5 islas privadas para una escapada de lujo

Alquilar un pedazo del paraíso y no tener que compartirlo con nadie es el sueño de muchos viajeros.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Gladden Private Island

Langostas, estrellas de mar, arrecifes de coral, playas de arena blanca y agua turquesa. También palmeras, cocos, paseos en barco, sesiones de spa y cascadas. Y lo mejor: todo para ti y solo para ti. En la actualidad, hay quienes huyen de los destinos típicos, como París, Londres o Roma y deciden pasar sus vacaciones en medio del mar, en una isla privada con el objetivo de disfrutar de unos días de total desconexión y privacidad. Son lugares en los que sentirse como Tom Hanks en Naufrago, pero menos extremo y con un poco más de lujos y comodidades.

Gladden Private Island

Gladden, Belice

Ubicado en el corazón de la barrera de coral más grande del hemisferio norte, al noroeste de Belice, se encuentra Gladden Private Island, una pequeña isla pensada para ser disfrutada solamente por cuatro personas a la vez.  El enclave cuenta con una villa, de 300 m² y de estilo maya, que combina la madera y la piedra, mimetizándose a la perfección con la naturaleza que lo rodea. Los responsables del enclave, alojados en las islas colindantes, han instalado en la villa un medidor de privacidad para indicar si el huésped está solo o si un miembro del personal visita el enclave por algún motivo.

cdwheatley/iStock

Necker, Reino Unido

El multimillonario Richard Branson, adquirió en los años 70 un paraíso al noroeste de las Islas Vírgenes Británicas: la isla Necker. Bañada por el mar Caribe, el enclave posee una única villa con 9 habitaciones decoradas en tonos cálidos, donde destaca la madera y la cuerda. Entre los imprescindibles se encuentran: un paseo en submarino, un circuito de spa, un mojito en el chiringuito de la playa, o una clase de esnórquel.

Dunbar Rock

Dunbar Rock, Honduras

Esta isla privada, visitada normalmente por los actores y actrices más populares de Hollywood, cuenta con ocho habitaciones y un gigantesco balcón desde el que se pueden ver mantas, delfines e incluso algún que otro tiburón. Posee una piscina ovalada, un gimnasio, un spa y un exclusivo restaurante donde los huéspedes pueden pedir cualquier plato, incluso aunque no esté en la carta.

www.wilsonisland.com

Wilson, Australia

La isla de Wilson está ubicada en el interior del mayor arrecife de coral del mundo: la Gran Barrera de Coral australiana. Quienes visiten este enclave podrán relajarse y disfrutar del más absoluto silencio, mientras leen un libro, toman el sol, realizan algún deporte acuático o prueban algunos de los platos de la gastronomía local. Se admiten un máximo de 12 huéspedes, que son alojados en tiendas de campaña. ¡De lujo, claro!

www.aprivateisland.com

Cayo Espanto, Belice

Robert De Niro, Penélope Cruz, Harrison Ford, Tiger Woods, Shaquille O'Neil, Tom Cruise o Brad Pitt son algunos de los famosos que se han alojado en Cayo Espanto. El resort de la isla -de siete villas y cinco estrellas- cuenta con piscinas privadas, helipuerto, gimnasio, tienda de buceo y dos restaurantes. Pero, sin duda, lo que más llama la atención son sus habitaciones. Estás tienen el suelo de cristal y permiten observar el fondo marino sin apenas salir de la cama.