Reservas de última hora, ¿sí o no?

Los españoles, a diferencia de turcos, rusos y griegos, no son los más tardones a la hora de reservar sus vacaciones.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Flightlevel80

Seguramente, si tienes intención de realizar una escapada este verano, ya tendrás el vuelo reservado, el alojamiento organizado e incluso las recomendaciones de qué ver y hacer perfectamente anotadas. Y es que el dicho popular que asegura que los españoles dejan todo para el último momento, en materia de viajes por lo menos, parece no ser así. De hecho, solo el 39% de ellos compran sus vuelos con menos de 30 días de antelación.

Así lo revela el comparador de vuelos Skyscanner, tras analizar el comportamiento de sus usuarios web y móvil entre el segundo semestre del 2016 y el primero del 2017. Los datos, que muestran a España en la duodécima posición del ranking europeo, aseguran que los españoles se podrían ahorrar un total de 85.046.742 euros al año si compraran los vuelos con más anticipación o si fueran mejores conocedores de las herramientas de búsquedas de vuelos.

Entre los ciudadanos europeos que más improvisan sus vacaciones se encuentran los turcos (61%), los rusos (56%), los griegos (50%) los suecos (45%) y los austríacos (43%). El top ten lo completan algunos de los países vecinos como Francia en sexta posición (42%), Portugal en séptima (41%) e Italia en décima (41%).

Según los datos analizados por el metabuscador, los vuelos comprados en el último minuto han presentado una media del 21% de subida comparados con los vuelos comprados con 31 días de antelación o más. Sin embargo, a pesar del promedio, ha habido vuelos que no han encarecido mucho o incluso han sido más baratos en el último minuto.

En cuanto a España, los destinos con precios más elevados para volar en el último minuto han sido San Sebastián (36%), Almería (31%) y Granada (31%), aunque la buena noticia es que la diferencia de precios, en el peor de los casos, no ha superado los 72 euros de media por billete de ida y vuelta.

Por otro lado, cabe destacar que los vuelos de última hora más baratos tenían como destino La Palma, perteneciente al archipiélago de Canarias. Los turistas que compraron estos billetes -con menos de cuatro semanas de antelación- se ahorraron entre el 1% y el 2%.