Western Village, un parque temático abandonado en Japón

Una viaje al salvaje oeste americano en pleno centro de Japón.

VIAJAR
 | 
Foto: adamkaz / iStock

En la prefectura de Tochigi, muy cerca de la ciudad de Nikko y muy cerca de Tokio, el llamado en un principio Kinugawa Ranch y más tarde Western Village, es un antiguo parque temático dedicado al "Salvaje Oeste" norteamericano abandonado desde el 6 de diciembre de 2006.

El Western Village comenzó su andadura a principios de los '70 como una atracción adicional para todos aquellos que llegaban hasta Nikko para disfrutar de sus aguas termales. Su éxito fue mayúsculo al principio e, incluso, en 1995 se amplió el parque con varios edificios y una réplica del Monte Rushmore.

Todo iba más o menos bien hasta el 6 de diciembre de 2006 cuando el parque cerró para, en principio, acometer una serie de reformas pero nunca más volvió a abrir. A partir de entonces vándalos y ladrones lo invadieron pero no solo ellos. A pesar de tener una orden de demolición desde 2014 parece que nunca llega y muchos son los que se atreven a rebasar su valla y adentrarse en los que aún queda en pie: dos gigantescos restaurantes, un falso hotel, una barbería, un banco, una herrería, la oficina del sheriff. También otras atracciones que nada tienen que ver con el "salvaje oeste": una casa encantada, una atracción de disparos con pistolas futuristas y una tienda fotográfica en la que te podías disfrazar con ropas de época.

Pasar por esas calles abandonadas, entrar en los edificios demacrados o fotografiarse con algunos de los maniquíes y muñecos que aún se encuentran en estos edificios es una experiencia que muchos no quieren dejar pasa, sobre todo si sabes que en breve, cuando lo derrumben, el Western Village de Japón desaparecerá por completo.