4 experiencias viajeras que no podrás vivir a través de Google

El mundo es más pequeño gracias a la tecnología y navegar por la red nos abre una ventana a los cuatro puntos cardinales. Sin embargo hay muchas preguntas cuya respuesta no encontrarás en Google.

VIAJAR para Norwegian
 | 
Foto: Nikola Borissov

A través de internet y sin movernos de casa podemos ver los paisajes más espectaculares del planeta, descubrir monumentos y conocer tradiciones de distintos lugares. Pero viajar es mucho más que eso, es una cuestión de sensaciones y vivencias. Recorrer un destino y mezclarse con su cultura abre la mente y es una fuente infinita de conocimiento y eso no lo conseguiremos a través de la pantalla. Descubrimos, de la mano de Norwegian, algunas de las cuestiones que no podrás resolver en Google. ¡Si no vas, nunca lo sabrás!

1. ¿Beso o abrazo?

¿Conoces a alguien de otro país y no sabes si darle dos besos o un simple apretón de manos? ¿Era en Bélgica donde se besan tres veces en las mejillas o era en Rusia? Podemos conocer las costumbres de los diferentes rincones del mundo en una buena guía de viajes, pero viajar es aprender y el conocimiento a través de la experiencia permanece, mientras que el que leemos de pasada es volátil. Las fórmulas de cortesía, tan dispares de un país a otro, dan lugar a numerosas anécdotas que contaremos hasta la saciedad y no olvidaremos jamás.

2. ¿Más café, honey?

Está claro que vivimos en un mundo global y que en muchas ciudades de España ya es posible cenar en un “diner” típico americano o en alguna cafetería estilo años 50 como sacada de una escena de Grease. Pero nada es comparable con la experiencia de viajar a EE.UU. y empezar el día con una torre de pancakes regados con auténtico sirope de arce, mientras la camarera te sirve café una y otra vez: “More coffee, honey?”. Del mismo modo, podemos probar la cocina brasileña o los célebres asados argentinos en restaurantes especializados casi sin salir de casa, pero nos estaremos perdiendo las sensaciones, los olores, los sonidos y la musicalidad del idioma que tendremos al degustar el mismo plato en Buenos Aires o Río de Janeiro. 

Nikola Borissov

3. ¿Sirvió de algo ver las series de Netflix en versión original?

Ver películas o series es una de las mejores formas de aprender un idioma. Al menos en teoría. Si pusiste a prueba tu oído con el inglés devorando un capítulo tras otro de "The Crown" o te atreves incluso con algunas palabras y frases en danés o sueco gracias a las fabulosas "Bergen", "Bron" o "Arenas Movedizas", ahora te falta pasar de la teoría a la práctica. Para ello, nada mejor que una escapada a Copenhague, Londres o Estocolmo. Ahí descubrirás realmente si ser un seriéfilo empedernido te sirve para sentirte casi como uno más en tiendas y restaurantes, o para preguntar por dónde se va al museo si no te aclaras con el plano y el móvil te deja colgado.

4. ¿Cómo reaccionará si le hago una visita sorpresa?

¿Tienes amigos estudiando en Londres? ¿Tienes familia en Miami o Argentina? La tecnología nos lo pone fácil para estar en contacto y hacer que la distancia casi desaparezca. Casi. Porque por mucho que sorprendas a los que están fuera enviándoles un mensaje, una foto o una canción, nada será comparable al momento de ver su cara si les sorprendes con una visita inesperada. Un viaje relámpago hará muy, pero que muy felices a los que están lejos. Y eso es algo que ni Google ni la tecnología pueden superar.

Dar respuesta por ti mismo a estas preguntas es sencillo: haz la maleta y viaja. Norwegian nos lo pone fácil con vuelos a más de 150 destinos. Desde Barcelona, podrás hacer vuelos directos a EE.UU. (Nueva York, Los Ángeles, Chicago, San Francisco y Miami); a grandes capitales como Copenhague, Estocolmo, Oslo, Londres y Tel-Aviv; y a Buenos Aires y Río de Janeiro vía Londres…

D. R.

Además, Norwegian ofrece todas las ventajas de las compañías más grandes pero a un precio low cost. Puedes, incluso, viajar en cabina Premium sin gastarte una fortuna. No en vano ha sido premiada como Mejor Aerolínea Low Cost del Mundo en 2019 (y lleva seis años alzándose con el premio). Y si además del precio te preocupa el medio ambiente, esta es la mejor elección para volar porque también es una de sus prioridades: son la compañía más sostenible, prueba de ello es que ha sido reconocida como la aerolínea con menor consumo de combustible en rutas transatlánticas. Y su objetivo es mucho más ambicioso: ayudar a que la aviación alcance la neutralidad en cuanto a las emisiones de carbono para 2050.

Por todo esto Norwegian es como una enciclopedia viajera que pone el mundo y sus curiosidades a nuestro alcance. Apúntate a su filosofía: ¡Si no vas, nunca lo sabrás!