges. Este pequeño pueblo, que no llega a 100 habitantes, conserva una sensacional iglesia románica del siglo XII y un paraje natural que quita el sentido. De altura es Navarredonda de Gredos, en Ávila, que a tan solo 3 kilómetros del Parador de Gredos, ofrece numerosas rutas de senderismo. También en Ávila está, rodeado de piornos, Navadijos que conserva interesantes casas solariegas con escudos, portalones y fuentes de piedra.