Los 10 pueblos literarios más bellos de Europa (uno, en España)

Con motivo del Día del Libro, Civitatis recoge en un listado algunas de las Villas del Libro más fascinantes del Viejo Continente

Redacción Viajar
 | 
Foto: D.R.

Siguiendo el ejemplo de Hay-on-Wye, en Gales, o de Redu, en Bélgica, existen numerosas Villas del Libro en Europa. Algunas están adheridas a la International Organisation of Book Towns, y otras forman parte de iniciativas regionales. Son lugares de encuentro para amantes de los libros, o simplemente viajeros curiosos. El requisito sine qua non para ser considerada Villa del Libro es que las librerías o los libros sean un imán para los visitantes.

Civitatis ha recopilado en este listado las Villas del Libro más bonitas de Europa, perfectas para visitar tanto en este Día del Libro como en los meses venideros, pues sus atractivos son tan atemporales como el de las páginas de los libros que atesoran.

1. Hay-on-Wye, en Gales

Esta localidad galesa contaba con el indudable encanto de un pequeño pueblo británico, pero nada más. Hasta 1961, cuando Richard Booth inauguró su tienda de libros usados, la cual sirvió de ejemplo para que muchas más abrieran en los años venideros, creando una identidad propia. Hasta el punto de que el propio Booth proclamó Hay-on-Wye como un principado autónomo, coronándose a sí mismo como rey del recién nacido estado. A día de hoy, este municipio se ha consagrado como el destino para bibliófilos por antonomasia, y llega a recibir 500.000 turistas cada año.

abcbritain/Shutterstock

2. Urueña, en España

La primera Villa del Libro en España fue Urueña, ubicada en la provincia de Valladolid. Este encantador pueblo medieval se dispuso a atraer a los visitantes con una serie de iniciativas bibliófilas que le llevaron a convertirse en miembro de la IOB en 2007.

Dolores Giraldez Alonso/Shutterstock

Urueña incluso cuenta con un espacio para la promoción de los libros y la cultura, el Centro e-LEA Miguel Delibes donde se realizan eventos como presentaciones de libros o recitales de poesía. Libros antiguos, raros, viejos o descatalogados… Todo esto puede hallarse en librerías de Ureña como El Rincón del Ábrego, Páramo, El Portalón o La Boutique del Cuento.

3. Redu, en Bélgica

Por su ubicación, junto a la Agencia Espacial Europea, Redu es conocida como la Ciudad del Espacio, pero también es una de las Villas del Libro más bonitas de Europa. Y una de las más antiguas, pues se constituyó como tal en 1984. A pesar de contar con tan solo cuatro centenares de habitantes, esta localidad valona cuenta con veinticuatro librerías, algunas de las cuales ofrecen talleres de encuadernación, fabricación de papel… E incluso, restaurantes temáticos.

D.R.

4. Bellprat, en Barcelona

Cataluña es líder indiscutible en lo que a villas literarias respecta dentro de España. La comunidad arrancó en 2008 la red de “Viles del Llibre” (Villas del Libro) en España situadas en Cataluña, y de momento son varias localidades las que se han unido a la iniciativa.

D.R.

Bellprat (Barcelona) fue la primera, a pesar de su escasa población (apenas cien habitantes), convirtiendo sus casas y calles en una gran librería, y proponiendo actividades culturales como intercambios de libros de coleccionistas. Su actividad como Villa del Libro se concentra principalmente durante el mes de junio, en la semana anual de la Feria del Libro.

5. Montolieu, en Francia

Una de las Villas del Libro más bonitas de Francia se ubica a tan solo una veintena de kilómetros de la fascinante Carcassone. Desde 1989, Montelieu presume con orgullo de su faceta más literaria. En ella, además de visitar las más de quince librerías (a cual más bonita e interesante), también es posible recorrer el curioso Museo de las Artes y los Oficios del Libro. Todo esto, aderezado con la deliciosa gastronomía de la región.

Le Point du Jour/Shutterstock

6.  Saint-Pierre-de-Clages, en Suiza

La única Villa del Libro suiza es también una de las más llamativas del Viejo Continente. Cuenta con una iglesia románica del siglo XI, y un magnífico casco histórico medieval, lo cual sumado a su condición de villa literaria y a la naturaleza que la rodea hace que sea una de las localidades más populares de la zona.

D.R.

7.  Wünsdorf, en Alemania

A priori, las cuatro librerías de Wünsdorf parecen insuficientes para que sea considerada Villa del Libro. Sin embargo, estas suman más de 350.000 volúmenes, algunos de ellos auténticas joyas editoriales. A esto hay que añadir su importancia histórica en lo que a la Primera y Segunda Guerra Mundial se refiere, ya que esta localidad alemana cuenta con diversos búnkeres y museos que recogen estos hechos históricos.

D.R.

8. Montereggio, en Italia

No es una de las poblaciones más antiguas de la Toscana, ya que fue fundada en el siglo XVI, pero sí es una de las más pintorescas por su entramado urbano medieval y su proximidad a los Apeninos. Además, desde hace setenta años organiza el certamen literario Stall, lo cual hizo (junto a otros factores) que en 2004 se convirtiese en Villa del Libro.

D.R.

9. Óbidos, en Portugal

A caballo entre Oporto y Lisboa se encuentra Óbidos, una de las localidades más visitadas de Portugal (con permiso de las anteriores). No solo cuenta con una serie de coquetas librerías que le han permitido ser Villa del Libro, sino que incluso es posible hospedarse en Óbidos en un hotel hecho por y para bibliófilos: el The Literary Man. Si a esto se le añade su ciudadela medieval, sus imponentes iglesias y sus interesantes museos, es evidente por qué Óbidos es uno de los destinos de moda en el país vecino.

Matyas Rehak/Shutterstock

10. Tvedestrand, en Noruega

Si se imagina la típica novela negra nórdica, se puede visualizar cómo es Tvedestrand, un pintoresco pueblo de pescadores al sur de Noruega. Pese a su pequeño tamaño, el pueblo está repleto de librerías y café literarios, donde se organizan actividades y talleres con un atractivo en común: los libros.

D.R.