18 cosas que sólo podrá ver en la Expo 2010 de Shanghái

La Expo 2010 se perfila como la más grande de todos los tiempos. Tanto los organizadores como los participantes buscan cautivar a los visitantes con elementos innovadores y atractivos. El recinto ferial, a orillas del río Huangpu, albergará una colección de singularidades que merece la pena repasar.

El coloso de China
Apodado como la corona oriental, el pabellón del país anfitrión es una colosal estructura con forma de pirámide invertida y cuyo diseño está inspirado en los soportes Dougong, elemento tradicional de la arquitectura china. En su interior hay una película sobre la migración del campo a las ciudades en los últimos años. Otra experiencia memorable es el recorrido a bordo de un vehículo que ilustra a los pasajeros sobre el desarrollo urbano del país.

Los Sunny Valleys
La Expo Boulevard es otra de las construcciones monumentales, destinada para quedarse más allá de 2011. Es un corredor que va desde el Centro Cultural hasta la puerta principal del recinto en Pudong. Su elemento distintivo son los Sunny Valleys, unos estéticos conos de grandes dimensiones.

Los 152 papalotes de México
Este pabellón es un talud cubierto de césped y sobre el que se elevan unos 125 papalotes, que es como ellos llaman a las cometas. En el interior del Bosque de papalotes hay máscaras que transportaran a los visitantes a diversos espacios públicos de México, y obras de arte como, por ejemplo, un Autorretrato de Frida Khalo o un altar barroco.

Viaje al futuro en Japón
Este país ha optado por exaltar sus nexos culturales en común con China, a la par que muestra tecnología punta, como un robot para auxiliar a personas de la tercera edad.

Los mimbres de España
El pabellón ha sido diseñado por Miralles Tagliabue y tiene como protagonista el mimbre, considerado elemento común entre España y China. Bajo el tema De la ciudad de nuestros padres a la ciudad de nuestros hijos, el recorrido se divide en tres innovadoras experiencias. Prestigiosos cineastas españoles han participado en la definición de la museografía.

La Sirenita de Dinamarca
Con un edificio en forma de espiral y una propuesta que exalta las bondades del ciclismo, Dinamarca se perfila como uno de los pabellones más prometedores. Muestra cómo es la vida en Copenhague y el recorrido es posible hacerlo caminando o pedaleando. El pabellón también contará con la estatua original de La Sirenita.

Un "platillo volador"
Como un platillo volador que se eleva a orillas del río Huangpu, el Centro Cultural es también parte de los edificios más representativos de la Expo 2010. Su capacidad oscila entre 4.000 y 18.000 asientos, además de contar con un escenario que puede cambiar también su formato.

El oasis de Arabia
El pabellón saudí es un barco flotante con forma de media luna. A pesar de que en este país están prohibidos los cines, su presentación incluye el IMAX más grande del mundo, con una pantalla de 1.600 metros cuadrados. El pabellón también tiene palmeras traídas directamente desde el desierto de Arabia; la terraza del pabellón será una auténtica reproducción de un oasis.

Las semillas de Reino Unido
Conocido como la Catedral de las Semillas, es uno de los pabellones más originales. Su estructura principal es un edificio cubierto por 60.000 filamentos transparentes que se encuentra ubicado en una plaza abierta.

Calidad de vida en el UBPA
El Área de las Mejores Prácticas Urbanas (UBPA) es una de las mayores innovaciones de la Expo. En ella se presentan diversas ciudades del mundo para mostrar su progreso y cómo han logrado elevar su calidad de vida. En el caso de España, las ciudades incluidas son Madrid, Barcelona y Bilbao.

El túnel de Australia
El pabellón de Australia es un imponente edificio hecho de acero, con un diseño de formas curvas y cuyo color rojo metálico evoca los paisajes de aquella nación. Su contenido incluye un túnel que recapitula la historia australiana y un cine con varios recursos vanguardistas que habla sobre las ciudades australianas más importantes.

La esfera de Alemania
Más que un edificio convencional, el pabellón alemán en la Expo es una estructura tridimensional que los visitantes atraviesan a medida que avanzan en el recorrido. Su mayor atractivo es una sala con una esfera de tres metros de diámetro y cubierta de pantallas LED que se mueve con el ruido que generan los propios espectadores.

Los amigos virtuales de Corea
Los anfitriones de la Expo 2012 presentan un singular pabellón cuya apariencia está basada en el sistema coreano de escritura. La planta baja es un espacio abierto ideal para presentaciones y eventos. En la parte superior es donde se encuentran las exhibiciones, entre las que figuran una maqueta de Seúl a escala 300: 1; o bien, los amigos virtuales, unos hologramas que funcionan como guías para los visitantes.

La energía de Suiza
Con un edificio que visto desde el cielo tiene la forma de la Confederación de Suiza, este país presenta un pabellón cuyo atractivo principal es un telesilla que lleva a los pasajeros por un recorrido que exalta la interacción entre lo urbano y lo rural. Otros elementos diferenciadores son los dispositivos de la fachada, que emiten un flash con la energía que generan por sí mismos.

Ciudades ficticias de Rusia
El pabellón de Rusia destaca por ser un edificio de 12 torres, unidas como parte de un todo, pero cada una con un diseño distinto. El tema del pabellón es Nueva Rusia, ciudad y ciudadanos. En su interior se reproducen tres ciudades ficticias. Una particularidad del pabellón ruso es que está enfocado a las audiencias más jóvenes.

Las dunas de Emiratos Árabes
Con un diseño que lleva la firma del despacho de sir Norman Foster, los Emiratos presentan un pabellón inspirado en las dunas del desierto. En el interior se proyecta una película que muestra en todo su esplendor el contraste entre su desierto y rascacielos. El edificio está realizado en acero y, una vez que se termine la Expo, puede ser plegado y reinstalado en otro lugar.

Hombres voladores letones
Una de las maravillas de la Expo es precisamente cuando los países de menor renombre se lucen por mostrar contenidos innovadores y arquitectura de gran nivel. En el caso de Letonia se distingue por los hombres voladores, quienes gracias a una potente turbina se elevan por los aires. Incluso algunos visitantes tendrán la oportunidad de vivir dicha experiencia.

El cubo mágico de State Grid
El pabellón de la empresa nacional china de electricidad es quizás el mejor representante de que la Expo no es sólo de países, sino también de compañías. Su gran atracción es el cubo mágico, una experiencia multimedia que asombra a todos los visitantes.