13 de abril: Día internacional del beso. Las 4 ciudades perfectas para 4 tipos de beso

Besos románticos, cariñosos, tiernos o dulces… Descubre dónde darlos.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: Alessandro Biascioli / ISTOCK

Existen muchos tipos de besos y cada uno de ellos demuestra algo diferente. El Día internacional del beso busca hacer un homenaje a este gesto que nos llena de humanidad y que se ha convertido en una muestra cotidiana de afecto o de saludo.

PeopleImages / ISTOCK

La conmemoración se instauró tras el récord Guinness de una pareja tailandesa que logró el premio al «beso más largo del mundo», tras participar en un concurso anual de su país, y hemos querido sumarnos a esta celebración pensando en algunos tipos de besos y los lugares que nos evocan para darlos. Y es que… un beso vale más que mil palabras… y si es en estas ciudades, mucho más:

Besos románticos en el Huerto de Calixto y Melibea (Salamanca)

Este bellísimo rincón de la ciudad de Salamanca es sinónimo de romanticismo. Al cuidado y exquisito jardín que se asoma desde su posición elevada al río Tormes, se le une la inmortal historia de la Tragicomedia de Calisto y Melibea – popularmente conocida como La Celestina -, que Fernando de Rojas situó en este mismo lugar al emplazar aquí la casa de Melibea.

DoloresGiraldez / ISTOCK

Todo un alegato al amor que sentía este dramaturgo y jurista hacia esta ciudad, tras su paso como bachiller por las Escuelas Menores de la Universidad de Salamanca, a finales del siglo XV, que ha creado el caldo de cultivo perfecto para que, en la actualidad, este jardín se haya convertido en uno de los espacios con más encanto de toda España.

Besos con cariño en Vigo

Ya sólo la propia palabra, con el sufijo –iño, nos trae a la mente el galego y nos sentimos como en Galicia. Y es que la típica morriña gallega, ese eterno sentimiento de melancolía, da a las gentes de esta hermosa región ese carácter afable y acogedor que hace sentir a cualquiera que venga de fuera como si estuviera en su casa, pudiendo sentir ese cariño especial.

Islas Cíes, en Vigo (Galicia). | ISTOCK

Y qué mejor que elegir la ciudad de Vigo para darnos ese beso cariñoso y aportar una nota de humor, acercándonos al famosísimo Dinoseto, un enorme arbusto con forma de dinosaurio que se sitúa en el centro urbano, que ha llegado a alcanzar tal celebridad desde su instalación, hace unos años, que se ha colocado un hermano menor a su lado, el «Dinosetiño».

Besos tiernos en Gijón

Hemos hablado del carácter acogedor de las gentes de Galicia, pero qué decir de Asturias y esa identidad abierta y amable que enamora, junto con la ternura del acento asturianu, que invita a volver una y otra vez a estas preciosas tierras.

Gijón, España. | ISTOCK

Asturias entera es un paraíso, pero vamos a elegir un punto en concreto para dar rienda suelta a esa ternura que transmite este territorio y plasmarla en ese beso: Gijón. El logotipo de esta fantástica ciudad ya nos da pistas y nos representa un corazón entre sus letras, así que vamos aprovechar este distintivo para nuestro beso en el popular letrero gigante situado junto al Puerto deportivo y la curiosa escultura del Árbol de la Sidra.

El beso más dulce, en el Museo del Dulce (Valladolid)

Muy poco conocido, el Museo del Dulce es un auténtico tesoro que guarda la ciudad de Valladolid. En la segunda planta de la Confitería y Pastelería Cubero se exhiben una gran cantidad de reproducciones de monumentos hechos completamente con pasta de azúcar. Auténticas maravillas que le valieron a su creador, Enrique Cubero Román, un sinfín de galardones nacionales e internacionales, habiendo sido reconocido como el mejor maestro mundial de este arte y el primero en crear un museo de este tipo en el mundo.

bbsferrari / ISTOCK

Proveniente de una larga tradición familiar, que hizo de ella la proveedora de la Casa Real, el Museo del Dulce es el resultado de este buen hacer que ha pasado de generación en generación y es el lugar perfecto para «endulzar» cualquier beso. Además, este museo se encuentra situado muy céntrico - junto a la Plaza Mayor -, en el número 7 de la calle… Pasión… ¿Qué más se puede pedir?