Maletas en Ryanair

La aerolínea cambia su política de facturación de equipajes y sólo permitirá llevar un bulto en cabina a aquellos que no tengan el "embarque prioritario".

viajar
 | 
Foto: izusek / ISTOCK

Para evitar retrasos en el embarque y en los vuelos. Esta es la razón que han dado los responsables de Ryanair para no dejar subir a la cabina dos bultos en sus vuelos, excepto a aquellos que hayan pagado el embarque prioritario. El resto tendrá que bajar el más grande a la bodega y esperar a la llegada del vuelo en las cintas a que salga su maleta, aunque no tendrá coste para el pasajero.

Este cambio de política en facturación de equipajes se debe, además de por los retrasos ocasionados a la hora del embarque por la búsqueda de hueco para el equipaje, por la falta del mismo. Y es que cada vez son más los pasajeros que deciden no facturar su equipaje por lo que el hueco de los aviones destinado a tal menester ya no es suficiente y no cabe.

Por este motivo, a partir del 1 noviembre, todo aquel que no cuente con el embarque prioritario (incluidas las tarifas Plus, Flexi Plys y Family Plus) en los vuelos de Ryanair tendrá que bajar la maleta más grande a la bodega cuando llegue a la puerta de embarque. El embarque prioritario tiene un precio de 5 libras en el momento de la reserva del vuelo y de 6 libras en momentos posteriores al vuelo, hasta una hora antes del despegue. Además, la compañía avisa que quien se niegue a que su maleta sea bajada a la bodega no teniendo el embarque prioritario no podrá subir al avión y el no le será devuelto el billete.

Por otra parte, Ryanair también ha modificado su política de facturación. De este modo, incrementa de 15 a 20 kilos el peso de las maletas facturadas y baja el precio de 35 a 25 libras por cada bulto facturado.

Desde Ryanair afirman que la reducción del precio en las maletas facturadas "va a costar a la compañía unos 50 millones de euros. sin embardo, creemos que ofrecer más espacio en las maletas va a animar a los clientes a facturarlas, lo que reducirá el alto volumen de clientes que llegan con dos bultos a las puertas de embarque, lo que causa retraso en el vuelos debido al gran número de maletas que se llevan a la bodega".