Cuál es el asiento más seguro de un avión

Cabecera, cola, en medio... Hay determinados asientos en los que es más probable sobrevivir ante un accidente de avión.

Viajar
 | 
Foto: franckreporter / iStock

Que el avión sea el medio de transporte más seguro estadísticamente hablando no tranquiliza a quien tiene miedo a volar. Según las estadísticas, se produce un accidente grave por cada 2'4 millones de vuelos -de ellos sólo en el 20% se producen víctimas-, lo que en coche se traduce en un accidente grave por cada 356.357 trayectos.

Según la revista estadounidense Time, los estudios en cuanto al lugar más seguro dentro de avión brillan por su ausencia  y es que las aerolíneas afirman que da igual la zona en la que se encuentre tu asiento, todos son igual de seguros.

En este sentido, la revista Time en 2015, cansada de la falta de datos, analizó los datos de la base de datos de accidentes aéreos de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos y se dio cuenta de que el 38% de los fallecidos se encontraban en la parte de delante del avión, el 39% en el medio y el 32% en la cola. De esto se desprende que es la parte de atrás de un avión la más segura a la hora de sufrir un accidentes.

Además, analizaron qué asiento es el más seguro en cada una de las filas y se dieron cuenta de que los asientos centrales de la parte trasera del avión son los más seguros mientras que los mismos asientos pero en el tercio medio de la cabina son los más mortíferos.

Por otra parte, tal como recoge The Huffingtonpost, el 2007, la web Popular Mechanics también realizó un estudio propio a través del que analizó los accidentes producidos en aviones comerciales en Estados Unidos desde 1971. De él se desprendió que hay un 40% más de probabilidades de sobrevivir en la cola de avión, justo detrás de las alas, que en la cabecera.

En cualquier caso, lo cierto es que las probabilidades de sobrevivir a un accidente de avión varía más de las circunstancias que rodean al accidente que al lugar en el que uno esté sentado. Y es que la mayoría de los accidentes se suelen saldar con un fuera de pista y no estrellándose como los más miedosos suelen imaginar.