Un viaje a las puestas de sol

Desde el Parque Natural Bahía de Cádiz y a bordo de un barco podemos observar atardeceres únicos de Chiclana.

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: ISTOCK

Cada atardecer en Chiclana es especial. Cuando el sol besa la bahía de Cádiz muchos son los curiosos que acuden a la playa, a los chiringuitos o a las terrazas para contemplar cómo la estrella rodea el islote de Sancti Petri antes de esconderse. Precisamente en las cercanías de esa isla, donde cuenta la mitología que Hércules tenía su templo, se detendrá un barco cargado de turistas y curiosos todas las tarde del 1 de julio al 15 de septiembre.

Durante el rato que dura la visita se podrá observar como el resplandor del sol se transforma en un autentico espectáculo de colores de luces rojas, anaranjadas y púrpuras. Este fenómeno, que lleva por nombre la dispersión de Rayleigh,  es sin duda un reclamo turístico sin parangón.

La empresa Albarco ofrece cruceros para ver el atardecer que saldrán todos los días de julio a las nueve de la noche. En agosto se embarcará las ocho y media y en septiembre a las ocho y cuarto de la tarde, ya que a medida que avanzan los meses anochece antes.

Asimismo, Albarco ofrece los martes y viernes del 8 de julio al 11 de septiembre viajes a la puesta de sol de la capital gaditana a través de un recorrido en barco alrededor de las murallas de la histórica ciudad, ofreciendo paisajes inolvidables desde el mar de la Alameda Apodaca y el Parque Genovés. El viaje termina con la puesta de sol en la playa de la Caleta. Esta travesía cuenta con una ruta alternativa por la bahía de Cádiz, dependiendo del estado del mar.

Las entradas se pueden adquirir en la web oficial de Albarco. El precio es de 12 € por adulto y 6€, los niños entre 6 y 12 años. Los menores de 6 años no necesitan entrada.