El Partenón de Atenas construido con 100.000 libros

Una artista argentina ha realizado una réplica exacta del Partenón griego a partir de libros prohibidos como símbolo de resistencia a la represión política

Adrián Lorenzo
 | 
Foto: Roman März

¡La censura ahora es arte y cultura! La artista conceptual argentina Marta Minujín ha creado en Kassel (Alemania) una réplica a escala real de una de las principales obras de arquitectura de la Humanidad, el Partenón de Atenas. La muestra, de 70 metros de largo por 30 de ancho y 20 de alto, ha sido construida a partir de 100.000 libros censurados en países de todo el mundo, como signo de la resistencia a la represión política.

La instalación lleva por título EL Partenón de los Libros y estará disponible hasta el 17 de septiembre en Documenta 14, una de las mayores citas de arte contemporáneo del mundo que se celebra desde 1955 cada cinco años en la ciudad alemana de Kasell. Una vez terminada, los ejemplares serán cedidos a comunidades de inmigrantes y refugiados, además de ser repartidos por bibliotecas públicas, para que todo el mundo que lo desee tenga acceso a ellos.

Cabe destacar que la obra de Minujín está ubicada en el corazón de la plaza Fiedrichplatz, lugar donde los nazis quemaron cerca de 2.000 libros en el marco de la llamada Acción contra el espíritu anti-alemán. Todos y cada uno de los libros utilizados en la construcción se han metido en una funda de plástico para protegerlos de las caprichosas inclemencias del tiempo y se han fijado a una armadura de hierro que reproduce a la perfección la obra maestra.

La mayoría de los ejemplares provienen de donaciones de ciudadanos de Estados Unidos, Argentina, Reino Unido, Francia y España. Entre las obras más destacadas se encuentran  Alicia en el país de las maravillas, que fue prohibido en China en la época de Mao porque los animales parecían inteligentes al lado de los humanos; y Caperucita Roja, vetado en España en los primeros años del franquismo cuando le tiñeron el vestido de azul.

Según palabras de la propia artista, la forma del Partenón de Atenas fue elegida porque simboliza “los ideales estéticos y políticos de la primera democracia del mundo”.