4 rutas en tren por Europa para celebrar que Interrail cumple 50 años

Celebramos los 50 años del Interrail con cuatro rutas, en modo aventura y mochileo, para descubrir algunos de los lugares más bellos de toda Europa.

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: martin-dm / ISTOCK

En 1972 cambió el mundo de los viajes terrestres para siempre. Y es que este año fue el que se implantó el Interrail, una nueva modalidad para descubrir con una gran flexibilidad distintos países de Europa y que ahora cumple 50 años.

Y es que el Interrail es uno de esos viajes pendientes para quien no ha tenido la oportunidad de hacerlo, o uno de esos viajes que se recuerdan como la experiencia de nuestra vida para todos los que hemos podido vivirlo en nuestras propias carnes. Y es que, sin duda, el Interrail deja huella en los viajeros.

El Interrail es una de las mejores formas para descubrir Europa | Mixmike / ISTOCK

Por ello, no encontramos mejor forma de celebrar los 50 años del Interrail que proponiéndoos 4 rutas por Europa para hacer el viaje de vuestras vidas.

Pero, primero, debéis saber que la mejor opción para hacerlo es el Pase Interrail Global, que nos permite hacer un viaje de salida y otro de regreso a nuestro país de residencia, luego dispondremos de 7 días para viajar en tren que se pueden distribuir como el viajero quiera en los 30 días de validez del título.

1. España, Francia e Inglaterra

Es uno de los viajes más sencillos que podemos hacer con el Interrail y, por supuesto, aquí puedes hacerlo con una tarifa menor de Interrail como el “Global Pass 4 días”. Lo que supone 4 trenes en un mes.

Este recorrido debe empezar en Madrid, para viajar hasta Barcelona en el primer día del pase de tren. Después tendremos que ir de Barcelona a Marsella, que sería el segundo uso del pase, para luego ir a París y, finalmente terminar en Londres.

Moderna, enérgica, cambiante. Así podríamos definir a la capital británica, la quinta esencia de la vida urbana. ¿Por qué? Por sus edificios históricos y su rompedora arquitectura, por sus solemnes museos y por su amalgama de estilos, espíritus y formas de vida que se reflejan en sus calles. | Jonathan Chng

Es una de las rutas más sencillas del Interrail, pero nos ofrece una oportunidad única de descubrir lugares impresionantes que están aquí al lado. Eso sí… si quieres volver en tren a España será necesario que tu bono sea el Pase de 7-8 días en tren.

2. Europa del Este, Alemania y Austria

Este recorrido puedes empezarlo directamente en Berlín, o aventurarte a coger trenes hasta Alemania. Para ello necesitarías al menos 4 viajes en tren. Nosotros te recomendamos que lo empieces en Alemania, para disfrutar más de los países que se visitan.

benedek / ISTOCK

Este recorrido va de Berlín a Praga, de Praga a Cracovia, de Cracovia a Budapest, de Budapest a Viena y de Viena a Múnich. Te recomendamos que organices al menos dos días en cada ciudad, si no tres, para poder exprimir al máximo la experiencia de descubrir la Europa del este.

3. Ruta por Italia

Si eres un amante de la ‘bella Italia’ entonces esta es tu ruta idónea. Para empezar este viaje te recomendamos que empieces en Milán, destino desde el que puedes encontrar vuelos bastante baratos durante todo el año.

ventdusud / ISTOCK

La ruta consistiría en visitar Milan para posteriormente ir hasta Venecia, de Venecia a Florencia, de Florencia a Siena, de Siena a Roma, de Roma a Nápoles y, una vez aquí hacer una excursión a Pompeya. O lo que es lo mismo: una ruta en tren plagada de una irremediable belleza.

4. Países nórdicos

La ruta imprescindible para aquellos a los que les fascina el norte de Europa y quieren empaparse de la cultura y la vida de algunos de los lugares más seguros del norte europeo. Un recorrido perfecto, también, para los amantes de la portentosa naturaleza repleta de fiordos.

Oslo, Noruega | Baiaz / ISTOCK

Esta ruta empieza en Copenhague, desde donde deberemos partir hacia Oslo. De Oslo podremos ir a Bergen, desde donde podremos hacer algunas alucinantes rutas por los fiordos noruegos y que podrán llevarnos hasta 3 días en el lugar. De Bergen, tendremos que volver a Oslo. Luego deberemos ir hacia Estocolmo.

En Estocolmo, tras visitarlo, podremos ir a Tallín y, de allí, a Helsinki. Una vez hayamos disfrutado de la capital de Finalandia es el momento de coger nuestro ultimo tres hasta el final de este recorrido: Rovaniemi, más conocida como la ciudad de Papá Noel.