Nieva en el Sahara

Parece que está empezando a ser "común" que nieve en el desierto cálido más grande del planeta Tierra.

Viajar
 | 
Foto: Pavliha / GETTY

Dunas cubiertas de nieve y el ocre de la arena teñida de blanco es lo que se pudo ver la semana pasada en el desierto del Sahara, el desierto cálido más grande de la Tierra. Este fenómeno es la cuarta vez que sucede en 40 años y se debe al temporal que asoló Europa la primera semana de enero. Las intensas ráfagas de aire frío llegaros hasta el norte del Sahara, donde las temperaturas por las noches pueden alcanzar los 10º bajo cero.

Según informó El Periódico, la nevada del pasado 7 de diciembre, ocurrió el las inmediaciones de Ain Serfa, una ciudad situada en la zona argelina del desierto. Aquí, la arena del desierto apareció cubierto por un manto de nieve que desapareció en apenas media hora, y es que un desierto siempre es un desierto, y las temperaturas cálidas hicieron su labor.

Este enclave es la cuarta vez en 40 años que aparece una mañana cubierto de nieve y es que es hay que remontarse a 1979 para recordar la primera de estas nevadas. Desde entonces y hasta diciembre de 2016 no había vuelto a suceder, pero en apenas un año ha nevado en el Sahara tres veces: diciembre de 2016, enero de 2017 y enero de 2018. La última nevada ha registrado 40 centímetros de grosor.