Villafranca del Penedès desde sus campanarios

Villafranca del Penedès (Barcelona) ofrece la oportunidad de observar su conjunto histórico desde las alturas de dos campanarios: el de la Basílica de Santa María y el neogótico de la Trinitat, integrado en un convento que data del siglo XX.

Viajar
 | 
Foto: ISTOCK

En época estival Villafranca del Penedès (Barcelona, Cataluña) se convierte en objeto de todas las miradas gracias a sus dos campanarios: el de la Basílica de Santa María, adosado a su edificio principal y de 52 metros de altura, y el Campanario neogótico de la Trinitat, de 32 metros de alto e integrado en un convento que data del siglo XX.

Cada sábado de agosto, estos campanarios reciben sendas visitas guiadas por las dependencias de los edificios. Así, mientras el campanario de la Basílica de Santa María, que en el pasado tuvo su protagonismo como medio de comunicación, ofrece contemplar una puesta de sol sobre la localidad, el campanario de la Trinitat permite a sus visitantes tener una visión de la historia de Vilafranca desde el siglo XVI hasta nuestros días a través de elementos singulares que se van descubriendo a medida que se sube la escaleras.

El campanario neogótico de la Trinitat, proyectado por el arquitecto August Font, forma parte del conjunto de las obras de los Trinitaris y fue terminado en 1909 cuando recibió el título de parroquia. La visita a este emblemático lugar cuenta su historia desde el inicio de la construcción de este convento en el siglo XVI, momento en que se trasladó desde la actual capilla de Sant Pelegri a su ubicación actual en la calle de la Font. No fue hasta finales del siglo XVII cuando se fueron construyendo el resto de partes del convento: la Iglesia, la capilla de Remei con su frontón triangular, el claustro, el campanario y las dependencias de los monjes. A principios del siglo XIX los Trinitaris fueron expulsados y una parte del conjunto pasó a ser desde 1968 la segunda parroquia de Vilafranca (después de la Basílica de Santa María).

Las visitas guiadas al campanario neogótico de la Trinitat  se inician con una exhibición audiovisual antes de iniciar la subida de tres pisos hasta la parte más alta, donde están las campanas. Desde allí se puede observar unas vistas panorámicas de la localidad de Vilafranca, del campanario de la Basílica de Santa María y de los alrededores de la comarca. La visita, que tienen lugar todos los sábados de agosto a las 20.00 horas y una duración de 90 minutos, se remata con una copa de vino local.

Organizadas por ARAD (https://descobrirpenedes.com), las visitas tienen un precio de 6,75€ y se pueden reservar por correo electrónico en visites@descobrirpenedes.com o a través del teléfono 606 889 257.