Un pueblo suizo prohíbe hacer fotos

La villa suiza de Bergün ha prohibido a los turistas hacer fotos de la localidad y sus paisajes.

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

Imagina un precioso pueblo de montaña, los Alpes al fondo, las calles empedradas y casas decoradas al más puro estilo italiano renacentistas a través de la técnica del esgrafiado. Estos es Bergün, una comuna del cantón de los Grisones en la que se ha prohibido a los turistas hacer fotografías. No es que quieran mantener ningún secreto es que no quieren hacer a nadie infeliz. Según afirman es su propia página web "está científicamente comprobado que las fotografías bonitas de las vacaciones publicadas en las redes sociales hacen infeliz al espectador porque no puede estar allí", lo que quieren evitar con esta medida.

www.facebook.com/berguenfilisur

Sometida a votación el pasado 29 de mayo de 2017 entre los habitantes de la villa, esta prohibición es real y se multa con 5 francos (unos 4 euros) a quien se la salte y sea pillado haciendo fotos sin el permiso correspondiente. El dinero se destinará a proteger los paisajes y la naturaleza de Bergün aunque para evitar la multa se puede conseguir un permiso especial, tal y como afirma Peter Nicolay, alcalde de la localidad en un video:

Y es que la prohibición no ha sido muy bien acogida a pesar de que en realidad se trata de una campaña de marketing realizada por la oficina de turismo de los Grisones para dar a conocer Bergün al resto del mundo. Gracias a este anuncio, este pequeño pueblo de los Grisones es conocido fuera de sus fronteras no ya por ser el pueblo de Heidi sino por sus preciosos paisajes.

En cualquier caso, aunque la prohibición se eliminó casi inmediatamente,  está previsto que la prohibición de realizar fotos en Bergün sea eliminada oficialmente en la próxima reunión vecinal. Lo que es cierto es que el municipio nunca pensó que esta acción desencadenaría tanta repercusión y cobertura como ha conseguido.