Las 10 playas que no te puedes perder si viajas al Algarve

Playas de fina arena blanca, aguas cristalinas y acantilados de infarto… sin tener que salir de la Península Ibérica

Miriam González
 | 
Foto: Rocky89 / ISTOCK

Nuestro país vecino posee joyas de la naturaleza que no podemos dejar pasar, hay que ir y disfrutarlas. El Algarve oculta secretos tales como huellas de dinosaurio grabadas en las rocas de los acantilados, ruinas de fortalezas musulmanas o villas romanas.

Paseos tranquilos por aguas cristalinas y arenas blancas, paraísos que invitan a fundirte con la naturaleza, desnudo o con ropa eso ya queda a vuestra elección, pero siempre disfrutando de las maravillas de estar en un paraíso natural. Disfrutar de un verano de postal es posible en una de estas 10 playas que te esperan en el Algarve.

Playa de Castelejo en la costa del Algarve, Portugal
Playa de Castelejo en la costa del Algarve, Portugal | StreetFlash / ISTOCK

1.- Playa de la Isla Desierta

Las palabras isla y desierta evocan sentimientos contradictorios, por un lado la paz de la soledad y por otro la inquietud de la misma soledad, pero eso es solo para aquellos que no conocen la Ilha da Barreta. Una isla situada a unos diez kilómetros de las costas portuguesas, a la que solo se puede acceder en barco y que es posible recorrer desnudo, con la tranquilidad de estar una playa nudista.

Playa de la Isla Desierta en Algarve en Portugal
La playa de la Isla Desierta, Algarve | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

Desde Faro, la capital del Algarve, salen embarcaciones que recorren las verdeazules aguas que rodean esta tranquila isla. Con la bandera azul hondeando se puede disfrutar, a lo largo de todo el año, del silencio y las maravillas de la isla desierta más bella que encontrarás en el Algarve.

2.- Playa da Ponta Ruiva

Al sur de las arenas blancas se encuentra una roca rojiza. De las luces del atardecer y la tranquilidad de la zona nace un filtro natural único que crea una atmósfera mágica. Esta es la recompensa para aquellos que se atreven a iniciar la divertida aventura que resulta llegar hasta la playa, un camino de tierra que sale de la carretera de Sagres será tu guía en esta hazaña.

Playa da Ponta Ruiva, Portugal
Playa da Ponta Ruiva, Portugal | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

3.- Playa do Barranco

El barranco que da nombre a esta playa está rebosante de árboles frutales, una escena única vista desde la cima o desde la arena. La bahía de aguas cristalinas forma una piscina natural con un rico fondo marino, muy atractivo para los amantes de las profundidades.

Playa do Barranco, Algarve
Playa do Barranco, Algarve | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

Abundan los cantos rodados o ‘rebolinhos’ y con ellos se pueden construir pequeños refugios para protegerse del viento que se levanta en la zona.

4.- Playa do Castelejo

El Parque Natural do Sudoeste Alentejano e Costa Vicentina (Vila do Bispo), un espectáculo de la naturaleza más salvaje. Un enclave vigilado por dos colinas y sus acantilados de más de 100 metros de altura. La zona está formada por rocas de pizarra y el intenso negro contrasta a la perfección con las blancas arenas.

Playa do Castelejo, Algarve
Playa do Castelejo, Algarve | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

Un paraíso para los más tranquilos, pero también para los más atrevidos. Cerca de la orilla surge la ‘Pedra da Lage’, un castillo rocoso, que los surfistas juegan a esquivar en días de buenas olas.

Así son las Islas Cíes, el paraíso español que fascina a 'The New York Times'

5.- Playa da Arrifana

Una playa con forma de concha, protegida por inmensos acantilados y vistas a dos maravillas dignas de cualquier película. En la zona norte se pueden ver del mayor Ribat musulmán de la Península Ibérica, una fortaleza de gran valor arqueológico. Y en medio del agua se encuentra la ‘Pedra da Agulha’ un inmenso risco hogar de los nidos de las cigüeñas blancas.

Playa da Arrifana, Algarve
Playa da Arrifana, Algarve | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

6.- Playa do Telheiro

Un artista pintó con los naranjas más intensos las piedras de la montaña caliza con formas extrañas esculpidas por el viento y con un naranja más suave las arenas de esta playa. Con oscuros colores se pintaron las rocas de pizarra en la antigua cordillera y azules intensos para las aguas del océano Atlántico. Una obra de arte en la última playa antes de llegar al Cabo de San Vicente.

Playa do Telheiro, Algarve
Playa do Telheiro, Algarve | CLAUDIO CANTU' - KANTOIS / ISTOCK

7.- Playa do Homem Nu

La Playa del Hombre Desnudo. La historia del superviviente de un naufragio que llegó sin ropa a las orillas de este paraíso virgen y salvaje, da nombre a esta espectacular playa nudista. Un paraíso único situado en la Isla de Tavira.

Playa do Homem Nu, Algarve
Playa do Homem Nu, Algarve | Imágenes cedidas por Visit Algarve Portugal

8.- Playa de Benagil

El secreto a voces de esta playa es la cueva de Benagil. Una gruta natural excavada por el océano y el viento, coronada por una claraboya. Un lugar único para contemplar la inmensidad del mar, un templo de la naturaleza, un viaje a las entrañas rocosas de Portugal.

Gruta de Benagil, Algarve
Gruta de Benagil, Algarve | Juan Carlos fotografia / ISTOCK

9.- Playa da Barriga

La belleza más oculta aguarda al final de un valle verde y extenso, que la nutre y la protege. Según de Financial Times una playa de “belleza feroz”, y no es para menos porque, tras una caminata por prados vírgenes y dunas, el visitante descubre la inmensidad y la calma de este paraíso.

Playa da Barriga, Algarve
Playa da Barriga, Algarve | Maxence Noiret / ISTOCK

Negros acantilados, paseos por finas arenas y posibles aventuras intentado alcanzar Castelejo te esperan en Playa da Barriga, en Vila do Bispo.

10.- Playa da Salema

Lo mejor a veces viene en frascos pequeños y eso nos lo confirma Salema. Un tranquilo pueblo de pescadores con la historia grabada en la roca de sus acantilados, con huellas de dinosaurio de hace 140 millones de años o las ruinas de una antigua villa romana. Aunque, también se puede disfrutar de una gastronomía fresca y exquisita gracias a las delicias que traen cada mañana los pescadores del pueblo.

Vista aérea del pueblo y la playa Salema
Vista aérea del pueblo y la playa Salema | Nisangha / ISTOCK

Una de las 50 playas más bellas del mundo, según el diario The Guardian, muestra la belleza de lo cotidiano y de la magia de vivir en un paraíso digno de cualquier película.