Noruega 'low-cost': 10 planes en Oslo sin gastarte un céntimo

¡Sí! Se puede viajar y disfrutar de Oslo sin tener que rascarse el bolsillo 

Álvaro Martínez Fernández
 | 
Foto: Oliver Cole | Unsplash

Capital de un país agraciado y con una portentosa naturaleza, Oslo es una de esas ciudades que todo viajero ha tenido o tiene en su imaginario para futuros grandes viajes. Y es que la capital de Noruega, además de ser una de las más verdes y con más conciencia ambiental del planeta, es uno de esos lugares en el que encontramos un amplio abanico de posibilidades: desde su exuberante naturaleza a sus altos y modernos edificios pasando por sus incontables museos y rincones.

Pero muchas veces caemos en la tentación de pensar que viajar al norte de Europa va a suponer tener que gastarnos mucho dinero. Pues bien, te enseñamos que puedes disfrutar de un Oslo completamente low cost a través de 10 planes que prometen animarte a viajar a una de las capitales más verdes del planeta. ¿Nos acompañas?

1. Arte al aire libre

Una de las primeras cosas que debes hacer al llegar a Oslo es salir a explorar el arte en sus calles y parques. Algunos de los parques más grandes de la ciudad cuentan con esculturas que puedes admirar de forma gratuita.

tomch / ISTOCK

No solo eso, porque además hay numerosas muestras de fascinante arte urbano y esculturas increíbles repartidas por toda la ciudad. Ejemplo de ellos son las que podemos encontrar en su bellísimo Jardín Botánico o en el parque de esculturas de Vigeland. Eso sí… no te vayas sin visitar las obras callejeras de Martin Whatson.

2. Pasear por la ciudad

La mejor manera de descubrir Oslo es, sin duda, caminando. Una buena opción es caminar frente al mar o a lo largo del paseo marítimo de nueve kilómetros de largo. También puedes acercarte a ver el centro o seguir alguno de los canales que cruzan Oslo.

Akerselva, Oslo | Nick Night

Si has viajado a Oslo sabrás que una de las rutas para patearse la ciudad más conocida es la del río Akerselva. Un bellísimo sendero fluvial que es perfecto para caminar, para correr o para ir en bicicleta. Nosotros también te recomendamos que vayas a visitar el Parque Frogner.

3. Una ruta arquitectónica

En Oslo hay diferentes rutas arquitectónicas que puedes seguir. ¿Prefieres visitas históricas obligadas o modernos símbolos arquitectónicos? Bueno, elijas lo que elijas hay una cosa que sí o sí debes hacer: caminar sobre el tejado del edificio de la Ópera.

Mlenny / ISTOCK

Pero no es lo único, si paseamos por la ciudad no pararemos de encontrarnos con barrios con una fascinante arquitectura. Nosotros te recomendamos que visites el edificio Barcode, la Catedral de Oslo, el Palacio Real y la Mezquita Central Jam-e-Mosque.

4. Oslo… subidos en bicicleta

Si bien es cierto que este plan no es gratis a menos que tengas un amigo que te preste su bicicleta en la ciudad… es un plan muy económico y que merece mucho la pena. Y es que Oslo es una ciudad perfecta para montar en bicicleta, ya que las distancias entre el centro y las afueras son cortas.

LeoPatrizi / ISTOCK

Además, en Oslo tienes la facilidad de que puedes usar sus bicicletas públicas repartidas en más de 100 estaciones por toda la ciudad y que destacan por sus reducidos precios.

5. Un chapuzón solo apto para valientes

Sabemos que la temperatura de sus aguas es solo apta para unos poco valientes… pero creemos que merece mucho la pena probar las aguas noruegas. Y es que la localización de Oslo es perfecta para encontrar infinidad de opciones para darse un baño tanto en agua dulce como en salada.

cassinga / ISTOCK

Puedes zambullirte en las aguas del muelle del centro de la ciudad o ir de isla en isla por el fiordo de Oslo en el que encontrar un lugar en el que solo estés tu acompañado por la desbordante naturaleza.

6. Museos gratis

Sí… admirar las obras de arte de Oslo no siempre tiene que estar relacionado estrechamente con gastarse dinero. Y es que muchas galerías de arte de la ciudad muestran sus obras de forma gratuita, así como muchos museos cuentan con días de acceso gratuito para visitar sus colecciones permanentes.

Museo Munch, Oslo | Sergio Delle Vedove / ISTOCK

¿Qué museos podemos encontrar en Oslo? El Museo de la Defensa, El Museo de Ciencias Naturales, el Museo Intercultural, el de la Arquitectura, el del Trabajo o el de Edvard Munch.

7. Encontrando la paz en el bosque

Si por algo destaca Oslo en por tener muy cerca más de 2.000 kilómetros cuadrados de bosque que te darán la paz y la tranquilidad que necesitas. Y es que sus bosques cuentan con una excelente red de senderos señalizados para esquiar y hacer senderismo.

Ivar Østby Simonsen / ISTOCK

Nosotros te recomendamos que visites Ostmarkestra, Vettakollen, Oyungen o el lago de Maridalsvannet. Aunque son solo algunos ejemplos de los cientos de bellísimos lugares que podemos encontrar a escasos minutos de la ciudad.

8. Un paseo por la historia

Oslo está llena de lugares y monumentos históricos en los que empaparte plenamente de la cultura y la historia de esta ciudad. Aquí podrás descubrir grabados de la Edad de Piedra, restos de la Edad Media y edificios que se remontan a la época del reino de Dinamarca y Noruega.

Dreamnordno / ISTOCK

¿Qué visitar? El Monasterio de St. Olav, las ruinas del convento de Hovedoya, la fortaleza de Akershus o las ruinas de Maridalen.

9. Planes de invierno

Visitar Oslo en invierno es encontrarte sus paisajes y sus calles completamente nevadas, y es por eso que es un escenario perfecto para hacer todo tipo de planes invernales. Nosotros te recomendamos que te deslices por el famoso tobogán de Korketrekkeren… ¡te vas a divertir!

Visionkick / ISTOCK

10. Oslo Pass: la mejor forma de viajar a Oslo

Esta tarjeta te permite acceder a museos y otros lugares turísticos sin coste adicional. Pero no solo eso… con esta tarjeta podrás utilizar el transporte público de forma gratuita.

También puedes tener descuentos en excursiones guiadas, restaurantes y una infinidad de cosas para exprimir la ciudad al máximo. Se puede adquirir por internet o en los puntos de atención de Oslo y tiene una validez de 24, 48 o 72 horas.