Sobre el insomnio y la higiene del sueño

El insomnio es mucho más frecuente de lo que cree la gente: en España existen más de 4 millones de personas con insomnio crónico, y entre un 25% y 35% de la población adulta lo sufre de forma transitoria.

VIAJAR
 | 
Foto: SALUDBOX

El insomnio es, tal y como lo define Wikipedia, "una enfermedad que se define como dificultad para iniciar o mantener el sueño". Incluye tanto el insomnio inicial, es decir, las dificultad para conciliar el sueño, como el despertarse varias veces a lo largo de la noche o el insomnio terminal, que consiste en levantarse muy pronto por la mañana, antes de la hora prevista.

El insomnio es mucho más frecuente de lo que cree la gente. Y así lo reflejan los datos oficiales sobre la enfermedad: en España existen, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN) más de 4 millones de personas con insomnio crónico, y entre un 25% y 35% de la población adulta lo sufre de forma transitoria.

Las causas del insomnio son muy variables:

  • Estrés y ansiedad
  • Malas condiciones del espacio de descanso
  • Hábitos irregulares de sueño
  • Malos hábitos de nutrición
  • Consumo de sustancias excitantes del sistema nervioso (alcohol, café, te…)
  • Dolor tras una intervención quirúrgica
  • Abstinencia de sustancias depresoras del sistema nervioso (como el alcohol).
  • Transtorno de estrés post-traumático

Recomendaciones para prevenir el insomnio

Hay diversas acciones que podemos llevar a cabo para tratar de prevenir el insomnio. Por un lado, evitar el consumo de sustancias excitantes entre 4 y 6 horas antes de ir a dormir, y la nicotina cerca de la hora de acostarse. Por el otro, tratar de reducir el consumo de alcohol, que puede ocasionar despertares en medio de la noche.

También es importante controlar lo que se come para cenar: una comida abundante puede hacer que el sueño sea poco profundo, pero tampoco es recomendable ir a dormir con hambre. Practicar deporte ayuda, siempre y cuando sea 3 o 4 horas antes de acostarse.

Otro de los puntos clave es llevar a cabo una higiene del sueño. Eso implica mantener unos horarios de sueño regulares, tanto al ir a dormir como al levantarse, Seguir pautas de conducta regulares en el tiempo previo al sueño: poner el despertador para el día siguiente, beber un vaso de leche, lavarse los dientes…  Y dejar de lado las preocupaciones del día cuando uno se acuesta.

¿Qué puedo hacer si sufro de insomnio?

Lo primero que hay que hacer si sufrimos insomnio es hablar con nuestro médico de confianza. Él es quien mejor puede valorar cuál debe ser el tratamiento y los pasos a seguir para acabar con la enfermedad. Muchas veces se puede solucionar el problema planificando una higiene del sueño, y evitando consumir sustancias excitantes o depresoras del sistema nervioso.

Hay otros tratamientos que incluyen la toma de complementos alimenticios con ingredientes activos que favorecen el sueño. Y aquí es donde SaludBox puede ayudarte.

Morpheo: nuestra propuesta para conciliar el sueño

Los complementos SaludBox Morpheo contienen melatonina, azafrán y melisa. La melatonina contribuye a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño, y constituye un remedio eficaz para el insomnio. El azafrán, pese a ser conocido por sus usos culinarios, también puede usarse en complementos alimenticios gracias a su efecto sedante. Y por último, la melisa es una planta usada tradicionalmente como remedio natural, y se la conoce por su efecto relajante.

Sus efectos se notan en cuestión de minutos. El comprimido entra a nuestro organismo por la vía sublingual, con lo que sus ingredientes se absorben de forma rápida y eficaz. Y además, tiene una ventaja extra para vosotros, viajeros: ayuda a regular el sueño en personas que experimentan Jet Lag. 

¿A qué esperas para dormir? Visita tu farmacia y pídelos ya. Entra en SaludBox.com y descubre la gama completa.