Los 10 municipios españoles en los que la lentitud es religión

Filosofía slow es el leitmotiv de estos diez pueblos unidos a una red que nació en Italia en 1 999.

José Miguel Barrantes Martín
 | 
Foto: pkazmierczak / ISTOCK

Las prisas están prohibidas y la estresante vida que predomina en las grandes ciudades, con todo lo que conlleva, es el paradigma de lo evitable. Las consignas están claras y su logotipo, un caracol, nos ayuda a recordarlas. Evitar el crecimiento desmedido de la población, la solidaridad entre territorios, centros históricos peatonales, fomento del pequeño comercio y de los productos autóctonos, así como la conservación del patrimonio natural y cultural y el desarrollo de un turismo sostenible, son algunas de sus premisas.

Hablamos del movimiento Cittaslow, un proyecto que nace en Italia en las postrimerías del siglo XX, que se ha extendido en una red que abarca diferentes países como Alemania, Holanda, Gran Bretaña o Noruega. Basado en sus orígenes en la filosofía del Slow Food, esta corriente basada en el buen vivir se ha transmitido por España, aglutinando a una decena de localidades que han decidido implicarse de lleno en este compromiso. Te presentamos cuáles son estas diez integrantes:

Balmaseda

Alvaro Campos / ISTOCK

La primera villa fundada en el señorío de Bizkaia, allá por 1 199, y a tan sólo treinta kilómetros de Bilbao, este hermoso pueblo por el que discurre el río Cadagua, con el Puente Viejo o Puente de la Muza como símbolo, se halla enclavado en un lugar espectacular rodeado de verdes montes.

Bonilla1879 / ISTOCK

La conocida como «ciudad del mueble», cuenta entre sus eventos más destacados con un prestigioso mercado medieval, así como su conocida Semana Santa, popular por su Via Crucis viviente, protagonizado por los propios habitantes; pero quizás lo más emblemático sea su tradicional Día de las Putxeras, cada 23 de octubre, en el que se prepara un típico guiso elaborado en grandes pucheros, a base de alubia roja, chorizo, morcilla y tocino, cocinado a fuego lento, en sintonía con la filosofía del Slow Food.

Begues

turisme.elbaixllobregat.cat

A unos 30 kilómetros de la ajetreada y colosal Barcelona, en la comarca del Bajo Llobregat, se sitúa este remanso de paz que es el pueblo de Begues. Con el Parque Natural del Garraf como principal baluarte, Begues es la puerta natural a este paraíso de vegetación, como bien representa su mirador de El Mur, una preciosa ventana a cielo abierto hacia la inmensidad del bosque.

Begur

photooiasson / ISTOCK

El corazón de la Costa Brava y del Bajo Ampurdán es una pequeña joya del litoral catalán. La típica imagen de sus coloridas casas de estilo colonial colgadas en pequeños acantilados es todo un icono. El principal núcleo de población, con el Castillo de Begur en lo más alto de su trazado, las vistosas torres diseminadas por sus calles o las llamativas casas de estilo indiano, representan lo más característico de su paisaje urbano.

letschert / ISTOCK

Fruto de su esfuerzo por conservar los valores locales, todos los años se celebra la Feria Indiana, en la que sus habitantes se visten con elegantes indumentarias de estilo caribeño en un festejo marcado por habaneras y bebidas exóticas que recuerdan a sus antepasados que migraron a Cuba y volvieron con el tiempo a sus hogares.

Bubión

turgranada.es

Bubión es una hermosa localidad asomada a un barranco, enclavada en la Alpujarra Granadina y el Parque Nacional de Sierra Nevada. Con esta presentación es fácil adivinar las espléndidas vistas que nos ofrecen sus empinadas calles y viviendas escalonadas, siendo Conjunto Histórico-Artístico y considerado uno de los pueblos más bonitos de España. Además de este rico patrimonio, el acervo local se manifiesta y conserva también en su cocina, con la Sopa de almendras y el Potaje de castañas como peculiares ejemplos de tradición popular.

La Orotava

pkazmierczak / ISTOCK

Es el municipio a mayor altitud y con mayor desnivel de toda España, llegando desde el mismo nivel del mar hasta los 3 718 metros, en la ladera del Teide, en la isla de Tenerife, aunque su núcleo de población principal se encuentra situado bastante más abajo. El casco histórico de La Orotava está declarado Conjunto Histórico-Artístico, y no es para menos, pues el encanto de sus calles, donde abundan las casas señoriales - con la Casa de los Balcones como principal exponente - y los Jardines del Marquesado de la Quinta Roja, también conocidos como Jardines Victoria, son una buena muestra de ello.

Lekeitio

GAPS / ISTOCK

Lekeitio es un bucólico y pintoresco puerto de las orillas del Golfo de Vizcaya y uno de los más bonitos de toda la provincia. La estampa de la Basílica de la Asunción de Nuestra Señora supone el decorado perfecto para este precioso y típico pueblo marinero que bien merece una visita.

Morella

JackF / ISTOCK

Es, sin lugar a dudas, uno de los pueblos más bonitos de España. Situado en el norte de la provincia de Castellón, el castillo, la Iglesia de Santa María, el acueducto, las cuevas prehistóricas y otros muchos atractivos, suponen el sinfín de diferentes excusas que atraen cada año a un gran número de visitantes a esta población, ejemplo a seguir en el cuidado de su casco antiguo, todo un baño de relax donde manda el peatón.

Mungia

escapadarural.com

Otro de los municipios vizcaínos de la lista, genuino por los cuatro costados y defensor del patrimonio cultural vasco. Ese gusto por la conservación de lo antiguo se nota en especial en sus caseríos. En algunos de ellos, reconvertidos en restaurantes, se puede degustar la característica torta de  maíz de Mungia, la Mungiako taloa. Junto a estos, el caserío más importante de todos ellos es Landetxo Goikoa, una de estas típicas construcciones rurales y la más arcaica de Vizcaya, integrada en el Parque Mitológico del País Vasco, una interesante muestra de las creencias y leyendas de esta región.

Pals

Instagram visitpals

Muy próximo a Begur, en la Costa Brava, Pals ha sabido conservar casi intacto su casco histórico, siendo uno de los ejemplos medievales mejor preservados de toda España, además de contar con un entorno espectacular. Pero si por algo destaca esta localidad es por su amor por el arroz. No debes perderte alguno de sus platos elaborados con este ingrediente, en especial sus arroces a la cazuelaAbril es uno de los mejores meses para visitarlo, cuando se llevan a cabo dos eventos importantes, «Pals y la cocina de arroz», y «Vívid», el festival del vino.

Rubielos de Mora

fcafotodigital / ISTOCK

Considerado el «Pórtico de Aragón» por su situación estratégica como mirador natural del altiplano de Teruel, este sugestivo pueblo cercano a la Sierra de Gúdar está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Sobre la base de su bien conservado casco histórico, esta población ha sabido arraigar la tradición de celebrar su Feria Medieval, remontándose al siglo XV, en la que toda la localidad se transforma para celebrar este importante evento anual.