10 planes para disfrutar del invierno en Malta

Fotografiar la cúpula de la Catedral de Mosta, visitar La Valetta o descubrir los templos megalíticos de Malta son algunos de sus imprescindibles. 

Viajar
 | 
Foto: davidionut / ISTOCK

En medio del Mediterráneo, el archipiélago de Malta ha sido un territorio tradicionalmente deseado por las principales potencias europeas y africanas, pues quien lo controlase, tendría el control del Mediterráneo. Hoy, como país independiente, Malta es un precioso enclave donde la historia y la cultura se funden con su magnífica costa, donde las aguas cristalinas del mar Mediterráneo contrasta con los ocres y dorados del litoral. No hace falta esperar al verano para disfrutar de Malta, sino que en invierno ofrece una visita diferente, lejos de las aglomeraciones y con el buen tiempo por bandera. Y es que, sus 15ºC de media diaria, son todo un aliciente para aquellos que buscan practicar todo tipo de deportes acuáticos (surf, cano, buceo, kayak…), familiarizarse con la espeleología, hacer rutas de senderismo o, incluso, descubrir parte de su legado históricos a través de sus paisajes costeros.

ISTOCK

Valetta 2018

Con un bello entramado arquitectónico y una de las historias más ricas del Mediterráneo, La Valetta -capital de Malta- abre sus puertas al mundo al hilo de la Capitalidad Europea con un año cargado de festivales, exhibiciones y proyectos culturales. Uno de los acontecimientos más esperados es la apertura del nuevo museo de arte MUZA, antiguo Museo Nacional de Bellas Artes, cuya apertura se espera para mediados de año.

Catacumbas de San Pablo y Santa Agatha

Atravesar las murallas de Mdina y visitar Rabat y las catacumbas de San Pablo y Santa Águeda es uno de los imprescindibles en un viaje a Malta. Su particular tamaño (más de 500 galerías subterráneas), diseño y elementos decorativos, en los que se puede ver claramente la simbología cristiana inicial, las convierten en una verdadera joya histórica.

Templos Megalíticos

Los templos megalíticos de Malta son un conjunto de edificaciones que constituyen la manifestación de una cultura megalítica singular que se desarrolló en las islas de Malta y Gozo entre los años 5.000 a. C. y 2.500 a. C. Algunos de los más representativos son el de Ggantija, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980; el de Hagar Qim, dedicado al culto de la Madre Diosa; y Ggantija, utilizado para definir las mejores fechas para el cultivo.

ISTOCK

Popeye Village

¿Te suena Robin Williams haciendo de Popeye en la película que se estrenó en 1980? ¡Pues se rodó en Malta y sus decorados se han convertido en un parque temático! Olivia, Popeye e incluso Brutus reciben a los visitantes de este pequeño pueblo dirigido a los más pequeños con atracciones de todo tipo.

La Ciudadela de Gozo

Visible desde casi toda la isla, la Ciudadela de Gozo hunde sus raíces en la Edad Media. Durante siglos el enclave sirvió como refugio contra el ataque de los corsarios, barbaros y sarracenos. Algunas de sus paradas indispensables son el Museo de Arqueología y el polvorín, lugar donde se almacenaba la pólvora para los cañones de la Ciudadela a finales del siglo XVII y durante siglo XVIII.

ISTOCK

Mdina

También conocida como la Ciudad del Silencio, es uno de los lugares con más encanto de las islas. Su arquitectura barroca, sus palacios privados, iglesias y plazas bien merecen una escapada de un día. También son muchos los que se acercan hasta este enclave para visitar sus tiendas de artesanía local para llevarse un recuerdo.

Hipogeo de Hal Saflieni

Una de las joyas de la corona de Malta es su Hipogeo de Hal Safliene, único templo subterráneo prehistórico del Mundo. La necrópolis consta de tres niveles: unas cuevas naturales, una sala principal donde se encontró la famosa estatuilla de la Dama Durmiente; y la Sancta Sanctorum, famosa por sus tres columnas y que fue utilizada en su día como almacén de grano.

Las Tres Ciudades

Pasear a pie por Senglea, Vittoriosa y Cospicua y observar detenidamente sus balcones, puertas de colores y muros de piedra, permite a los viajeros conocer de primera mano el pasado militar de a isla. Y es que esta triada de ciudades, que también recibe el nombre de La Cottonera, sirvieron de hogar y fortaleza a casi todos los habitantes de Mata durante la guerra.

ISTOCK

Marsaxlokk

Es el pueblo de pescadores por excelencia en Malta. Entre semana, lo pescado es trasladado al mercado de La Valetta, pero los domingos es vendido al por menor por los propios pescadores en el muelle. Es precisamente ese día de la semana cuando los restaurantes de la zona se llenan de turistas y locales que esperan degustar alguno de estos frescos ejemplares.

Catedral de Mosta

Mosta es una de las ciudades más habitadas de toda Malta y destaca por su espectacular iglesia dedicada a Santa María de la Asunción, que cuenta con la mayor cúpula de la isla y la tercera más grande de Europa. De corte neoclásico, tiene 37 metros de diámetro y fue edificada a mediados del siglo XIX