48 horas en Oporto

Nos escapamos un fin de semana al país vecino y lo hacemos a la ciudad a orillas del Douro. Bienvenidos a Oporto.

Macarena Escrivá
 | 
Foto: Sean Pavone / ISTOCK

Visitar Oporto es un verdadero privilegio y a veces no nos damos cuenta de lo cerca que tenemos un destino que engloba una importante experiencia tanto cultural, como gastronómica. De hecho, su gran tradición portuaria, que contrasta con su apertura vanguardista, hizo que la UNESCO declarara como Patrimonio de la Humanidad su centro histórico. Y razones no les faltaban. Esta ciudad, situada en el norte del país, puede presumir de tener tanta historia, como vida frenética. 

SeanPavonePhoto / ISTOCK

El poeta Luís de Camões dijo de ella que era 'el nombre eterno de Portugal', pensando también en uno de los mayores tesoros de la ciudad, los vinos de Oporto, un producto excelente y de fama universal, que han sido uno de los motores económicos de la región.

neirfy / ISTOCK

Y es precisamente ese casco histórico donde disfrutar de toda la esencia de Oporto, decadente, nostálgica y moderna a partes iguales, un caos de callejuelas empedradas, fachadas llenas de azulejos... Y la mejor forma de conocerlo es a pie, disfrutando de cada rincón, cada calle y cada cuesta, sin dejar de visitar los hitos de esta ciudad portuaria como la Catedral de la Sé, la Torre dos Clérigos, el Palacio de la Bolsa o la Rua Peatonal Cedofeita, como epicentro del shopping en Oporto, además de su maravillosa estación de trenes de São Bento, cubierta de pies a cabeza de azulejos blancos y azules.

RossHelen / ISTOCK

También es obligatorio pasear por la encantadora Rua Das Flores y dejarse empapar por el espíritu de la ciudad. Oporto además, esconde lugares mágicos como la librería Lello e Irmão, una de las más bellas y célebres del mundo y que si eres fan de la saga de Harry Potter, al traspasar su puerta pensarás que te has trasladado a Hogwarts. 

Copyright 2019. All rights reserved.

Oporto abruma con su belleza infinita... ¿Hacemos un alto en el camino? ¿Y si lo hacemos donde sirven el mejor café de Oporto? En A Brasileira. ¿Sabías que aquí fue donde se sirvió café por primera vez en taza a principios del siglo XX? El tiempo y su buen hacer lo posicionaron como el mejor lugar donde tomar un café. Ahora renace totalmente renovado de la mano de Pestana y como planta baja del nuevo hotel de 5 estrellas 'A Brasileira'.

A Brasileira

Allí, con todo el encanto de una época de antaño, podrás disfrutar de sus cafés y especialidades como el expresso, un caffe mocha o un capuccino, entre otros, acompañado de dulces como pasteles de nata o feijao, una colección de postres de autor con referencias como tarta de queso o de limón o alguno de sus deliciosos éclairs. Además, todo el hotel gira en torno al café y a todos los productos importados en los siglos XV y XVI durante la expansión de Portugal por mar. 

Rib -Beef & Wine

Si hay una cosa que nos gusta especialmente de la gastronomía portuense, esa es su diversidad, que va desde lo más tradicional a la cocina de vanguardia. Los platos más típicos de la región son algunos como el bacalao y el pulpo en diferentes versiones o las francesinhas, un sándwich con embutidos, carne y huevo.

Restaurante Dop

Así que para disfrutar de la mejor cocina de Oporto apunta estas direcciones: el Cantinho do Avillez, la sucursal del chef José Avillez en la ciudad, que basa su propuesta en cocina típica portuguesa aportando su toque de autor, Cantina 32, a medio camino entre un local de estética industrial y vintage, donde practican su 'picar, petiscar e partilhar' y lo mejor es compartir y opciones como Dop, del chef Rui Paula, que practica la cocina de la memoria con giros del chef.

Cantina 32

Si eres carnívoro, acércate a Rib -Beef & Wine-, en la parte baja del Pestana Vintage Porto, donde el chef Rui Martins ha creado una propuesta para dar a conocer las mejores carnes DOP nacional e internacional, a través de platos como sus embutidos de vaca, su cecina curada durante 48 meses o cualquiera de sus cortes de carne (Tomahawk, Chateubriand, Rib Eye, entre otros), acompañados de mantequilla Café de París o cebolla confitada al vino de Oporto, entre otras. 

Pestana Palácio do Freixo

Llega la hora de un merecido descanso, y para ello, nos alejamos un poco del centro para alojarnos en el Pestana Palácio do Freixo, un hotel emplazado en un palacio del XVIII a orillas del Douro, con todas las comodidades modernas. Pasear por sus jardines de estilo Versalles o relajarse en su infinity pool con vistas al río, es de lo mejor que puedes hacer aquí. Además de darte un merecido descanso en su piscina interior o sus salas de masaje. 

Pestana Palácio do Freixo

A la mañana siguiente tienes que acercarte a conocer otro de los tesoros de Oporto, sus vinos. Curiosamente, los vinos de Oporto se producen en la localidad al margen izquierdo de la ciudad, en la otra orilla del Duero, conocida como Vila Nova de Gaia. Así que este será nuestro destino.

SeanPavonePhoto / ISTOCK

Lo primero que tienes que hacer es acercarte al Puente Don Luis I y sacar desde allí la foto perfecta, que engloba el casco histórico de Oporto y el Douro a su paso por allí. Después, puedes elegir entre cualquiera de sus bodegas. La mayoría ofrecen visitar guiadas donde conocer mejor la historia de este vino singular, con más de 500 años de antigüedad. 

Abeleao / ISTOCK

Una de nuestras favoritas es Bodega Ramos Pinto, que fue fundada en 1880 por Adriano Ramos Pinto y que en su visita permite adentrarse en su museo, donde conservan gran parte de objetos de época y una colección de carteles publicitarios, que en su día fueron de lo más revolucionarios, ya que en algunos se represente a religiosos siendo 'tentados' a consumir tan magnífico elixir.

Y después de un poco de historia, llega el momento de degustar sus fantásticos vinos en una cata de Vintage, Tawny y Oportos blancos. Otras de las más famosas son las bodegas Taylor's, Nieeport, Ferreira o Sandemans.