Todos a la piragua, descendemos el Sella

Llega un año más a Ribadesella su famoso Descenso Internacional del Sella. Este año la cita será el 5 de agosto, cuando se reunirán participantes, bandas de gaitas y espectadores en el concejo asturiano.

VIAJAR
 | 
Foto: ISTOCK

Este año se cumplen 81 desde que Dionisio de la Huerta descendió por primera vez el río Sella con sus amigos. Fue el verano de 1929 y desde entonces, cada primer fin de semana de agosto se repite la hazaña, aunque cada vez con más afluencia. Denominada Fiesta de las Piraguas, el Descenso Internacional del río Sella ha sido declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional y se considera una de las pruebas de descenso más importante del mundo.

La Fiesta de las Piraguas comienza en el pueblo asturiano de Arriondas con los primeros piragüistas y espectadores. Una de las formas de no perderse detalle de la competición es a través del Piraguëru, un tren que circula paralelo por la orilla izquierda del río y a través del que se puede seguir el descenso ya que parte de Arriondas, para llegar al Puente de Ribadesella justo con las llegadas de las primeras piraguas y el comienzo del desfile de bandas de gaitas, personajes de la mitología asturiana y tritones. En su camino, este tren realizará varias paradas para que los viajeros puedan disfrutar del descenso. Mientras tanto, por el lado orilla derecha del río desfilará una caravana multicolor de coches y motos, encargada de apoyar y animar a los participantes.

Así, el descenso propiamente dicho, al que se espera que participen más de 1.000 piragüistas, comenzará a las 12 del mediodía. A partir de aquí, los participantes recorrerán los 20 km que separan Arriondas de Ribadesella a través de fuertes rápidos, aguas cambiantes y alguna que otra zona de calma.

El descenso del Sella, culminará en el puente de Ribadesella, donde tendrá lugar el podium de entrega de trofeos a los ganadores. Pero la fiesta no acaba sin la comida campestre que se realizará al son de la música de las gaitas en los Campos de Oba, situados en la localidad de LLovio.

Ribadesella ofrecerá fiesta durante toda esa semana, con verbenas y actividades para todos los públicos. Además, este concejo es un destino turístico imprescindible, gracias a sus bellas playas, sus salvajes acantilados y a su gran tradición gastronómica, entre otros atractivos.